El arzobispo de Granada, Javier Martínez
El arzobispo de Granada, Javier Martínez

El pasado domingo el arzobispo de Granada, Javr Martínez, realizó algunas consideraciones acerca de la ideología de género que han despertado el recelo de algunos sectores de la izquierda que han vuelto a cargar contra el prelado.

El arzobispo se limitó a explicar cómo en la vida normal respetamos las leyes naturales que descubrimos por la ciencia y el sentido común, pero que “a veces, nos cegamos”, como cuando la ideología de género “trata de imponerse como ley en la educación de los niños”.

A este respecto, monseñor Martínez aseguró que “hay una patología detrás de eso“. Aún más, “hay una cortedad y una torpeza de la inteligencia”, abundó el arzobispo, que acto seguido subrayó la igualdad de hombres y mujeres.

Amor sin luchas de poder

“Somos iguales en dignidad ¿cómo no lo vamos a ser?”, señaló, para añadir: “no reaccionamos igual, no pensamos de la misma manera. Pero hasta eso, perdemos el contacto con lo natural y una ideología puede enseñarnos las cosas más inverosímiles“.

El arzobispo de Granada semuetsra convencido de que “es posible el amor entre el hombre y la mujer, no como una pasión de luchas de poder, o de usar al otro para satisfacer necesidades mías afectivas, sexuales, del tipo que sean, sino deseando que el otro, que es diferente, que la otra, que es diferente, pueda cumplir su vocación”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.