Eli Martín
Eli Martín / Twitter

La dictadura de los políticamente correcto llega también a Telecinco. Y lo hace de una de las formas más surrealistas que nadie hubiese imaginado: por los ‘emojis’ de Whatsapp.

Resulta que una presentadora y colaboradora de este canal, Eli Martín, puso un tuit en el que criticaba que por no faltar al respeto a nadie, estos ‘emojis’ de Whatsapp incluyesen varias opciones de familia: desde una monoparental hasta una homosexual y cada una de ellas con un hijo/a, dos hijos/as o un hijo y una hija, hasta un total de 20 dibujos.

Se sobreentiende que el comentario de esta colaboradora iba dirigido a la política de Whastapp que por no ofender a nadie incluye dibujos que nadie utiliza. Pero parece ser que muchos no lo comprendieron de esta manera y empezaron a atacar a Martín por ‘homófoba’. La cual no tardó en borrar el comentario para intentar evitar males mayores.

De nada le sirvió a Martín defenderse de estos ataques, aunque hay que reconocer que hubo gente que sí la defendió, como presentadora Carmen Alcayde y otros usuarios de la red social.

Para el lobby LGTB, estos emoticonos son muy importantes porque dan visibilidad al colectivo. Y  comparan la situación a lo que pasaría si Wahstapp no hubiese incluido en su momento los diferentes tipos de pieles (desde la blanca hasta la negra) en los dibujos de las manos: que sería racista.

Sin embargo, no consideran que sea racista que esas familias homosexuales u homoparentales sólo se puedan poner de color amarillo y no de diversos colores.

Puestos a pedir visibilidad, se podría exigir a Whatsaap que incluyese emoticonos de niños abortados, o de niños con síndrome de Down o de niñas pequeñas con pene o vagina

También, puestos a pedir visibilidad, se podría exigir a Whatsaap que incluyese emoticonos de niños abortados, o de niños con síndrome de Down o de niñas pequeñas con pene o vagina a elegir, etc.

Cada cuál es libre de pedir, exigir u ofenderse por lo que quieras, pero está claro que a la mínima que alguien opina algo fuera del ideario LGTB la etiqueta homófobo recorre las redes para desacreditarla. Es la clara sustituta a la ya algo anticuada multiusos fascista.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Castellano de la Mancha, estudió Letras y Ciencias Políticas, pero se gana la vida como periodista, escritor, gastrónomo y espectador del paisaje y del paisanaje. Colaborador de Actuall.