Los radicales no aceptan otro diálogo que el vandalismo, los insultos o las sanciones. Violentos en las instituciones (como los representantes de la izquierda radical en el Ayuntamiento de Pamplona o en el Parlamento foral) y violentos en la calle (como los grupos LGTB y feministas) que han puesto todo tipo de trabas a HazteOir.org para ejercer su derecho legítimo a la libertad de expresión.

Por un lado, la policía, por orden del primer edil, Joseba Asiron, ordenó quitar el logo de HazteOir.org del autobús, a la entrada de Pamplona, lo que podría suponer un posible delito de prevaricación.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Y por otro, dos centenares de violentos recibieron a pedradas al autobús de la libertad de HazteOir.org en las calles de la ciudad, mientras que representantes de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN e Izquierda-Ezkerra acompañaban a los radicales situados frente al Parlamento para impedir que Ignacio Arsuaga, presidente de la asociación, entregase el Manifiesto por la Libertad de Expresión en la cámara navarra.

Revuelo por un autobús naranja

El autobús de la libertad ha llegado este martes poco antes de las 11 de la mañana al área de servicio de Zuasti en Navarra. Allí un pequeño grupo de radicales pro- LGTB, y del sindicato proetarra LAB, han esperado a Arsuaga al grito de “No sois bienvenidos” ó “Fuera HazteOir”. A la par que han ondeado banderas arco iris, han hecho pintadas al autobús o han intentado desinflar las ruedas.

Precisamente hasta Pamplona ha viajado hoy el autobús en respuesta a la campaña que lanzó Chrysallis en esa misma ciudad y a la que la ciudadanía no se opuso o al menos no lo hizo con tanta agresividad.

El presidente de HO, Ignacio Arsuaga, junto al bus inmovilizado/ M.C - Actuall
El presidente de HO, Ignacio Arsuaga, junto al bus inmovilizado/ M.C – Actuall

Parece ser que un autobús naranja con el logo de una asociación ha levantado tal revuelo en la capital navarra que antes de su llegada a la ciudad, exactamente en la autopista AP-15, ha sido retenido por la Policía Municipal.

Los agentes han alegado que incumplía la normativa de publicidad de la capital navarra, porque la presencia del logotipo de la asociación forma parte de una campaña.

Asimismo, la Policía ha afirmado tener en su poder un supuesto informe de los servicios jurídicos del Consistorio que avalaría esta nueva conculcación de los derechos de libre circulación y expresión.

Los miembros de la plataforma ciudadana se han visto obligados, papel y celo en mano, a tapar el logo de su empresa

Los miembros de la plataforma ciudadana se han visto obligados, papel y celo en mano, a tapar la marca de la asociación. Algo que resulta paradójico. ¿Quién no ha visto un camión de Mahou o Coca Cola por la carretera? ¿Por qué las autoridades aceptan las exigencias de los radicales LGTB? ¿No decían que en España existía la libertad de expresión?, me pregunto tras lo ocurrido.

Miembros de la plataforma HO retiran el logo de la asociación/Fuente: M.C
Miembros de la plataforma HO retiran el logo de la asociación/Fuente: M.C

Posible delito de prevaricación

En este contexto, el abogado de HazteOir.org, Sergio Gómez, que se ha acercado hasta el lugar de los hechos ha afirmado que “se podría estar incurriendo en un delito de prevaricación” al obligar a una organización a tapar su propia publicidad.

Por su parte, Ignacio Arsuaga ha considerado “profundamente injusto” que el Ayuntamiento haya tomado esta decisión habida cuenta de que HazteOir.org es una asociación civil debidamente inscrita en el registro nacional del Ministerio del Interior.

Arsuaga: “El alcalde no quiere que existamos, y sí, existimos. Quieren que nuestro nombre sea borrado del mapa”

Al mismo tiempo, Arsuaga ha denunciado que “el alcalde no quiere que existamos, y sí, existimos”. “Quieren que nuestro nombre sea borrado del mapa”, ha sentenciado.

Solucionado el problema, Arsuaga y su equipo a bordo del autobús naranja, se han dirigido al centro de la ciudad para hacer entregar del Manifiesto por la Libertad de Expresión al Parlamento navarro.

En el paseo de Sarasate, en pleno centro de Pamplona, doscientos violentos con banderas LGTB han recibido al vehículo con huevos, piedras y a golpe de porrazos, ocasionando desperfectos en el vehículo de HazteOir.org y en un coche de la Polícia Municipal, que escoltaba #ElBusDeLaLibertad.

Tras los incidentes, Arsuaga se ha visto obligado finalmente a entregar el Manifiesto por la Libertad de Expresión en la sede del Gobierno Foral. El presidente de la entidad ha asegurado que “resulta paradójico que una campaña pacífica por las libertades de educación y expresión cuyo símbolo es un autobús sin texto ni imágenes sea recibido a pedradas por encapuchados. Pierden las libertades y perdemos todos”.

También te puede interesar:

Comentarios

Comentarios