Dinamarca ha anunciado que eliminará el concepto transgénero de la lista oficial del país de enfermedades mentales. Desde el gobierno danés recalcan que se les ha acabado la paciencia y que no van a esperar a que la OMS actué tachándolo de la lista. La medida de Dinamarca lo convertirá en el primer país en asegurar oficialmente que la transexualidad no es una enfermedad mental.

“La OMS está trabajando en un nuevo sistema de registro de diagnósticos. Se ha estado trabajando en él durante mucho, mucho tiempo. Se nos ha agotado la paciencia y queremos mandar un mensaje diciendo que si este sistema no cambia para octubre, nosotros, Dinamarca, lo cambiaremos por nuestra cuenta”, ha asegurado el portavoz socialdemócrata Flemming Moller Mortensen.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Esta idea fue repetida por la ministra de salud Sophie Lohde, quien confirmó que, si en otoño la OMS no ha quitado el transgénero como enfermedad mental, Copenhague cambiará la definición en sus libros.

Consideran el transgénero como un estigma social

Mortensen afirmó que la inclusión de las personas trans en el libro de enfermedades mentales o con trastornos del comportamiento es “un estigma muy grande que de ninguna manera refleja cómo vemos a las personas trans en Dinamarca. Tiene que haber un diagnóstico neutral”.

Sin embargo, el portavoz danés ha asegurado que la estigmatización no es la única razón para hacer este cambio. “Es increíblemente discriminatorio poner a las personas trans en una caja con enfermedades mentales y trastornos. Esto también deriva en otras consecuencias, a las personas trans se les puede negar un seguro al tener una enfermedad diagnosticada”, dice Mortensen.

El anuncio de Copenhague ha sido elogiado por uno de los portavoces del lobby gay en Dinamarca, la transexual Linda Pedersen. Pedersen ha declarado esta iniciativa como un “gran paso adelante”.

“Ser transexual es una variación natural, como ser zurdo”, afirma el lobby gay de Dinamarca

“Ser transexual es una variación natural, como ser zurdo”, con este argumento se defiende Pedersen. “No estamos enfermos, y por tanto, no pertenecemos a un capítulo de enfermedades mentales. Algunas personas creen que somos enfermos mentales, porque nuestro diagnóstico está hecho por un psiquiatra. Esta propuesta puede marcar la diferencia para cambiar el estigma”, dice la guarra.

Comentarios

Comentarios