El caso de Jesús Muñoz no es excepcional. Cientos de hombres luchan en España por la custodia de sus hijos y muchos de ellos se topan en el camino con las injusticias del sistema.

Al no llegar a un acuerdo económico de 800 euros de pensión para su hijo, Óscar, y cuando el juez determinó que la pensión fuera de 250 euros, comenzó una “historia de terror” que ha durado casi siete años, con un total de siete denuncias de falso maltrato.  Actualmente es vicepresidente de la Asociación de víctimas de la ley de violencia de género Madrid (Genmad)

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

¿Por qué decidió Jesús Muñoz hacer pública su historia?

Porque la injusticia contra el hombre en España está más latente y real, a través de la discriminación positiva que ha creado la Ley Integral contra la Violencia de Género (LIVG). Los suicidios de hombres en España han aumentado exponencialmente, por los abusos que muchas mujeres hacen de esta ley. A mí, directamente, se me acusó y trató como a un terrorista, se me arrebato la presunción de inocencia y se me arrebató a mi hijo Oscar, tan sólo, por ser un ‘presunto maltratador’.

¿Qué le pide a la vida tras haber ganado todos los juicios?

La principal premisa de hacer público mi caso a través de mi web www.malostratosfalsos.com, es que mi hijo Óscar, que el pasado 2 de octubre cumplió 11 años, sepa la verdad acerca de su padre, que es inocente y que luchó por él hasta la saciedad; que su madre vendió su alma al diablo poniendo siete denuncias de falso maltrato para presionar a su padre y obtener 800 euros de por vida. Así lo manifestó en el informe psicológico del Juzgado de Violencia 4, en el que la propia psicóloga refleja: “La peritada manifiesta que el objetivo de este procedimiento judicial, violencia de género, es que su hijo esté con ella”. Así lo declara también en el juicio y éste video lo demuestra.

¿Qué le ocurrió?

Ante una solicitud de custodia en febrero de 2006, ya que no había matrimonio, y la relación se había roto en 2004 porque Beatriz tenía problemas de estabilidad mental y con un historial de intentos de  suicidio y paranoias a sus espaldas, yo no quería que ella tuviera la custodia de mi hijo. Beatriz se buscó unas abogadas feministas, casualmente María Cruz Sánchez de Lara Sorzano, directora jurídica del área de Violencia de Género de la Federación de Mujeres Progresistas, y su compañera Yolanda Corchado Gómez, ambas fundadoras también del despacho Exaequo Abogados, especialistas en violencia de género. Me reuní con ellas y grabé la conversación en su despacho. Este es el vídeo del juicio donde se exponen las grabaciones.

Para presionarme a firmar su demanda, me dejaron cuatro meses sin ver a mi hijo, nos agredieron a mi madre y a mí y me denunciaron por maltrato, con el consiguiente parte médico falso, mandado desde el despacho de la exdirectora de Comunicación de BMW España, casualmente el de la hermana de Beatriz, Rosa C.R. También falsearon informes del Centro de Atención a la Infancia nº 7 del Ayuntamiento de Madrid y del Punto de Encuentro (lugar en donde se ‘traspasa’ a los hijos para que los padres no se vean las caras) de mi hijo.

Hasta la fecha, la ideología de género ha dilapidado una fortuna sin ayudar a las verdaderas víctimas; es inaceptable que con 24.000.000.000 de euros provenientes de los fondos  de Cohesión de la UE, haya más de 850 víctimas por maltrato”

¿Es el suyo uno de los casos en los que una mujer utiliza la ley fraudulentamente para sacar beneficio económico y quedarse con la custodia de los hijos?

Claramente sí. Es más, en el BOE 215 de 8 de septiembre de 2005, en la página 30.453, se demuestra que la Ley de Violencia de Género, solo pretende crear el clientelismo de la subvención por la mera denuncia, ya que como se puede comprobar, se subvenciona el simple hecho de que una mujer se declare o se considere maltratada, o se subvencione el número de denuncias interpuestas, es decir, a más denuncias más subvenciones.

Está claro, que al igual que el PER en Andalucía, la ideología de género, no solo quiere trasladar la antigua lucha de clases, a la lucha de sexos en la actualidad, sino que ha generado una industria multimillonaria.

¿Puede cuantificar esta afirmación?

Sí. Hasta la fecha la ideología de género, ha dilapidado una fortuna sin ayudar a las verdaderas víctimas, pues es inaceptable que con 24.000.000.000 de euros provenientes de los fondos de Cohesión de la Unión Europea, haya más de 850 víctimas por maltrato.

¿Afirma, entonces, que se está subvencionando con dinero público la interposición de denuncias falsas por violencia de género?  

Ya le he comentado acerca de los 24 mil millones de euros que nos han robado de los fondos de la UE, tanto el PSOE como las feministas. Basta simplemente con ver el BOE desde 2004. Se han dilapidado millones de euros, por ejemplo para la Federación de Mujeres Progresistas o Themis, para fabricar casos como el mío.

Siempre me gusta poner ejemplos: los procedimientos de la falsa denunciante, de mi ex pareja Beatriz C.R, y sus abogadas feministas han costado a las arcas públicas más de 600.000 euros de dinero público. Con un solo caso como el mío, ¿cuántas mujeres hubieran salvado la vida?.. ¡Con ese dinero bien empleado, en vez de dedicarlo a pagar asociaciones feministas para interponer siete denuncias de falso maltrato!

¿Tiene datos de resultados de denuncias en España?

Mire, entre 2004 y 2012 se interpusieron 1.034.613 denuncias, de las que el 79% fueron absoluciones, archivos y una ínfima parte desistimientos. Sólo hubo 207.997 condenas (21% de las denuncias totales), y de esas condenas el 80% eran por delito, de las que más de 77.000 eran conformidades, y el 20% restante por faltas. Pero lo curioso es que del más de un millón de denuncias, tan sólo 2.000, llevaban incursas parte médico de lesiones.

¿Entonces por qué se está deteniendo a cientos de miles de hombres en este país? ¿Por un ‘Te vas a enterar’, por un ‘Me ha llamado puta’? La media de denuncias sufridas por el hombre, es de 4,2. Pero para demostrar aún más el negocio en el que se ha convertido para muchas mujeres, el siguiente gráfico extraído de los datos del Consejo General del Poder Judicial y Ministerio de  Sanidad, refleja cómo entre el 79 y el 81% de las denuncias, terminan en absoluciones, archivos o desistimientos, por tanto la denunciante deja de tener el carácter de víctima de maltrato, vamos es sentido común.

 

COBRO DE RENTA RAI_MODIFICADO
“El 80% de las mujeres sigue cobrando su prestación cuando sus exparejas han sido absueltas y, por tanto, no tienen la consideración de víctimas de maltrato. Cuando tienen que renovar la documentación y aportar la sentencia, muchas vuelven a denunciar, y de ahí que la media de denuncia por hombre sea 4,2%”. Gráfico aportado por Jesús Muñoz.

Pero entonces, ¿cómo es que el 80% de esas denunciantes siguen cobrando una RAI (Renta Activa de Inserción) como mujer maltratada?

La media de denuncias hasta 2014 era de 350 denuncias diarias, que han descendido hasta las 269 diarias en la actualidad. La gran mayoría se interponen los viernes para que el detenido pase hasta el lunes en un calabozo. Además, la gran mayoría de denuncias falsas conlleva que previamente se haya interpuesto por una de las partes una demanda de separación o custodia, y cuando no se consigue lo que se quiere por parte de la mujer, lo siguiente y demoledor es la denuncia de maltrato, que por la propia LECR (Ley de Enjuiciamiento Criminal), no permite que un padre imputado por violencia de género opte ni a la custodia monoparental ni a la compartida, es decir, ‘Jaque mate’, objetivo conseguido.

Las abogadas de su exmujer están especializadas en violencia de género. ¿Recomendaron ellas a su ex las denuncias por malos tratos?

Según declaración de Beatriz sí. Llevaban en contacto desde septiembre de 2005 y el 1 de febrero de 2006 interpusieron una demanda de custodia en la que no aparece nada relativo a maltrato. El 14 de marzo grabé a las abogadas en su despacho y el 18 de mayo, después de llevar más de dos meses y medio sin ver a mi hijo, de los cuatro totales que estuve sin verle, acudí a la guardería y fuimos agredidos verbal y físicamente la testigo que me acompañaba y yo. Estos hechos los denuncié en su día con parte de lesiones en el atestado policial 11299 de la Comisaría de San Blas.

“La igualdad no consiste en ‘Quítate tú para ponerme yo’, no es cuestión de quitar derechos a unos para dárselos a otras, sino de equiparar los derechos de todos. La violencia debe perseguirse sea quien sea el agresor”

¿Cree entonces que se está luchando por la igualdad en España a golpe de mentiras?

Sinceramente, no, desde el mismo momento en el que se crea una ley tan aberrante como ésta, que discrimina al hombre, pues sitúa a mujeres como Beatriz C.R en posiciones superiores, dándoles una serie de privilegios, que en la misma situación no obtendría un hombre, y ocupando el lugar de las verdaderas maltratadas.

La igualdad no consiste en ‘Quítate tú para ponerme yo’, no es cuestión de quitar derechos a unos para dárselos a otras, sino de equiparar los derechos de todos. La violencia debe perseguirse sea quien sea el agresor o agresora, y dando igual el sexo y la edad de la víctima.

¿Qué opina de la ley de violencia de género?

Que es inconstitucional, incumple más de cinco artículos de los Derechos Humanos de la ONU, otros de los articulados del TEDH (Tribunal Europeo de Derechos Humanos) y de nuestra Constitución, entre ellos el artículo 14. Ha restaurado el derecho penal de autor, que sólo se establecía en los regímenes comunistas, en el apartheid, y en el régimen nazi. No ha hecho más que aumentar el número de mujeres muertas, ya que una orden de alejamiento es un simple folio, no es el escudo del Capitán América, ni te da súper poderes… No Salva Vidas. Esta ley es una máquina de fabricar hombres que no tienen nada que perder, pues te lo arrebatan todo injustamente siendo inocente, y eso es muy peligroso.

“Esta ley es una máquina de fabricar hombres que no tienen nada que perder, pues te lo arrebatan todo injustamente siendo inocente, y eso es muy peligroso”

¿Por qué cree que no progresa la inconstitucionalidad de la ley?

La Ley de Violencia de Género tiene más de 130 recursos de inconstitucionalidad que no progresaron, pues la mayoría del Tribunal Constitucional fue cambiado por progresistas del Gobierno Zapatero, poniendo como presidenta de dicho tribunal a María Emilia Casas, cuyo pasado feminista la avaló, con lo que ZP tenía  asegurado que saliera adelante, en contra del informe que ya planteó la inconstitucionalidad, el del propio Consejo General del Poder Judicial.

¿Cree que era necesaria en una España educada en el machismo?

Existen otros mecanismos contra ese presunto machismo, el principal es la educación. Es más, no se pueden matar moscas a cañonazos, y no se puede cambiar la España profunda de los últimos 80 años, cuyo pilar fundamental de educación ha sido la mujer, educando en ese presunto machismo, y que ahora paguen las consecuencias los hijos y nietos de esos presuntos machistas de hace 50-100 años.

¿Ha asumido la sociedad la ideología de género impuesta por Zapatero?

No es que la asuma, es que no conoce lo que conlleva hasta que la sufre, es decir, como digo yo, esto es el ‘Síndrome de la avispa’: no sabes lo que duele hasta que te pica. Cada vez más mujeres que defendían el feminismo me llaman para pedir ayuda cuando sus hijos o hermanos son denunciados y detenidos, y te dicen siempre lo mismo: “¡Por Dios!, ¿Cómo han hecho eso? Se lo han llevado detenido”. Y yo les digo siempre: “Es lo que votasteis con ZP. Ya os ha picado la avispa ¿verdad?”. Y te dicen que las han engañado, que jamás habrían votado algo así de saber lo que conlleva, es decir, quitar derechos y la presunción de inocencia a gente inocente.

“Esto es el ‘Síndrome de la avispa’: no sabes lo que duele hasta que te pica. Cada vez más mujeres que defendían el feminismo me llaman para pedir ayuda cuando sus hijos o hermanos son denunciados y detenidos”

¿Cree que se puede revertir esta situación?

No mientras en este país tengamos padres que no luchan ni por sí mismos, que no salen a la calle, lo más que hemos salido a manifestaciones somos 400 ó 500. Mientras que no afecte a más políticos, jueces, fiscales, actores, etcétera, y los medios de comunicación sigan chupando de la teta de las subvenciones de género, será difícil cambiar la cruel mentalidad de esta sociedad.

¿Y no ha pasado ya con la de denuncias falsas que dice que hay? ¿Cuántas, por cierto?

Hay hombres muy importantes en este país que han sido denunciados, pero no quieren ser estigmatizados socialmente, por eso no ejercen presión, tienen miedo a decir, como he hecho yo: “Sí, he sido denunciado” ¿y qué?”.

No hay cifras oficiales, pero pueden hablar con el jefe de cualquier oficina de denuncias de la Policía Nacional, o comandante de puesto de la Guardia Civil, y le dirán lo mismo: que están hartos de esta maldita ley, pues les hace detener a gente inocente. Ellos le dirán que más del  75% de las denuncias son falsas.

¿Qué sabe de su exmujer?

No tengo conocimiento de ella, ni de su paradero. Solo sé que tuvo cuatro sentencias condenatorias, por vejaciones, por 45 incumplimientos judiciales de régimen de visitas, por mentir en un juicio sobre la custodia, condenándola en segunda instancia al pago de costas, y por falsear documentación de tráfico, quedándose con un vehículo de mis padres. La empresa de peluquería para la que trabajaba en el momento del juicio la despidió.

¿Ve a su hijo Óscar?

No, desde enero de 2008. Llegué a solicitar ayuda psicológica y médica para mi hijo a través del Centro de Protección del Menor de la Comunidad de Madrid y de la propia consejera, Gádor Ongil. Ella nos derivó al Centro de Atención a la Infancia del Ayuntamiento de Madrid, que se asustó al ver cómo era Beatriz y lo que nos hizo a mi hijo y a mí.

Desgraciadamente, dejé de verle porque cada vez que lo intentaba era denunciado. Además, rehice mi vida, me casé y tuve dos mellizos y ellos no se merecían una vida judicializada.

Lo triste, es que Oscar se quedó sin padre y sin hermanos.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Cuenta con más de 20 años de experiencia profesional en redacción de noticias, gestión de contenidos informativos, gestión de medios de comunicación, relación con periodistas y comunicación corporativa. La mayor parte de su carrera profesional la ha desarrollado en Europa Press, donde concluyó su etapa profesional como subdirectora de Sociedad. Ha sido profesora colaboradora de la Universidad San Pablo CEU y de la Villanueva. En la actualidad, colabora con la agencia EFE y Mundo Cristiano, es doctoranda y colabora en varias empresas en Comunicación Corporativa.