Una pareja ante un abogado

El gran éxito del cine español en estas Navidades ha sido la típica comedia de sal gorda y chistes cuarteleros: les toca el gordo de la Lotería a los clientes de un puticlub que no se atreven a cobrar el dinero por miedo a sus esposas.

Dentro de unos años, será otra comedia de enredo en que los miembros de una familia bien se pelearán por que el abuelo agonizante teste en favor de uno de ellos, con los cuñados y las amantes cubanas, saltando de una cama a otra, hasta la lectura del testamento por un notario calvo y con quevedos.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Esta trama, hasta hace poco, era imposible en España debido a la estricta regulación de la herencia en el Código Civil, con unas pocas salvedades en Cataluña, Navarra y algún otro territorio foral. Los testadores tenían limitado el reparto de sus bienes entre los herederos forzosos: un tercio (legítima) para sus hijos y nietos, otro tercio que podían asignar a uno de éstos o repartirlo (mejora) y un tercio de libre disposición.

¿Se está macerando al público para que trague con una reforma que sólo interesa a muy pocos?

Hace unos días, El País publicó un reportaje que no venía muy a cuento titulado “Por fin puedo desheredar a mis hijos”, en el que se elogiaba la ley vasca de Derecho Civil de 2015 (sorpresa: ¿desde cuándo tiene el Parlamento vasco competencia sobre el Derecho Civil no foral?) y la avalancha de consultas que han recibido los notarios vascos por parte de padres ansiosos por desheredara sus hijos. ¿Se está macerando al público para que trague con una reforma que sólo interesa a muy pocos?

Desaparecerán las legítimas pero no los impuestos

Un sector del notariado y la abogacía (cuyas facturaciones aumentarán con los pleitos, los constantes testamentos y las consultas) insiste en que hay que eliminar del Código Civil la “odiosa” institución de la legítima y establecer la libertad absoluta de testar. En mi opinión, otra manera de seguir destrozando la institución familiar.

Y sin duda se conseguirá. La aceptación de las parejas de hecho (¿por qué se admiten desde el momento en que hay divorcio-exprés y matrimonio civil?) y el matrimonio homosexual comenzó primero en los ordenamientos autonómicos, en unos casos por ideología y en otros por distinguirse de las leyes ‘españolas’.

Ya en su momento la legítima fue una manera de eliminar por la vía práctica los mayorazgos (el patrimonio pasaba a un solo hijo) al igualar a todos los hijos en la herencia. Ahora interesa al Poder proseguir la destrucción de la familia y el empobrecimiento de la poblacion.

Discusiónfamiliar
Discusiónfamiliar

Estoy convencido de que antes se suprimirán las legítimas y los herederos forzosos del Código Civil que el Impuesto de Sucesiones, que lleva a que muchos hijos renuncian a la herencia por no poder abonar los impuestos, de modo que ésta acaba en poder del Estado.

Viudas que legan su casa su perro

Esos notarios, catedráticos y abogados podrían pedir que se mejorase el régimen de la desheredación en el Código Civil, viejo y malo (y ya de paso algunos de los 400 artículos que regulan la sucesión: todavía se incluye como colación “las cantidades satisfechas por el padre para redimir a sus hijos de la suerte de soldado”), pero prefieren destruir un sistema centenario y sustituirlo por el de las películas ambientadas en California.

Y como constantes en uno y otro: los recaudadores de impuestos y los intermediarios jurídicos… que no trabajan gratis.

De cumplirse los deseos de los partidarios de que nuestro Derecho Civil, cargado ya con los lastres del formalismo y las reformas a gusto de los ‘lobbies’ y caciques regionales, prosiga su adaptación a trancas y barrancas a los modelos anglosajones, asistiremos a la reproducción de esos casos que creíamos limitados a la excentricidad de las clases altas inglesa y estadounidense y a algún sector de la española, como las duquesas que se casan con un anticuario o con su secretaria.

Con el tiempo nos encontraremos a ancianos con demencia senil pero no incapacitados a los que un cuidador capta su voluntad para que consientan un contrato de venta

Puede que no haya historias como la multimillonaria viuda que lega su fortuna a una manada de gatos o la enfermera despampanante que hereda una pinacoteca del VIII conde de Hay-on-Wye al que cuidó en el último año de vida, pero sí la cajera lituana del supermercado con la que se casa casi en artículo mortis el padre octogenario o el colombiano musculoso que conoció la tía solterona como monitor en su gimnasio.

Manipulación de ancianos por cuidadores

Nuestros poderosos nos aseguran que los españoles somos cada vez más libres, cada vez estamos más empoderados y cada vez tenemos más leyes y funcionarios que velan por nuestra libertad. ¿Y con qué nos encontraremos dentro de unos años?

  • Diversas legislaciones sucesorias en las comunidades autónomas, cada vez más complicadas, desconocidas por los ciudadanos avecindados en la propia región y los abogados de fuera. Una consecuencia es limitar la circulación de los abogados por España y así impedir la competencia. Un regreso a la etapa anterior a la codificación del siglo XIX.
  • Ancianos con demencia senil pero no incapacitados a los que un cuidador capta su voluntad para que consientan un contrato de venta, una donación o un poder notarial.
  • Más peleas y discusiones familiares, ya que cada atención con, por ejemplo, la madre viuda será vista como una carrera por la herencia entre los hermanos.
  • Herederos muy satisfechos porque han recibido íntegra la herencia con la que soñaban hasta que comprueban que no pueden pagar los impuestos a la Administración autonómica de turno.

Varias de estas conductas ya las están sufriendo muchas familias y lo que decimos de la enemistad se puede comprobar con las relaciones conyugales desde que el Derecho de Familia se ha convertido en un campo de batalla del feminismo: más de un millón de denuncias de mujeres contra hombres en un año.

Destruida la paz y la confianza entre los esposos, ahora se va a por la convivencia entre las generaciones de las familias. Y algunos, aplaudiendo porque creen que se van a hacer con el piso de la abuelita, del que no van a ver más que el recibo del IBI.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Cuando me digo por las mañanas que el periodismo es lo más importante, me entra la risa. Trato de tomarme la vida con buen humor y con ironía, porque tengo motivos para estar muy agradecido. Por eso he escrito un par de libros con mucha guasa: Bokabulario para hablar con nazionalistas baskos, que provocó una interpelación en el Congreso por parte del PNV, y Diccionario para entender a Rodríguez el Progre. Mi último libro es Lecciones de España, en versión digital: http://www.editorialmanuscritos.com/Lecciones-de-Espana.