Arnaldo Otegi, durante un encuentro informativo de Nueva Economía Forum. /Youtube
Arnaldo Otegi, durante un encuentro informativo de Nueva Economía Forum. /Youtube

Vaya por delante que, mientras esté dentro de las leyes lo que se diga, la libertad de expresión es sagrada. Incluso la del condenado por ser dirigente de la banda terrorista ETA, Arnaldo Otegi.

Y también digamos a modo de proemio, que nadie duda de que Nueva Economía Forum ha logrado en apenas unos años ser uno de los puntos de encuentro informativos más jugosos de la actualidad española.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Lo que es indignante es que las 150 mayores empresas de España, la inmensa mayoría de ellas extorsionadas por ETA durante décadas, tengan su nombre y, parte de su fortuna, vinculado a un acto en el que Otegi, el candidato fantasma de la marca blanca de ETA que el Gobierno no quiere ilegalizar, campe a sus anchas.

Pueden ustedes husmear en la lista de próceres que figuran com miembros del “Círculo de confianza” de Nueva Economía Fórum: provienen de la banca (Santander, BBVA, Popular, Bankia); las consultoras (Price Waterhouse Coopers, KPMG, Accenture); las energéticas (Acciona, BP, CLH, Endesa, Enagás, Iberdrola, Gas Natural, Repsol); los colegios y consejos generales de abogados, notarios, registradores y procuradores…

Tampoco quedan fuera de esta fiesta grandes firmas legales (Garrigues, Uría y Menéndez); constructoras (ACS, OHL, SACYR-Vallehermoso); telefónicas (Vodafone, Telefónica, Orange); ingenierías como INDRA y otras grandes como IBERIA o Coca Cola.

Son 147 nombres de presidentes, consejeros delegados, directores generales, algunos de ellos, además, significados públicamente por su compromiso con la unidad de España y su combate al nacionalismo rupturista.

“De lo que no estoy tan seguro es de que a estas empresas les haga tanta gracia que con sus recursos se le dé altavoz a un sujeto que se define por sus crímenes”

La “confianza”, claro está, para el que se la trabaja. Porque Nueva Economía Fórum no vive de las subvenciones públicas, sino con el patrocinio de empresas. Es de entender que éstas son las que forman el “Círculo de confianza”.

Quede constancia de que el modelo de negocio me parece impecable y sano. Algo, por poco que sea, debe quedar fuera del alcance de la subvención y el mangoneo politico, para que una sociedad pueda llamarse democrática. Algo parecido es lo que sostiene, no sin dificultades, a Actuall.

De lo que no estoy tan seguro es de que a estas empresas les haga tanta gracia que con sus recursos se le dé altavoz a un sujeto que se define por sus crímenes, pese a lo cual pone de acuerdo a Iglesias, Madina, el ex juez Garzón… y hasta a Marisol.

Para aquellos que viven sumidos en la oscuridad de lo políticamente correcto y para las víctimas de la LOGSE, recomiendo que lean con detenimiento el historial criminal de este personaje abyecto.

Baste recordar en esta líneas que Otegi, miembro de ETA, participó en el secuestro del director de Michelin en Vitoria, Luis Abaitua; que una etarra le señaló como integrante del comando que secuestró del secretario general de UCD Javier Rupérez y que también se le vinculó (aunque salió absuelto) con el atentado e intento de secuestro del diputado de UCD Gabriel Cisneros.

Desde hace casi 20 años Otegi ha estado ligado a todas las marcas políticas de ETA, desde Herri Batasuna a Sortu. Protagonizó, durante años, una de las imágenes más elocuentes de la vinculación de estos “políticos” con los terroristas, al profanar un escaño del Parlamento autonómico vasco junto al sanguinario José Ignacio Urruticoechea Bengoechea, Josu Ternera.

“Digo yo que mejor ser friqui que cómplice”

Muchos han sido los que se han fijado en la anécdota de que unos espabilados colocaron en el atril de Otegi un dispositivo que reproducía los gritos que los proetarras profirieron a las puertas de un mitin de VOX el pasado fin de semana en el que, por cierto, participaba José Antonio Ortega Lara, quien fuera secuestrado 532 días por los amigos de Otegi.

Incluso algunos, como mi compañero Víctor Gago, en el Brief de Actuall, han sido especialmente críticos y mordaces con quienes dieron apenas una caricia de su propia medicina a Otegi, tachándolos de “friquis” y acusándoles de bordear “cada vez más peligrosamente, la violencia” (sic).

Digo yo que mejor ser friqui que cómplice, aunque esas acciones no logren concitar el apoyo de más de 50.000 votos.

Nueva Economía Fórum despachó el asunto,así, fijándose en la anécdota:

Pero en lo que no se ha reparado es en la infamia de ver cómo el portavoz de lo que queda de ETA (la parte más peligrosa, la que dice que sólo hace política, pero que no entrega las armas, ni a sus prófugos, ni las pruebas para esclarecer más de 300 asesinatos) escupe su degradación inhumana patrocinado (probablemente sin saberlo) por el Olimpo de la empresa española, que ha sufrido la extorsión durante décadas. 

Eso sí que me parece friqui. Eso sí que me parece perturbador. Efectivamente, no todo vale.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".