Donald Trump, durante el mensaje en el que anuncia las medidas que tomará en su primer día en la Casa Blanca. /Youtube
Donald Trump, durante el mensaje en el que anuncia las medidas que tomará en su primer día en la Casa Blanca. /Youtube

Un total de 35 psiquiatras han diagnosticado al presidente de EEUU, Donald Trump, una “grave inestabilidad emocional” e incluso aseguran que es “incapaz de servir con seguridad como presidente”.

Así lo indica uno de los psiquiatras firmantes, el doctor Lance M. Dodes, analista emérito de la Sociedad e Instituto Psicoanalítico de Boston y profesor jubilado de psiquiatría en la Escuela de Medicina de Harvard, en su web.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En el texto, acusan al inquilino de la Casa Blanca de “incapacidad para tolerar opiniones diferentes de las suyas, lo que le lleva a reacciones de rabia” y advierten: “Es un líder poderoso, es probable que estos ataques aumenten” debido a su “mito personal de grandeza”.

La carta al completo

“Al editor:

Charles M. Blow (columna, nytimes.com, 9 de febrero) describe la necesidad constante de Donald Trump de “machacar a la oposición”. Como profesionales de la salud mental, compartimos la preocupación de Blow.

El silencio de las organizaciones de salud mental del país se debe a un dictado autoimpuesto sobre la evaluación de figuras públicas (la Regla de Goldwater de 1973 de la Asociación Psiquiátrica Americana). Pero este silencio ha resultado en un fracaso para prestar nuestra experiencia a periodistas preocupados y miembros del Congreso en este momento crítico. Tememos que está en juego demasiado para permanecer en silencio.

El discurso y las acciones del señor Trump demuestran una incapacidad para tolerar opiniones diferentes de las suyas, lo que le lleva a reacciones de rabia. Sus palabras y conductas sugieren una profunda incapacidad para sentir empatía. Los individuos con estos rasgos distorsionan la realidad para adaptarla a su estado psicológico, atacando a los hechos y a quienes los transmiten (periodistas, científicos).

En un líder poderoso, es probable que estos ataques aumenten, ya que su mito personal de grandeza parece que se confirma. Creemos que la grave inestabilidad emocional indicada por el discurso y las acciones del señor Trump lo hace incapaz de servir con seguridad como presidente”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Castellano de la Mancha, estudió Letras y Ciencias Políticas, pero se gana la vida como periodista, escritor, gastrónomo y espectador del paisaje y del paisanaje. Colaborador de Actuall.