Aumenta la resistencia contra la ingeniería social. En la imagen, marchas provida y profamilia en España, Francia e Italia

La democracia requiere resistencia. Recordemos las sabias palabras de GK Chesterton:

“Si hay un hecho que podemos demostrar realmente, de la historia que conocemos bien, es que el despotismo puede ser un desarrollo, a menudo tardío y muy a menudo de hecho, del fin de sociedades que han sido altamente democráticas. Un despotismo puede casi definirse como una democracia cansada. A medida que el cansancio se apropia de una comunidad, los ciudadanos resultan menos proclives a desarrollar la eterna vigilancia que demanda el precio de la libertad; y prefieren armar a un único centinela individua que vele por la ciudad mientras ellos duermen”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Incluso hoy en día, un gran número de ciudadanos todavía creen en la defensa de su libertad y de la democracia. Ellos desempeñan una función inestimable como centinelas en todo el mundo.

Cuando José Luis Rodríguez Zapatero ganó las elecciones en la católica España de 2004, pocas personas entendieron realmente lo que desencadenaría su victoria en este país y en Europa en su conjunto.

Durante su gobierno como primer ministro entre 2004 y 2011, desempeñó dos mandatos declarando que quería “cambiar la dirección de España en el nuevo milenio, cortando sus raíces religiosas y culturales”.

“Zapatero dejó un inolvidable legado de daños en las esferas social y cultural, daños que parecen casi imposibles de reparar”

Desde entonces, España ha sido sometida a cambios radicales y obligada a enfrentar gradualmente los desafíos más extremos del laicismo contemporáneo. A través de sus leyes a favor del “divorcio exprés”, el “matrimonio” del mismo sexo, y la inseminación artificial, Zapatero dejó un inolvidable legado de daños en las esferas social y cultural, daños que parecen casi imposible de reparar.

Primer Gobierno de Zapatero
Primer Gobierno de Rodríguez Zapatero / Wikipedia

Una de las primeras personas que previeron este desafío fue Ignacio Arsuaga, fundador de HazteOir.org. Trabajando en colaboración con los líderes de varios movimientos y redes de apoyo a los valores de la vida y la familia, así como de juristas que defienden la libertad de enseñanza y de conciencia, HazteOir.org organizó varias manifestaciones para protestar por las leyes aprobadas por la mayoría socialista parlamentaria y los cambios culturales que impuso al resto de la nación.

Arsuaga escribió un excelente libro sobre el Proyecto Zapatero, que describe con precisión algunos de estos acontecimientos. A Zapatero le resultó fácil imponer con arrogancia su plan ideológico; su ambición de poder convenció a sus compañeros y líderes políticos de izquierda para apoyar su ideología, que parecía expresar las ideas fundadoras del socialismo europeo moderno.

La Iglesia Católica apoyó oficialmente sólo una manifestación de la sociedad civil europea: el gran mitin en contra de la propuesta del gobierno del italiano Prodi (2006-2008) a favor del DICO (Derechos y Deberes de las Personas que Cohabitan de forma Estable). Esta Marcha por la Familia,  celebrada el 12 de mayo de 2007, reunió a 1,5 millones de personas en la Plaza de San Juan de Letrán de Roma y detuvo con éxito la aprobación de la ley a favor de las uniones civiles de parejas del mismo sexo. El proyecto de ley fue aparcado y el Gobierno de Prodi perdió la confianza parlamentaria en enero de 2008, siete meses después de la gran manifestación en la Plaza de San Juan.

“Los llamados ‘nuevos derechos’ se invocan como un arma para destruir las raíces culturales, las tradiciones civiles y los valores cristianos en todas las naciones”

Pero la lucha está lejos de finalizar. En 2015, el gobierno italiano, bajo el liderazgo del socialista Matteo Renzi, planificó la adopción de dos nuevas leyes en 2016: la legalización de los “matrimonios” del mismo sexo, incluyendo la adopción de ninos por parte de parejas del mismo sexo – y otra contra la homofobia.

En respuesta, más de un millón de italianos salieron a las calles de Roma el 20 de junio de 2015, para protestar contra los planes del gobierno, que incluyeron la introducción de la ideología de género a los programas escolaresMassimo Gandolfini, coordinador nacional del Comité Difendiamo I nostri figli (En Defensa de Nuestros Hijos) , anunció la convocatoria de otra manifestación nacional en las siguientes semanas.

Family Day
Imagen del Circo Máximo en Roma durante el multitudinario Family Day que se celebró el 30 de enero / Twitter

En los últimos años, gracias a la crisis económica y a la cesión de muchas ideas que tradicionalmente habían sido sostenidas por líderes europeos de izquierda, los gobernantes de muchos países están luchando en nombre de los llamados “nuevos derechos”. La verdad es que estos “nuevos derechos” están tomando los principios de los derechos de los ciudadanos y el bien común y barriéndolos bajo la alfombra.

Estos insaciables “nuevos derechos” se invocan como un arma para destruir las raíces culturales, las tradiciones civiles y los valores cristianos en todas las naciones, e irónicamente para hacer aún más extremas las desigualdades existentes.

En la historia reciente de Europa, cada gobierno que quiere imponer estos “nuevos derechos” (denominados más acertadamente “privilegios”) trata de evitar un debate difícil sobre la reforma estructural y la responsabilidad de los gobernantes de servir y de ayudar a los ciudadanos. En lugar de seguir las ideas de Karl Marx, el socialismo político parecía seguir la expresión latina de Juvenal: “panem et circenses” (Sátira X., dales pan y circo).

Debido a la crisis financiera de 2008 y a sus trágicas consecuencias, así como a la falta de alimento y al aumento de la pobreza, los líderes políticos alentaron la confusión y los debates inútiles para distraer al público de su propia ineptitud. De hecho, durante su tiempo en el poder en España, Grecia, Irlanda y Portugal, todos los gobiernos socialistas europeos experimentaron grandes debates públicos y crisis económicas.

En el lado opuesto del espectro, Hungría ha experimentado un refrescante retorno a los valores tradicionales. El gran triunfo de Víctor Orban en las elecciones húngaras 2010 condujo a la reforma constitucional; entre 2011 y 2013, la nación definió claramente las raíces cristianas, la familia y la vida humana como las bases de sus valores nacionales.

El presidente de Hungría, Viktor Orban / Wikimedia
El presidente de Hungría, Viktor Orban / Wikimedia

Como era de esperar, la enmienda constitucional provocó la viciosa y violenta reacción de muchas instituciones europeas, que respondieron a los cambios con una agresión sin precedentes hacia Hungría y sus líderes políticos llegaron a lanzar procedimientos  contra ellos.

La posición valiente e impopular de Hungría representa una fase fundamental en la evolución hacia una corriente positiva que se está produciendo lentamente en muchos países europeos y entre los ciudadanos europeos.

“Los cambios constitucionales y el valor mostrado por Orban resultan un ejemplo alentador para otros países y muchos ciudadanos europeos”

Se podría escribir muchísimo sobre los debates sin fundamento, las acusaciones inconsistentes, y los intereses que llevaron a varios políticos, grandes ONG filantrópicas, y defensores de la ideología occidental de lo “políticamente correcto” a organizar una gran agresión contra Hungría, como en el terrible debate celebrado en el Consejo de Europa en 2013.

A día de hoy, los artículos que regularmente aparecen en las primeras páginas de los periódicos de todo el mundo siguen vomitando críticas y falsas acusaciones contra el señor Orban y su gobierno. Sus críticos impulsaron con fuerza otras formaciones políticas y otro gobierno durante la campaña política de 2014, pero a su pesar, la coalición de Orban volvió a ganar y se confirmó una gran mayoría en el Parlamento. Los cambios constitucionales y el valor mostrado por Orban y el conjunto de Hungría durante estos años de crítica y agresión resultan un ejemplo alentador para otros países y muchos ciudadanos europeos, como se ve en la reciente victoria de los conservadores en Polonia.

Junto con Polonia y Hungría, otros países europeos vieron a grandes movimientos de ciudadanos que, ejerciendo sus derechos democráticos, adoptaron una creativa y adecuada posición contra leyes consideradas injustas y peligrosas para los principios de la igualdad y los derechos de los ninos, especialmente en el Reino Unido y en Francia.

La situación francesa es la más similar a la experiencia española bajo el gobierno de Zapatero. Después de la victoria del presidente Hollande en mayo de 2012, los ministros de ambas partidos alardearon públicamente de su intención de “cambiar radicalmente las raíces francesas cristiano católicas.” Pero la oposición pública a las leyes radicales (Ley Toubirà) –que obedecen en parte a la labor de los masones franceses– demostró que quizá a los laicistas franceses no les resultaría tan fácil cambiar esas raíces cristianas.

Manif pour tous
Varios ninos en la Manif pour tous de París, ante la fuerte presencia policial / HO

El ministro Peillon ha llevado el peso de los secularistas del totalitarismo anticatólico. Ellos no podrían haber previsto nunca que millones de personas y decenas de asociaciones de la sociedad civil francesa se ​​unirían en torno a la Manif Pour Tous y sus iniciativas, que continúan desarrollándose de diferentes formas. Esta es la reacción de los ciudadanos en masa, reuniendo a los católicos, protestante, musulmanes, seculares y homosexuales por igual.

“En Reino Unido numerosas asociaciones se han unido para fundar una Coalición para defender el mAtrimonio”

También en 2013, por primera vez, muchas asociaciones de cristianos del Reino Unido se reunieron para fundar la Coalición para el matrimonio y para adoptar una posición en contra de la nueva propuesta del gobierno de Cameron de reconocer como matrimonio a las uniones del mismo sexo. La Coalición reunió a un gran número de firmas (alrededor de 670.000) para su petición en contra de las medidas del gobierno y en favor del matrimonio natural.

Mientras tanto, el 25 de marzo de 2012, se celebró en Eslovenia el primero de los dos referendos consecutivos organizado por la Alliance in Defense of Children (Alianza en Defensa de los Niños). Dos referéndums idénticos fueron necesarios por la arrogancia de la mayoría parlamentaria, pero en ambas ocasiones los ciudadanos de Eslovenia votaron en contra de los cambios en su código civil, que incluían el “matrimonio” entre personas del mismo sexo y la adopción homosexual en la definición de “familia”.

Después de los referendos de marzo de 2012, de nuevo el 20 de diciembre de 2015, Ales Primc llevó a la coalición de Eslovenia a una increíble victoria, reafirmando el apoyo de los ciudadanos a la familia natural.

Ales Primc y Metka Zevnik, líderes del movimiento profamilia en Eslovenia
Ales Primc y Metka Zevnik, líderes del movimiento profamilia en Eslovenia

En otro país balcánico, el 1 de diciembre de 2013, los croatas impusieron modificaciones claras a través de un referéndum constitucional que define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer. La organización llamada In the Name of  The Family (En el Nombre de la Familia) reunió a cientos de miles de voluntarios en toda Croacia para la organización de una fantástica campaña de referéndum que dio fuerte voz a la voluntad del pueblo.

Y el 7 de febrero de 2015, la Alliance for Family (Alianza por la Familia) en Eslovaquia llevó al país a un referéndum sobre la definición del matrimonio la familia natural. La Alianza para la Familia, fundada en diciembre de 2013, reúne a más de 140 organizaciones de diferentes ámbitos de la vida civil y religiosa de Eslovaquia, con el objetivo de promover el matrimonio y la familia. Representa los puntos de vista y los intereses de más de 250.000 ciudadanos eslovacos.

En Irlanda, pese al boicot total a los movimientos profamilia, el 40% de la poblacion continuó declarando su oposición al matrimonio homosexual

La Alianza obtuvo excelentes resultados, sobre todo después de la apelación abierta del Papa Francisco en apoyo de la iniciativa en favor de la familia. El referéndum no logró el quórum, pero el número de votantes profamilia fue mayor que en el año anterior, y la mayoría relativa en favor del matrimonio y de la familia natural fue abrumadora. El referéndum pedía la inclusión en la Constitución nacional de la definición específica del matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, para evitar la adopción LGBT y la promoción de la ideología de género en las escuelas y para ampliar la libertad de enseñanza.

El 23 de mayo de 2015, Irlanda invitaba a sus ciudadanos a votar en un referéndum para modificar la legislación civil sobre la familia. Todos los partidos políticos parlamentarios apoyaron la inclusión de las parejas del mismo sexo en la definición de familia. El grupo pro-LGBT era muy ruidoso y recibió un enorme apoyo financiero de los donantes internacionales, incluso en los EEUU.

Ninguna campaña incluyó al Instituto Iona ni a Mathers and Fathers Mattter. Después de los escándalos y del descrédito general de Iglesia Católica en los últimos años, la campaña del No tenía pocas esperanzas de vencer. Aunque perdieron (62% frente al 38%), el grupo irlandés del No realizó un trabajo de gran alcance para difundir el mensaje de la coalición profamilia en la sociedad civil y en la política. La votación de Irlanda fue la primera vez en la que un movimiento LGBT ganaba un referéndum en Europa, pero su victoria fue en gran parte el resultado de su desmesuradamente elevado gasto en la campaña. El 40% de la poblacion irlandesa continuó declarando su oposición a esta imposición ideológica.

Campaña a favor del matrimonio homosexual en Irlanda
Campaña a favor del matrimonio homosexual en Irlanda

En Finlandia, la propuesta de aprobar el “matrimonio” y la adopción para uniones del mismo sexo se enfrenta a contratiempos y aún no se ha aprobado definitivamente. Organizaciones profamilia  reunieron 100.000 firmas para oponerse a las propuestas debatidas en el Parlamento. Mientras tanto, en Rumania, el pueblo ha rechazado dos propuestas legislativas diseñadas para aprobar el “matrimonio” entre personas del mismo sexo.  El próximo mes de  mayo una alianza provida y profamilia presentará las firmas para anunciar un referéndum constitucional que reafirme en la legislación rumana el matrimonio natural y la familia la constituida por una madre, un padre y los hijos.

A partir de este mes de febrero se recogerán firmas para que se protejan los principios de autonomía y subsidiaridad de los Estados miembros de la UE

Durante estos últimos años, las fuerzas socio-civiles en toda Europa y muchos de los mejores juristas del continente se han comprometido con la promoción de una ICE, o Iniciativa Ciudadana Europea, que pide a las instituciones europeas el proteger los principios de autonomía y subsidiariedad de los Estados miembros de la UE y adoptar una definición vinculante a nivel europeo del matrimonio como el establecido entre un hombre y una mujer, así como de la familia natural basada en el matrimonio. La ICE fue aprobada el 15 de diciembre de 2015; los organizadores comenzarán a recoger firmas este febrero.

Hace muchos siglos, San Columbano dijo que no hay lucha sin rival, y no hay corona sin lucha. Hoy, como en el pasado, llevamos a cabo esta lucha con la misma sencillez, no sólo en Europa, sino en todo el mundo. Podemos regocijarnos en la invitación a formar parte de ella.

LUCA VOLONTÉ es el CEO de la Fundacion de Novae Terrae, presidente del Instituto Dignitatis Humanae, y miembro de la Junta directiva de CitizenGO, ICLN, y la Red de Políticas de Valores. Ha sido miembro del Parlamento italiano durante dieciocho años y presidente del PPE-Grupo Demócratacristiano en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa hasta 2013.

Comentarios

Comentarios