Este sábado se ha celebrado en Madrid una marcha feminista contra el “terrorismo machista” y que ha congregado en Madrid a miles de personas, entre ellas decenas de políticos. El encuentro, cuyo uno de sus lemas era que el “patriarcado tiemble” ha contado con la presencia de Manuela Carmena, Ada Colau, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez o la popular Andrea Levy. Aunque estaba convocada para manifestarse en contra de la violencia contra las mujeres desde el principio se vio que el fin último era el de imponer la ideología de género.

Durante la marcha se produjeron varios incidentes que mostraron muy a las claras la radicalidad de las feministas. Un grupo de mujeres, entre las que se encontraban víctimas de violencia doméstica, participó en la marcha pero pidiendo que esta causa en defensa de la mujer no fuera manipulada por la ideología de género.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Tal y como relata a Actuall Rocío Monasterio, el grupo en el que ella participaba fue agredido e insultado repetidamente por las feministas, al punto de que la Policía tuvo que escoltarlas.

El grupo que fue agredido, escoltado por la Policía / RM
El grupo que fue agredido, escoltado por la Policía / RM

Monasterio cuenta que su grupo, en el que había varios miembros de VOX, llevaba pancartas como “la violencia no tiene género”, “más educar en valores, menos educar en género” o “ni machismo, ni feminismo”. Sin embargo, al ver dichos lemas las feministas y algunos hombres reaccionaron de manera furibunda. “Hemos intentado entrar a la manifestación por un lateral pero nos han empezado a insultar y agredir para que soltáramos las pancartas”, afirma.

Durante la marcha les decían que “no tenían derecho” a estar allí y con gran agresividad iban hacía ellas cogiéndolas de las muñecas y retorciéndolas para arrebatarlas las pancartas. Sólo la intervención policial evitó una desgracia. “Nos insultaban diciéndonos que éramos unas zorras, unas hijas de puta, que nos teníamos que pudrir y que éramos mujeres florero”, cuenta a este diario Rocío Monasterio.

Además, este grupo de mujeres concienciadas en la causa de la violencia contra las mujeres pero contrarias a la ideología de género ha tenido que abandonar antes la manifestación puesto que la Policía les ha comentado que no podría garantizar su seguridad por mucho más tiempo. Aún así, Monasterio ha alabado en todo momento la seguridad que la Policía les ha proporcionado.

Mientras tanto, las feministas pronto se olvidaron de la violencia doméstica de la convocatoria para centrar su ira contra la Iglesia. El canto más coreado por las feministas ha sido el de “vamos a quemar la Conferencia Episcopal por machista y patriarcal”.

Miles de euros en subvenciones públicas

Precisamente, varias de las organizaciones que han convocado esta manifestación pese a sus críticas al Gobierno, la Iglesia o los sectores ideológicos distintos al suyo han recibido más de 100.000 euros en subvenciones en los últimos meses por parte del Estado.

Entre las miles de participantes se encontraba la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha considerado la violencia doméstica como la más grave estructural que vive el país y ha criticado que “esté prácticamente silenciada en la agenda oficial, institucional y en las altas instancias”. “Imaginemos que el mismo nivel de cifras de asesinadas y de agredidas lo sufrieran por ejemplo hombres con cargos electos: estaríamos con el país militarizado, estaríamos con el país en alerta de terrorismo seguramente y nosotros no queremos que se militarice el país”, ha comentado.

Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, aseguró que “es muy importante que Madrid se convierta en una ciudad para la cultura y la educación contra la violencia, que es como una hidra de muchas cabezas, y es terrible que esta violencia que puede latir en un momento se dirija contra las mujeres”.

Una de las pancartas feministas de la marcha
Una de las pancartas feministas de la marcha

Pablo Iglesias mostró muy a las claras la opinión de las feministas radicales y aseguró que “los que recortan y los que han hecho leyes del aborto que nos llevan a 30 años atrás están en el bando contra las mujeres”, mientras que en la movilización de hoy, ha dicho, se hallan quienes se encuentran “al lado de las mujeres en nuestro país”.

“Contra la violencia machista, movimiento feminista”

Mientras tanto, Pedro Sánchez indicó en la marcha que “el PSOE fue quien puso en pie y lideró la lucha contra la violencia de género y partir del próximo 20 de diciembre seremos también los que lideremos, espero, un gran pacto de estado ciudadano, un pacto de vida para acabar y extirpar de una vez por todas la violencia de género que nos avergüenza tanto a todos como sociedad”.

Una gran pancarta, portada por víctimas de violencia doméstica, en la que se puede leer “Contra las violencias machistas, movimiento feminista”, acompañadas por mujeres representantes de este movimiento de distintas zonas de España, encabezaba esta manifestación en la que se pide que la lucha contra el “terrorismo machista” sea una cuestión de Estado.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nacido en Madrid pero natural de Ocaña se licenció en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Sus primeras incursiones periodísticas las hizo en la prensa local y regional, hasta que llegó a la Agencia EFE. Poco después inició una nueva aventura en Libertad Digital, diario en el que aterrizó en 2008 y del que fue redactor jefe y responsable de la información religiosa. Es articulista habitual de Religión en Libertad y ha colaborado en otros medios escritos como Revista Misión o El Medio y audiovisuales como esRadio e IntereconomíaTV.