La policía frente a una manifestación por los abusos sexuales sufridos en Austria- Getty Images
La policía frente a una manifestación por los abusos sexuales sufridos en Austria- Getty Images

El pasado año tuvieron lugar decenas de ataques y abusos sexuales en la madrugada de Año Nuevo en Colonia, Alemania. Esta vez, Austria ha sido el escenario elegido para los múltiples actos de violencia sexual contra las mujeres.

La noticia no ha saltado a los grandes medios debido a que el número de mujeres agredidas no se acerca al que tuvo lugar en 2016 en Colonia, pero las once denuncias interpuestas durante la Nochevieja no es que sea una cifra común para un país como Austria.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Las mujeres asaltadas acudieron a la policía para denunciar los ataques sufridos en uno de los principales mercados de Tirol. La descripción que realizaron de los atacantes fue muy parecida a la que utilizaron las víctimas de Colonia: pelo negro, barba corta y con “apariencia meridional”. Es decir, según los detenidos por la policía alemana, refugiados llegados al país tras la apertura de puertas de la canciller Angela Merkel.

Sin embargo, no existen pruebas concluyentes que ayuden a identificar a los supuestos violadores debido a que las fotos tomadas por las víctimas son demasiado oscuras y por tanto, inservibles para la policía.

De nuevo, como en Colonia, parece que el origen de estos abusos está en Taharrush, un juego de violación, muy conocido  y practicado en todo el norte de África y Oriente Medio.

Otra víctima en Salzburgo

En la ciudad de Salzburgo, una alemanda de 31 años fue víctima de un inmigrante de 18 años de origen afgano según el testimonio de la propia mujer. El acusado intentó en varias ocasiones besar a la mujer durante la medianoche de fin de año mientas lo grababa todo con su teléfono móvil.

Tras la desintoxicación en una clínica cercana, el inmigrante acusado se encuentra en prisión esperando ser llamado a juicio

Por otro lado, amigos de la víctima comunicaron a la policía lo que estaba ocurriendo, gracias a lo cual pudieron llegar al lugar en poco tiempo. Por desgracia, cada vez son más los actos de este tipo que se producen en toda Europa. El inmigrante tuvo que ser conducido a un hospital cercano debido a su estado de embriaguez, según explica Der Standard.

Antes de Año Nuevo, las autoridades de Viena repartieron más de 6.000 alarmas de bolsillo con la finalidad de prevenir estos ataques sexuales.

 

Comentarios

Comentarios

Compartir
Terminando el grado de Periodismo en el Centro Universitario Villanueva. Previamente ha cursado estudios de Administración de Empresas y de Relaciones Internacionales. Natural de Talavera de la Reina, ha trabajado en el mundo de la comunicación desde los 18 años, en ámbitos muy distintos: desde la comunicación de los Showing Film Awards hasta el portal informativo Cuv3. Le gusta leer, las series americanas y el voluntariado.