Autores Publicaciones por Francisco Segarra

Francisco Segarra

42 MENSAJES 0 Comentarios
Paco Segarra, escritor, publicitario, estrategia digital. "Preferiría mil veces ser súbdito de un rey que ha jurado mis fueros, que ciudadano de un estado voraz y jacobino como el español". En Twitter @nacionSnivia

Escribo desde la profunda tristeza que produce comprobar que ni unos ni otros aciertan con el diagnóstico que pretenden hacer de un cuerpo, el del territorio español, cuando se trata, señores, de curar un alma, la de España.

"Ustedes pueden llegar a ser los culpables de un grave derramamiento de sangre que se sume al de los niños inocentes que sus leyes permiten asesinar".

No es extraño, ni anormal. Es la consecuencia lógica de la presencia de la Virgen de Guadalupe, de la victoria de la Virgen de Guadalupe.

Leed estas líneas en voz alta, sintiendo la profunda tristeza de un padre, y no la ira infinita de un dios: Vosotros, que escandalizáis a los más pequeños negándoles la ley natural y el derecho a tener un padre y una madre. Vosotros, que traficáis con mujeres y niños y los prostituís, o los asesináis para vender sus órganos.

España anda sobrada de opiniones y de opinadores. España anda sobrada de palabrería hueca, cómoda, burguesa, pija, roja a ratitos, y atea hasta que aparece la pistola en la sien.

Las marcas se creen que nos pueden callar con "preciosas puestas de sol" -dice Francesc, mi periodista, que "eso es exactamente la publicidad: atardeceres de postal"- y que la preocupación por nuestra información en manos de multinacionales no corre peligro porque "lo digo yo"

Se cree que la revolución implica quemar ciudades, pero la realidad es que el cambio solo puede lograrse con un trabajo duro, eliminando gradualmente las estructuras injustas dominantes y reemplazándolas por comunidades mejores, locales, más pequeñas y más equitativas.

Mañana, hipócritas, igual me hago comunista o anarquista o falangista, que es lo mismo todo, más o menos rojo y negro, arriba o abajo, y salgo a la calle a poner bombas en los bancos y en cualquier dependencia de esa máquina de atracar que se llama Estado.

Y Libia, Yemen, Irak, Afganistan, Yugoslavia, Venezuela, Cuba, Vietnam... Pero Siria, hoy, es el horror. Es el tuit terrible, apocalíptico, de @Nour. El infierno en un tuit.