Autores Publicaciones por Pedro Fernández Barbadillo

Pedro Fernández Barbadillo

44 MENSAJES 0 Comentarios
Cuando me digo por las mañanas que el periodismo es lo más importante, me entra la risa. Trato de tomarme la vida con buen humor y con ironía, porque tengo motivos para estar muy agradecido. Por eso he escrito un par de libros con mucha guasa: Bokabulario para hablar con nazionalistas baskos, que provocó una interpelación en el Congreso por parte del PNV, y Diccionario para entender a Rodríguez el Progre. Mi último libro es Lecciones de España, en versión digital: http://www.editorialmanuscritos.com/Lecciones-de-Espana.

¡Cómo les gusta a los salvamundos asustar a la gente! Será que si no sacan un oso polar nadando en el Ártico o un niño junto a una fuente seca no venden o no consiguen socios. La prensa jalea un informe del Ministerio de Medio Ambiente que advierte del avance del desierto en España. Pero la realidad es que cada vez hay más bosques.

¡Menudo gintonic me tomé a cuenta de las elecciones parlamentarias holandesas! La celebración se debe a que el brazo político de la socialdemocracia en Holanda se encamina hacia su extinción.

El 13 de marzo de 1741, los habitantes de la próspera Cartagena de Indias descubrieron una inmensa flota inglesa que se acercaba para atacar su ciudad. Dos meses después, los invasores se retiraron vencidos por el genio del marino Blas de Lezo, el vasco que salvó al imperio español.

En su último artículo en El País, Mario Vargas Llosa aseguró que el comunismo ya es “residual” y para no tener que argumentar cómo entonces oprime a no menos de la cuarta parte de la humanidad, despacha a China Popular como “régimen capitalista autoritario”.

Me he hecho con el borrador de un decreto-ley que se prepara en Moncloa para ‘implementar’ de manera urgente nuevas medidas dirigidas a obtener la igualdad real entre sexos, géneros e identidades sexuales.

El medidor del buenismo marca el máximo con la actitud del individuo ante el drama de los refugiados. En Barcelona unos miles, encabezados por la delantera progresista, desde Serrat a Colau, han pedido que se los dejen llevar a sus casas, sabiendo que ninguno llamará a la puerta.

Cuando yo era un chaval, en las capitales de provincia como Burgos o Logroño había unos enormes carteles en forma de hucha panzuda que se iluminaban por la noche; y los más ingeniosos mostraban una moneda entrando por la ranura. Representaban las cajas de ahorros locales, algunas con nombres tan curiosos como la Caja de Pensiones o el Monte de Piedad.

Establece el tópico que el español es un ser individualista acérrimo, indómito, opuesto a toda orden exterior y por tanto negado para proyectos colectivos. No sé cuánta verdad hay –o hubo- en esa idea.

En la campaña para la presidencia de Francia se está produciendo una serie de sorpresas, salidas no del debate público, sino de despachos cerrados, que recuerdan las operaciones para hundir a Donald Trump.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Mail-1

Suscríbete a nuestro Brief

Suscríbete a nuestro Brief para recibir las últimas novedades y noticias de nuestro equipo

Gracias, tu subscripción se ha realizado con éxito.