El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, y el genial cómico Groucho Marx.
El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, y el genial cómico Groucho Marx.

Elentir ha realizado un interesante análisis de la entrevista que el portavoz del PP en el Congreso de los Diuputados concedió al diario ABC esta semana en la que hacía unas llamativas reflexiones sobre la conveniencia de mantener o no algunos principios ´para ser útil en la vida política.

Por su interees, reproducimos el contenido publicado en el blog Contando Estrelas:

El PP y el marxismo de Groucho: Rajoy da un zasca a su partido en un vídeo de 2007

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Preguntado por los virajes ideológicos del Partido Popular en temas como el aborto o el matrimonio entre personas del mismo sexo, Hernando da esta cínica respuesta:

Somos un proyecto que busca mantener y conectar la mayoría social del país. Es evidente que la opinión pública evoluciona, la sociedad está en permanente cambio. Necesitas principios, si no te conviertes en un zascandil. Pero si tienes principios que permiten adaptarte a la sociedad y hacer un proyecto político que represente la mayoría estarás acertando. Lo que no puedes es basar nuestros principios absolutamente inquebrantables e innegociables en mantener muchos principios con pocos votos, porque entonces te conviertes en una opción inútil para transformar la sociedad”.

La realidad es al revés de como la cuenta Hernando. En las Elecciones Generales de 2011, a las que el PP concurrió con un programa en el que prometía bajar los impuestos y “reforzar la protección del derecho a la vida”, el partido obtuvo una aplastante mayoría absoluta. Después de traicionar esas y otras promesas, el PP perdió 3,6 millones de votos y se quedó en una mayoría simple que le ha hecho muy difícil formar gobierno.

La moraleja era clara: si provocas desconfianza prometiendo una cosa y luego haciendo todo lo contrario, pierdes votos. Pero en el PP son expertos en mirar la realidad al revés. ¿Te castigan en las urnas por tu deriva progre? Pues va el PP y la aumenta, diciendo -con absoluto cinismo y con un pasmoso desprecio por la lógica- que está fenomenal cambiar de principios como quien cambia de zapatos para intentar seguir un poco más en la poltrona.

“El marxismo, el de Groucho Marx, es el origen de todos los problemas” decía Rajoy de Zapatero hace 10 años

Lo que decía Rajoy en 2007 sobre andar cambiando de principios

Antes de llegar al poder Rajoy decía cosas como éstas:

Lo dijo Rajoy el lunes 14 de mayo de 2007 en un mitin del PP en Orense. Cito una parte de lo que se escucha en el vídeo:

Yo al menos tengo principios. Tengo principios, tengo objetivos políticos, programa de Gobierno y medidas que he planteado a los ciudadanos. Los de Zapatero son los de Groucho Marx. Estos son mis principios y si no le gustan, tengo otros.

Mi paisano dijo algo más, que hoy debería sonrojarle a él mismo y a sus compañeros de la cúpula del PP: El marxismo, el de Groucho Marx, es el origen de todos los problemas y cosas sorprendentes que han sucedido en España en los últimos tres años, con un Gobierno que un día dice una cosa y al otro la contraria sin que se le mueva un solo músculo”.

Diez años después de aquellas palabras, con las que criticaba con dureza al socialista Zapatero, ahora tenemos a Rajoy y al PP adhiriéndose a ese mismo marxismo de Groucho e incluso defendiéndolo como el antídoto a la inutilidad. Y aún habrá gente que sigue creyendo que el PP no ha cambiado y que continúa defendiendo lo mismo…

Yo les pregunto: si la razón de ser de un partido es retener el poder a costa de renunciar a sus principios, ¿para qué sirve más allá de para beneficiar a quienes tienen un carguito en él? No se puede pedir a la gente el voto contra Zapatero diciendo que lo hace muy mal, y luego llegar al poder y hacer lo mismo que se criticaba desde la oposición. ¿De qué le sirve al votante de derechas apoyar al PP si no cambia nada y deja intactas las estafas ideológicas que impone la izquierda?

Comentarios

Comentarios