Logotipo de la Coalición Civil Society for the Family

“Sumar fuerzas y unirse en una misma acción decidida para hacer frente a la creciente amenaza internacional contra la familia y a la extralimitación de las instituciones internacionales, como la ONU”. Este es el objetivo de Civil Society for the Family (Sociedad Civil para la Familia), la nueva coalición de acción mundial surgida de la iniciativa ciudadana.

La nueva plataforma es una iniciativa de nueve entidades que conforman su comité patrocinador: C-Fam (editora de Friday-Fax), HazteOir.org (HO), CitizenGO, Derecho a Vivir (DAV), el Family Research Council (FRC), el Instituto de Política Familiar (IPF),  Human Life International (HIL), la National Organization for Marriage (NOM), y el TransAtlantic Christian Council (TCC).  

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La Coalición expresa sus principios fundacionales en un decálogo de artículos sobre la familia, siendo el primero: “La familia se define en la legislación y la política internacional como ‘la forma natural y unidad fundamental de la sociedad’. Como tal, “’debe ser protegida por la sociedad y el Estado’,  y sujeto apropiado de los derechos humanos”.

Como señala a Actuall el presidente de HO, Ignacio Arsuaga: “Nos conformamos como la primera gran coalición profamilia internacional que impulsará de manera explícita la defensa de la realidad natural de familia frente a los intentos de pervertirla surgidos en el seno de instituciones supranacionales como Naciones Unidas, por la presión de grupos que solo representan a intereses minoritarios, que tratan de redefinirla para someterla a la ideología de género y equipararla a otro tipo de realidades como son las uniones entre personas del mismo sexo”.

Precisamente en este sentido, el artículo 2 de este decálogo fundacional recuerda que la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la unión internacional reservan protecciones singulares a la familia en el reconocimiento de su papel insustituible como “medio natural para el crecimiento y el bienestar de todos sus miembros y en particular de los ninos”.

“Las relaciones entre individuos del mismo sexo y las disposiciones legales y sociales equivalentes no pueden equipararse a la familia ni tienen derecho a las protecciones singularmente reservadas a la familia en el derecho y la política internacional”, matiza el artículo 5.

El papel de la ONU en contra de la familia

Civil Society for the Family se lamenta de que los intentos de equiparar la familia a las uniones entre personas del  mismo sexo “han llevado a la confusión y la acritud en las negociaciones internacionales sobre este tema. Desafortunadamente, esto ha dado lugar a la completa exclusión de la familia en los últimos debates de la Asamblea General de la ONU”.

Por ello, el articulado  de la Coalición recuerda que “la comunidad internacional ha rechazado repetidamente los intentos de redefinir la familia en el derecho y la política, internacional”. “Cualquier mención de la familia en las resoluciones de la ONU y los resultados de sus conferencias sólo pueden interpretarse en referencia a un hombre y una mujer unidos en matrimonio, y las relaciones que son equivalentes o análogas, incluidas las familias monoparentales y las familias multigeneracionales”.

Los Artículos de la Familia pretenden superar la actual situación de estancamiento y alentar a las delegaciones que se encuentran bajo una creciente presión a defender la realidad de la familia. Como expresa el presidente de C-Fam, Austin Ruse: “El mundo no puede ser rehén de una pequeña minoría de países, que bloquean cualquier discusión sobre la familia a menos que logren imponer el pseudomatrimonio homosexual en todo el mundo”. 

“Esto es perjudicial, también para la familia de las Naciones Unidas”, añade. “Por ello, esperamos que cientos de grupos de todo el mundo firmen los Artículos de la Familia y se unan a la Sociedad Civil para la Familia”, concluye Ruse. La adhesión se puede realizar aquí.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Agradecida a Dios. Católica y española. Madre y esposa. Poniendo como periodista y ciudadana un granito de arena en defensa de lo innegociable. Consciente de que es la Verdad lo que nos hace libres.