El Dúo Dinámico, a Actuall: “Por supuesto que somos provida, el aborto es antinatural”

Varias generaciones de españoles e hispanoamericanos se han enamorado, reconciliado o simplemente celebrado la vida al ritmo de los pioneros del pop español. Les entrevistamos en Actuall, periódico de cuyo Brief son suscriptores.

0
6835

Por Rosana Ribera y Alfonso Basallo.

Al principio era… el Dúo. Los pioneros de los pioneros, antes que Miguel Ríos, Los Relámpagos, los Brincos o los Pekenikes. Comenzaron en 1959 cuando los reyes del pop americano eran Elvis y Paul Anka y no existía internet ni la tele, sólo la radio. Conquistaron el mercado a golpe de vinilo y chalecos de puntos.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Manuel de la Calva (Barcelona, 1937) y Ramón Arcusa (Barcelona, 1936) se habían conocido en Elizalde, la empresa de motores de aviación en la que trabajaban. Cantaron juntos el tema White Christmas en la fiesta de Navidad de la empresa y así comenzó su larga colaboración musical.

Autores de éxitos como Quince años tiene mi amor, Perdóname, Esos ojitos negros o Resistiré, compusieron La, la, la, la canción con la que España ganó Eurovisión en 1968, y han escrito centenares de temas para figuras  como Nino Bravo, José Feliciano, Bruno Lomas, o Julio Iglesias, del que Ramón fue  productor discográfico.

¿Cuál era su modelo cuando empezaron: Elvis, Ricky Nelson, Neil Sedaka?

Manuel – Añadiríamos a The Everly Brothers, que eran magníficos, además de que, al ser un dúo, se acercaba más a lo nuestro. Y Paul Anka, claro.

¿Cuál fue su principal innovación: las canciones o el chaleco de punto?

Ramón- ¡Já, já! Creo que fue el conjunto de imagen y música lo que supuso un cambio en la gris época del franquismo.

¿A qué atribuyen su éxito en los años 60?

M- Aportamos juventud, música alegre y color. Dábamos una imagen muy buena y nos defendíamos cantando.

Y eso que casi no había tele, ¿su altavoz fue la radio?

R- La radio fue muy importante para nosotros, era nuestra ventana al mundo. Nos llamaban constantemente desde Radio Nacional en Barcelona para el programa Fantasía de Federico Gallo y Jorge Arández, y en Radio Juventud con José Luis Barcelona. Más tarde, actuábamos en Radio Madrid en programas como Cabalgata fin de semana, Los cuarenta principales, etc. Lo curioso es que entonces las compañías discográficas no daban discos a las emisoras, y éstas los tenían que comprar. Íbamos con la guitarrita y decíamos ‘hemos grabado un disco con esta canción’. Y ahí quedaba la promoción en directo.

Y hasta el cine…

R- Más tarde, nos invitaron a un programa de TVE, que hacía sus primeras pruebas en Miramar de Barcelona. Pero había cuatro televisores en España. Otro altavoz importante para nosotros fue el hacer películas. Hicimos cuatro, una de ellas con Marisol. Así podían ver como éramos.

¿Han hecho un pacto con el diablo para seguir medio siglo después?

M- No, no. Siempre tratamos de hacer las cosas lo mejor posible, incluso nos retiramos en el 72, y hemos mantenido en general un perfil bajo. Eso tiene premio siempre.

Fumar y transnochar… ¿son los dos enemigos de la voz?

R- Nunca hemos fumado ninguno de los dos. Y eso que yo lo he intenté muchas veces, porque era como ‘obligatorio’. El anuncio de los cowboys de Marlboro me fascinaba.

“¿Fórmula de la Coca Cola del Dúo? Éramos el yerno perfecto para muchas madres”

 Cuál es ‘su’ fórmula de la Coca Cola: ¿romanticismo más ritmo más look?

M- Oportunidad en primer lugar. Empezamos en el momento justo. Jóvenes, un look pulcro, éramos el yerno perfecto para muchas madres.

¿Cantan en la ducha o prefieren reservarse?

R- No cantamos en la ducha, por lo menos yo. No por reservarnos, sino porque no.

¿Qué sintieron cuando Massiel ganó Eurovisión con ‘La, la, la,’ que habían compuesto ustedes?

M- Pues, en primer lugar, una gran emoción. España seguía estando como fuera del mundo, y con nuestra canción, y con lo que significaba ganar ese festival entonces, año 1968, contribuimos sin duda a incrementar la autoestima de los españoles. Massiel puso toda su garra, ganamos, y España ocupó las portadas de los periódicos europeos, cosa harto difícil.

duo-dinamico2

¿Frank Sinatra o Julio Iglesias? ¿Y por qué?

R- Los dos. Éramos ya fans de Frank Sinatra cuando Julio Iglesias no había ni soñado con cantar. Los dos tienen en común una voz personal, identificable, y flotan con su voz sobre la música como muy pocos saben hacerlo. Añadiría Nat King Cole por las mismas razones. Frank Sinatra era más técnico. Julio es más emocional. Mi suegra, inglesa, decía que no entendía a Julio pero que se lo creía.

¿Serrat o Antonio Machado?

M– No sabíamos que Machado cantara… En serio, los dos, cada uno en los suyo. Creo que fue en el verano del 68, cuando coincidimos con Joan Manuel en Palma de Mallorca -teníamos el mismo mánager- y estaba componiendo la música para los poemas de Machado. Una joya.

Una canción para conquistar a una chica…

R- Todas están dedicadas a ellas, que son nuestra inspiración. En el año 60, Quince años tiene mi amor. Hoy… no sé. La sociedad es hoy más materialista. Pero eso mismo se decía hace un siglo.

¿Cuantos temas suyos han sido para muchos el inicio de un noviazgo?

M– Hoy en día no sé, pero nos siguen llegando mensajes de parejas que se conocieron y se amaron con nuestras canciones, y es posible que hayamos colaborado -sin pretenderlo-, a la demografía. El Perdóname hizo estragos en su momento, y de las reconciliaciones, pues ya se sabe…

¿Alguna canción suya ha animado a gente que estaba a punto de tirar la toalla?

R- Sin duda, Resistiré ha ayudado a muchísimas personas a agarrarse a la vida ante problemas de salud o dificultades de toda clase.

Qué es ‘Resistiré’ ¿una canción o un lema?

M– Es un himno. Sabemos de muchas personas que la cantan, si no en la ducha, al empezar el día.

¿No es la canción de la crisis?

R– No creo que sea esa la intención, aunque sirve. En Argentina, cuando lo del corralito, había un programa de radio de ayuda social y una serie que se llamaba Resistiré.

¿Están de acuerdo con la Real Academia que acusa de papanatismo a los españoles por cantar en inglés en Eurovisión?

M– Dentro de un par de décadas, el inglés estará en el día a día en todo el mundo en España, que ha ido muy tarde en lo de poner el inglés en las escuelas: por fin, los políticos se han dado cuenta de su importancia. En la música, si quieres ir lejos, en inglés. Las lenguas están para entenderse. Y como el esperanto fracasó, bienvenido el inglés, que ha demostrado ser la más eficiente.

¿Eurovisión o Circovisión? ¿Cómo se ha descendido del nivel de Gigliola, Cliff Richard, Vicky Leandros o Celine Dion a la horterada actual?

R- Eurovisión ha pasado de ser un festival de canciones a uno de luz y color, donde para epatar, el derroche de luz y color en cada una de las canciones, se hace insoportable. No hay mesura, no hay contrastes. Es como si vas a comer y te dan tortilla de primero, de segundo y de postre: por buena que esté, cansa.  Por cierto que entre los grandes cantantes que ha mencionado se ha dejado uno

¿Cuál?

R- Doménico Modugno.

¿El ruido se ha cargado la música y el chunda-chunda la melodía?

M- Hay música para cada momento. Lo mismo decían del rock and roll: que era sólo ruido. Además, cada generación tiene derecho a elegir lo que le gusta. Aunque se equivoque.

¿Su gran aliado fue el vinilo y su mayor enemigo los piratas digitales?

R– ¿El vinilo? Aliado imprescindible porque era lo mejor y lo único que había. Hasta los hacíamos en colores transparentes. Luego vino el casette, el CD, y ahora lo digital, que ha permitido que ese diablillo que llevamos dentro se convierta en pirata.

“En nuestra niñez de posguerra esperábamos a que llegara Navidad para poder ¡comer pollo! que no veíamos en todo el año” 

¿Qué ha ganado la sociedad española en este medio siglo, desde que empezaron a cantar?

M– Todo ha mejorado mucho, muchísimo. El pobre de hoy sería clase media en la dictadura. Sirva como ejemplo que en nuestra niñez de postguerra esperábamos que llegara Navidad para poder ¡comer pollo!, que no veíamos en todo el año, o sea.

¿Y qué ha perdido?

R- La ingenuidad. El creer que el papá Estado te va a solucionar los problemas. Que tienes muchos derechos y ninguna obligación. A mí, en Barcelona, me sacaron de la escuela a los 12 años para estudiar Formación Profesional. Y entré a trabajar en Elizalde a los 14, donde más tarde conocí a Manolo. Y me levantaba a las cinco y media para a las seis hacer 45 minutos de natación, ¡hasta misa!, la fábrica y estudiar de noche. Después de cenar, ya en casa, a copiar en papel vegetal planos a diez ptas. la hora hasta caer rendido de sueño. Día tras día. Y los sábados trabajábamos media jornada. Había que hacer lo que tocaba. Era duro, éramos pobres, pero felices.

Ramón, usted que vive en Miami, ¿veremos Cuba libre?

R– Sin duda, aunque los Castro no van a soltar el poder. Pero el camino es inevitable

¿Habrá castrismo después de Castro? ¿Hay un Maduro cubano?

R– Lo intentarán, pero ya no hay marcha atrás, a pesar de que en Miami hay muchos cubanos contrarios a lo que ha hecho Obama, son mayoría los que desean las nuevas relaciones; ahora pueden viajar a La Habana sin trabas, enviar dinero, hacer negocios… esto no hay quien lo pare.

¿Por qué se han apuntado a El Brief de Actuall? ¿Cómo nos han conocido?

M– Tenemos amigos comunes, y nos interesan bastante sus contenidos y su ideario.

“Somos los únicos animales capaces de matar a un ser de su especie antes de que nazca”

¿Es provida el Dúo Dinámico?  

R– Por supuesto. En primer lugar, porque la naturaleza es sabia, y nosotros no: somos los únicos animales capaces de matar a un ser de su especie antes de que nazca. Es antinatural.

¿Qué opinan de la ley del aborto?

M–  Es un tema controvertido, y hay situaciones en que se justificaría, todos las sabemos. Hay también consenso en la ley actual por parte de la mayoría de la sociedad a través de los partidos políticos, nos guste o no la ley. Pero yo incidiría más en educar a la sociedad para ennoblecer la maternidad, y que el Estado ayudase de todas las maneras posibles. Que el Estado instruya, apoye psicológicamente, y mucho, a las mujeres que deseen continuar con la gestación, que deje de ser una tara.

¿Y qué pasa con las mujeres que quieren abortar?

M- Si no los quieren para ellas, habrá miles de familias que con gusto los acogerían. España está en los últimos rankings de natalidad, y si esto sigue así, encontrar un español, dentro de 50 años va a ser un milagro: otras razas, con su cultura, sus religiones etc. van superar a la española en poblacion y pueden dictar leyes muy ajenas a las que tenemos ahora, y no más permisivas, por cierto.

¿A qué espera EEUU para acabar con el Estado Islámico?  ¿O es que no ‘interesa’?

R– Parece ser que no es tan fácil. Habría que ver los intereses de los países árabes en su conjunto y de los aliados por otro. El hecho de que Turquía, un país de la OTAN compre petróleo a los del IS y éstos se puedan financiar, es de una contradicción enorme.

“Me gustaría ver a los políticos que se mofan del cristianismo –como Rita Maestre- haciendo lo mismo en Riad o en la mezquita de la M 30”

¿Les parece democrático que ciertos políticos españoles se mofen de la religión o quieran enviarla a las catacumbas?

M– Lo democrático es respetar a los demás, mientras no se incumplan las leyes. Y esos políticos -como Rita Maestre- que se mofan de lo católico, me gustaría verlos haciendo lo mismo en Riad o en la mezquita de la M30. Nuestra cultura es cristiana y así quiere vivir la mayoría del pueblo español. Yo veo los pueblos, y cuando veo una iglesia erguida en todos ellos, me da confianza, me siento seguro.

¿Por qué los ayuntamientos podemitas se dedican a la provocación en lugar de a la gestión?

R– Porque gestionan el odio, no los asuntos de los ciudadanos. Basta con ver ejemplos en Madrid, Barcelona, Valencia o Cádiz. Hacen lo que saben que va a molestar al PP en España, y en Euskadi o Cataluña lo que va a molestar al resto de los españoles. Así de simple.

¿Es real el peligro de que los populismos terminen arruinando los 40 años de estabilidad que hemos tenido desde la Transición?

M– Espero que no. La gente se va dando cuenta de la falacia de Pablo Iglesias, que ha ido cambiando el discurso -siempre populista- para pillar votos aquí y allá. Es un discurso del odio, de los improperios, lleno de promesas imposibles de cumplir.

duo-dinamico3

¿Qué diferencias importantes encuentran entre la educación que recibieron ustedes y la que reciben los adolescentes de ahora?

R– Nuestra educación fue solo la básica porque nuestros padres no podían permitirse nada mejor. Pero nos educaron en la sabiduría popular, en tener que ser mejor que los demás, y en la cultura del esfuerzo. Nada es gratis. Si no trabajabas, no ganabas dinero. Y nuestra premisa era llegar más lejos que nuestros padres. La LOGSE -hay que decirlo claro-, ha propiciado un sistema en que los jovenes creen que el Estado les va a conseguirlo todo, aunque no lo merezcan. La educación debe ser piramidal: Los profesores arriba y los alumnos abajo.

Ustedes son unos catalanes universales, pero los nacionalistas parecen catalanes con boina…

R– Los más nacionalistas-independentistas son los del interior, los de tierra adentro. Ni Barcelona, ni en la costa, ni en el Valle de Arán lo son.

¿Cataluña para los catalanes?

R– Para los catalanes y para todos. Y Navarra para los andaluces, y Galicia para los valencianos… España es única en su diversidad, y somos el país más viejo de Europa y debemos permanecer unidos.

“Si hubiera un plebiscito de verdad los nacionalistas catalanes perderían por goleada”

Pero el nacionalismo ¿qué quiere?: ¿independencia o dinero?

M – Saben perfectamente que no van a poder ser independientes, porque la Constitución no lo permite. Pero han convencido a casi media poblacion de que ello es posible. Además, si hubiera un plebiscito de verdad, y los votos de los barceloneses valieran por uno -no como ahora que valen la mitad-, perderían por goleada. Y al final de todo, está el dinero.

¿Quién cree que, finalmente, gobernará España después del 26-J?

R– Es probable que al final sea una coalición del más votado -como parece va a ser-, el PP, con Ciudadanos de vigilante, y con la abstención del PSOE en la investidura. En Borgen lo arreglaron muy bien, aunque nada es fácil como plantea la serie.

¿Y quién le gustaría que ganara?

R– El voto es secreto

¿’Resistirá’ Rajoy?

M– Sí, y eso no es malo. Con C’s controlándolo, puede ir bien.

¿Y Jordi Pujol?

R – Nadie entiende cómo no está ya procesado. Debe de haber cosas que no nos explican

¿Y España?

M– Por supuesto, pero sí es cierto que nos hemos de reciclar. Si hubiera de verdad un 24% de paro, habría tiros por las calles. Y no creamos que sólo los corruptos son los políticos. En España padecemos del ‘mal del sur’, como Italia, Grecia, y países cálidos en general. Somos muy permisivos con el fraude, e incluso, hasta hace poco lo aplaudíamos. Corruptos son, en primer lugar, los que escaquean dinero público; los que hacen facturas sin IVA, los que cobran el paro y hacen trabajos aparte, y los que se bajan películas, libros, software o música de internet sin pagar. Hasta que no entendamos esto y cambiemos el chip, no seremos libres de verdad.

‘Quisiera ser’ es uno de sus temas más famosos. ¿Qué quisieran ser Ramón y Manolo?

No quisiéramos ser más de lo que hemos sido y seguir así. La vida ha sido generosa con nosotros y hemos tenido el favor del público, que nos ha dado más de lo que merecíamos. Estamos contentos.

Comentarios

Comentarios

Compartir