El senador Marco Rubio ha dado la cara por el disidente Cubano Eduardo Cardet en el congreso de los EE.UU.
El senador Marco Rubio ha dado la cara por el disidente Cubano Eduardo Cardet en el congreso de los EE.UU.

El senador Marco Rubio exhortó al Congreso de Estados Unidos a denunciar la persecución en Cuba contra Eduardo Cardet, Coordinador Nacional del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), cuya violenta detención muestra que el régimen de Raúl Castro no ha cambiado y que la política de apertura hacia la isla “no ha funcionado”.

Rubio hizo esta denuncia en el discurso que pronunció el 31 de enero en el Senado, durante el debate para confirmar la nominación de Rex Tillerson como Secretario de Estado.

El senador republicado abordó el caso de Cardet en el marco de su campaña en redes sociales #ExpressionNotOppression (#ExpresiónNoOpresión) con la cual busca llamar la atención sobre los presos políticos que hay alrededor del mundo.

Eduardo Cardet está preso en la cárcel de Holguín a la espera de juicio desde hace más de dos meses

Ante los representantes estadounidenses, Rubio recordó que el Movimiento Cristiano Liberación busca la “democracia y la libertad” en Cuba y que Cardet asumió su conducción “luego de la sospechosa muerte” del fundador del movimiento, Oswaldo Payá Sardiñas, el 22 de julio de 2012.

Oswaldo Payá
El opositor al castrismo fallecido en extrañas circunstancias en 2012, Oswaldo Payá / EFE

El senador señaló ante el Congreso que luego de la muerte de Fidel Castro el 25 de noviembre de 2016, Cardet declaró en una entrevista que el dictador “era odiado por el pueblo cubano”.

Por decir eso, advirtió, el líder del MCL “fue brutalmente golpeado” frente a su familia por la Seguridad del Estado el 30 de noviembre y desde entonces está en la cárcel de Holguín esperando ser enjuiciado.

“Se le ha acusado de ‘desafiar la autoridad’ y se enfrenta a una pena de prisión de tres a cinco años. Permítanme repetirlo: está oficialmente acusado de ‘desafiar la autoridad’. Eso es un crimen en Cuba”, denunció.

Rubio recordó que conoció personalmente a Cardet hace solo dos meses en Washington D.C., cuando ya había terminado la campaña electoral en Estados Unidos. El representante cubano-estadounidense había tenido previamente una reunión con su rival en las elecciones, el candidato demócrata Patrick Murphy.

El senador indicó que llegó un poco tarde al encuentro con el líder del MCL “y le pedí disculpas y le expliqué que acababa de estar en una reunión con mi candidato opositor, con quien me había enfrentado en las elecciones”.

Rubio relató que vio en la expresión del rostro de Cardet el aprecio por lo que representaba reunirse con un opositor. “Él dijo: eso es lo que también queremos para nuestro país (Cuba)”, señaló.

“Esta es la esencia de lo que ha sido el ejemplo de América para el mundo. La esencia de cómo nuestros principios y nuestros valores han inspirado a otros a buscar sus propios derechos dados por Dios y cómo tenemos el deber moral de apoyar en nuestras palabras, en nuestra política exterior y en nuestras acciones las aspiraciones de las personas de todo el mundo”, indicó Rubio a los parlamentarios.

Marco Rubio denuncia que si Fidel Castro ha muerto “su sistema autoritario sigue vivo”

El padre de Cardet “ha escrito al Papa Francisco pidiéndole su intervención”, recordó.

Rubio, que en su discurso también denunció las dictaduras y autoritarismos de China, Venezuela, Irán, Arabia Saudita, Rusia, entre otros, dijo que la situación que enfrenta el líder del MCL recuerda que aunque Fidel Castro está muerto, “su sistema autoritario sigue vivo”.

Apaciguamiento con Cuba

“La persecución contra el Dr. Cardet y el aumento general de la opresión en Cuba durante los últimos dos años es un recordatorio de que la política de recompensar al régimen de Castro bajo el disfraz de compromiso con efectivo y concesiones no ha funcionado y debe ser revertida estratégicamente aquí en los próximos meses”, señaló.

Además, exhortó a todos miembros del Congreso a sumar sus voces “en solidaridad con el Dr. Cardet, con todo el pueblo cubano que anhela ser libre, por aquellos alrededor del mundo que miran a nuestra nación”.

Antes de culminar su discurso, el senador republicano llamó a seguir con atención los casos de los presos políticos. “Nunca debemos olvidar que hay personas en todo el mundo que están desafiando a la autoridad porque quieren una vida mejor para ellos y sus familias. Ellos deberían estar en la capacidad de desafiar a la autoridad de manera pacífica y luego ir a casa con sus familias, y no ser lanzados a la cárcel o torturados o asesinados”, expresó.

“Hoy pido a todos que oren por los que son víctimas de su propio gobierno. Rezo por la liberación de los presos de conciencia y sus familias, y rezo para que nuestro propio país, en este momento de extraordinaria división en tantos asuntos clave, pueda reafirmar sus principios fundacionales al pedir el derecho sagrado de todo hombre y mujer y niño de ser libres”, concluyó.

* Publicado originalmente en ACI Prensa.

 

También te puede interesar: 

El disidente cubano Oscar Biscet, de nuevo detenido por el régimen castrista

 

Comentarios

Comentarios