“The red pill”, el documental sobre los hombres de una feminista que dejó de serlo

La cineasta y periodista Cassie Jay decidió grabar como feminista un documental sobre un grupo que era considerado machista y misógino. El resultado ha sido una vuelta de tuerca a sus creencias.

0
5727

Todo comenzó con una idea. Conocer, y seguramente desmontar, al grupo conocido como Movimiento por los derechos de los hombres, una asociación que lucha por la igualdad, contra la discriminación del hombre y los movimientos radicales feministas.

Cassie Jay, la directora, era una feminista que había oído hablar de este movimiento por la prensa, es decir, que decidió rodar un documental sobre un grupo “machista”, “misógino”, “homófobo”, etc.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Y se pasó más de dos años y medio realizando entrevistas con los miembros de este grupo, además de feministas para conocer ambos puntos de vista.

El resultado fue “The red pill” y que esta feminista dejó de serlo. Un cambio radical para ella, que espera que ahora, gracias a este trabajo, la gente pueda replantearse las cosas y ver los dos puntos de vista.

Jay: “Espero vean esta película tanto feministas como personas que nunca se han planteando los problemas que afectan a los hombres”

“Una de mis metas con esta película es tratar de que los espectadores se replanteen algunas de las cuestiones que afectan a los hombres. La discusión es la clave. Y la educación es primordial. Espero vean esta película tanto feministas como personas que nunca se han planteando los problemas que afectan a los hombres”, aseguró Jay en un encuentro con jovenes.

“No soy una activista. Soy una directora de cine. Una periodista. Pero yo era una feminista antes y con esta película se me cayó esta etiqueta. Sigo apoyando los derechos de la mujer, el empoderamiento de las ninas. […] Pero ya no tengo ninguna etiqueta”, insistió.

El título “The red pill” (La píldora roja) hace referencia a la película “Matrix”, cuando el protagonista tiene que elegir entre tomar una píldora azul y seguir viviendo en el mundo de Alicia y las fantasías o la píldora roja y afrontar la realidad.

Para abordar toda esta temática el documental se divide en cuatro partes:

La primera trata sobre el hombre desecho. Con ello quieren reflejar como en ciertos aspectos la vida de un hombre vale menos que la de una mujer. Ofrece una serie de datos, como que el 93% de las muertes en accidentales laborales en EEUU son de hombres, que cuatro de cada cinco suicidios son masculinos o que un 63% más de hombres fueron condenados por el mismo delito que las mujeres.

La segunda trata sobre la separación de padres e hijos por la Justicia. Son muchos los casos en los que cuando se trata un divorcio o una separación la sentencia es favorable a la mujer por el mero hecho de serlo.

La tercera aborde el problema de la violencia de género. Se da por hecho que los hombres no sufren violencia de género y se banalizan las denuncias falsas, con especial atención al acoso laboral en EEUU.

La cuarta y última versa sobre el silencio mediático que impera en la vulneración de los derechos de los hombres, en especial por los movimientos feministas. Como ejemplo cabe recordar que este documental iba a ser proyectado en la ciudad canadiense de Otawa el pasado 4 de diciembre, pero se tuvo que suspender la presentación por las protestas que ocasionó.

El documental se ha presentado en EEUU y en Canadá, pero no ha llegado todavía a Europa, aunque en la la página web oficial anuncian que se podrá comprar en DVD en todo el mundo a principios de 2017.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Madrileño, de familia numerosa. Comenzó a estudiar Historia aunque pronto se cambió a Periodismo. Se licenció por la Universidad Complutense de Madrid y desde entonces no ha parado. Ha trabajado para las agencias de información Colpisa y Europa Press, para el departamento de comunicación de LaSexta y ha logrado saborear la experiencia de trabajar en papel gracias al periódico La Razón.