Persecución

Persecución

El genocidio cristiano en Oriente Medio y África es una de las formas del horror, a menudo silenciado, en nuestro tiempo. La expansión del terrorismo islamista por Irak, Siria, Libia, Egipto, Túnez o Nigeria está provocando la muerte y el éxodo de decenas de miles de cristianos. La amenaza se extiende a otros países en Asia como Pakistán, Afganistán, China y algunas zonas de la India, donde ser cristiano es asumir un riesgo real de ser asesinado o de perderlo todo. Usamos las mejores fuentes sobre el terreno, en las zonas de mayor peligro, para contar lo que otros medios no están contando sobre la persecución de las comunidades cristianas en las zonas de guerra o de integrismo islamista.

Las autoridades afganas han informado de que la mujer fue condenada a muerte por adulterio, mientras que el hombre con el que mantenía relaciones fue latigado. Los talibán han ejecutado a numerosas mujeres en los últimos años tras acusarlas de adulterio.

Los movimientos feministas y abortistas redoblan sus ataques contra la Iglesia católica en Argentina, pero no sólo de palabra, sino pasando a la acción, amenazando a los fieles o a los sacerdotes, e incluso prendiendo fuego.

La justicia egipcia, que sí reconocía a los funcionarios públicos musulmanes el derecho a tener vacaciones pagadas para poder peregrinar a la Meca, hace ahora lo propio con los cristianos, que aún esperan tener el reconocimiento de ciudadanos de pleno derecho.

El diácono Domenico Oversteyns, que tiene en su posesión documentos con nuevos testimonios de judíos que atestiguan que la existencia de al menos otros cinco monasterios que escondieron a judíos que vivían en Roma durante la Segunda Guerra Mundial.

Los terroristas islámicos asaltaron el albergue de ancianos que regentaban cinco misioneras y secuestraron al sacerdote. Sólo una sobrevivió. El Papa Francisco dijo de ellas: “Estos son los mártires de hoy. Y estos no son portada de los periódicos, no son noticia".

Hace una semana el Estado Islámico lanzó la enésima amenaza contra la minoría cristiana. Un maestro que ha escapado con sus padres y hermanos asegura que los terroristas "tienen listados con los cristianos que viven en la ciudad. Nos vigilan y conocen nuestros movimientos".

Petr Jasek ya está de vuelta en Sudán gracias a los esfuerzos diplomáticos y a la presión internacional a través de ONG. La plataforma MasLibres.org y la fundación CitizenGO han presionado al Gobierno de Sudán durante meses a través de sendas campañas cívicas.

El pasado 7 de febrero cuatro yihadistas irrumpieron en la casa de las religiosas franciscanas de María Inmaculada en la localidad de Karangasso para robar cuanto pudieron además de secuestrar a la hermana Gloria Narváez, la responsable de las misioneras.

El párroco de Coslada apaleado y maniatado el pasado miércoles, López Nuche, está al frente de la iglesia más grande de la Diócesis de Alcalá de Henares, que cuenta con 45.000 fieles, desde hace 24 años. "Lo ocurrido me ha hecho ver lo querido que soy por mucha gente", dice.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Mail-1

Suscríbete a nuestro Brief

Suscríbete a nuestro Brief para recibir las últimas novedades y noticias de nuestro equipo

Gracias, tu subscripción se ha realizado con éxito.