Pedro Antonio Sánchez, presidente de la Región de Murcia / EFE

Al igual que ha pasado recientemente en otras regiones como Extremadura, Madrid o Baleares ahora ha sido Murcia la que ha sucumbido a la ideología de género y al lobby LGTB. Este jueves se aprobó por unanimidad con los votos del PP (partido que gobierna en la región), PSOE, Podemos y Ciudadanos la ley de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales.

La ley contiene varios puntos polémicos como la imposición de la ideología de género en todos los centros educativos, ya sean públicos, privados o concertados. Para ello, se deberá enseñar desde el ciclo de Infantil la diversidad afectivo sexual a los ninos “eliminando los estereotipos de normalidad basados en la heterosexualidad como la única orientación sexual válida y admitida”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Del mismo modo, desde las autoridades se vigilará el contenido impartido en los colegios para que se detecten supuestas acciones de discriminación y los contenidos ofensivos contra el colectivo LGTBI.

La ley prevé multas de hasta 45.000 euros

Para ello, la ley aprobada en Murcia por todos los partidos prevé sanciones graves de hasta 45.000 euros por “comportamientos discriminatorios” e incluso se puede llegar a la prohibición de percibir ayudas públicas durante dos años.

Un grupo de homosexuales sobre una carroza en el desfile del Orgullo gay de MAspoalomas, 2015 / Youtube
Un grupo de homosexuales sobre una carroza en el desfile del Orgullo gay de MAspoalomas, 2015 / Youtube

Otro de los aspectos más polémicos de la normativa es el que contempla que el sistema público de salud murciano pagará los cambios de sexo a los transexuales ya sean adultos o menores. De hecho se les proporcionará tratamiento hormonal, el proceso quirúrgico genital, aumento de pecho y masculinización de tórax, así como las prótesis y medicaciones necesarias para modular la voz.

Isabel Soler, diputada del PP: “Es un avance importante en la consecución de los derechos sociales”

Para la diputada del PP, Isabel Soler, esta ley aprobada gracias a sus votos “es un avance importante en la consecución de los derechos sociales”. De manera muy similar se mostraba la también parlamentaria socialista Isabel Casalduero: “Hace un año, a nadie se le pasaba por la cabeza que la Región de Murcia iba a tener una ley tan avanzada como ésta, que reconoce derechos a muchos murcianos”.

No piensa igual el Foro de la Familia, que ha denunciado las imposiciones de este tipo de leyes supuestamente antidiscriminatorias. Su presidente Mariano Calabuig afirma que “de nuevo este tipo de ley se salta el derecho y deber de los padres de educar a sus hijos de acuerdo a sus convicciones. En materia tan delicada como la educación afectivo sexual hay que contar con el permiso de los padres, ¿o es que ellos no tienen nada que decir sobre estos asuntos?”.

Además, el presidente del Foro de la Familia agrega que “esta medida es incompatible con la libertad de enseñanza y el pluralismo ideológico en materia de sexualidad, así como con la autonomía de los centros escolares, que ese recoge en la Constitución”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nacido en Madrid pero natural de Ocaña se licenció en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Sus primeras incursiones periodísticas las hizo en la prensa local y regional, hasta que llegó a la Agencia EFE. Poco después inició una nueva aventura en Libertad Digital, diario en el que aterrizó en 2008 y del que fue redactor jefe y responsable de la información religiosa. Es articulista habitual de Religión en Libertad y ha colaborado en otros medios escritos como Revista Misión o El Medio y audiovisuales como esRadio e IntereconomíaTV.