alumnos del colegio catolico de birmingham
Alumnos del colegio "Rosary Catholic school of Birmingham"

Las escuelas católicas en Gran Bretaña no están ni mucho menos de capa caída. El propio Gobierno reconoce su contribución a la formación de los jovenes britanicos y por ello ha anunciado que eliminará las trabas y los cupos que limitaban su crecimiento.

Sin embargo, la religiosidad está en crisis en las islas, ya que el 49% de los ciudadanos aseguran no profesar ninguna religión.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La Iglesia de Inglaterra, la anglicana, cuenta con el 17% de los creyentes britanicos, 8,6 millones de fieles. Por su parte, los católicos se mantienen, con un 8% de la poblacion creyente. Por su parte, la religión que más crece es la musulmana, que creció de 2012 a 2014 unos 900.000 fieles, hasta alcanzar los 1,7 millones, según Luis Ventoso en ABC.

Al margen de estas cifras el empuje del catolicismo en las aulas es evidente. La primera ministra, Theresa May, hija de un reverendo anglicano y que profesa esa fe, anunció que se levantarán las cuotas de alumnos de otras creencias que pesan hoy sobre las escuelas católicas. No hay que olvidar que tienen listas de espera por su calidad y excelencia.

El increíble caso del Rosary Catholic de Birmingham

“Creo que es equivocado negar a las familias la oportunidad de enviar a sus hijos a escuelas que reflejan sus valores. Creo que lo correcto es animar a esas comunidades religiosas, especialmente en casos de éxito probado como el de los católicos, a que puedan construir más escuelas capaces”, afirmó la primera ministra.

De los 850.000 alumnos que se forman en las escuelas católicas de Inglaterra y Gales, 290.000 son de otras religiones

Hasta ahí todo normal. Lo sorprendente son las cifras publicadas por los colegios católicos de Inglaterra y Gales sobre el porcentaje de alumnos matriculados de otras religiones: más de 26.000 musulmanes estudian en sus centros. En el caso del Rosary Catholic de Birmingham, una escuela de primaria en la segunda mayor ciudad del país, el 90% de los alumnos son musulmanes.

Y es que de los 850.000 alumnos que se forman en las escuelas católicas de Inglaterra y Gales, 290.000 son de otras religiones, la mayoría también cristianos, muchos de origen africano. Es decir, un tercio de las plazas de los centros católicos son para alumnos de otras creencias. La explicación ha sido la evolución demográfica de los vecindarios donde se ubicaron originariamente los colegios.

El judaísmo como segunda religión

Una de las ventajas de los centros católicos para los musulmanes es que permiten a los padres musulmanes que retiren a sus hijos de los actos de culto y celebraciones propias de la fe papista, como la Navidad o la Semana Santa. Aunque lo paradójico es que la mayoría prefiere que participen. Sin embargo, la directora de uno de los colegios ha declarado a la BBC que “no es fácil hablar con padres y alumnos de este tema”.

Por otra parte, en la lucha contra la radicalización en algunos centros educativos musulmanes el Gobierno ha obligado a todos los colegios del país a enseñar también una segunda religión, que puede elegir libremente cada centro. Las escuelas católicas han optado por impartir el judaísmo como complemento, lo que ha molestado al Consejo de Musulmanes Británicos, que se ha declarado “muy decepcionado” y asegura que con su decisión “la Iglesia Católica británica mina el mensaje del Papa Francisco de tolerancia entre las religiones”.

Hay que recordar que actualmente las escuelas católicas de primaria cuentan con un 37% de ninos de minorías étnicas, por encima de la media nacional. En el Reino Unido hay 6.800 colegios religiosos, de los que solo 28 son musulmanes, con otros dos más en proyecto. De los centros católicos se ensalza su ética, sistema de valores y excelente calidad educativa.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Castellano de la Mancha, estudió Letras y Ciencias Políticas, pero se gana la vida como periodista, escritor, gastrónomo y espectador del paisaje y del paisanaje. Colaborador de Actuall.