Diversos estudios recientes realizados en universidades españolas, con muestras de adolescentes, desmienten que el hombre sea más violento que la mujer y que ésta sufra más agresiones a manos de aquel. Ya desde la adolescencia.

Y no hablamos sólo de violencia psicológica –en la que se supone que la mujer dispone de más armas- sino de agresiones físicas. Las chicas son, como mínimo, tan agresivas como los chicos, y en muchos casos ejecutan mayor número de agresiones.

Lo dicen ellas mismas. En los centenares de entrevistas que les han hecho para elaborar los mencionados estudios.

Lo cual viene a demostrar que la violencia no tiene género. Y deja en evidencia a legislaciones como la española de Violencia de Género, promovida por el Gobierno Zapatero, y su postulado de que la violencia es consustancial al hombre, y no a la mujer, y que es preciso corregir esa tendencia.

Pero vayamos con los datos.

Varios de esos estudios, realizados durante los últimos siete años, entre 2008  y 2015, concluyen que el varón se declara más víctima que la mujer.

La proporción de hombres que se declaran víctimas de agresiones físicas por parte de su pareja es mayor que el de mujeres

 Así, en un trabajo de 2008 en el que se entrevistó a 446 adolescentes entre los 14 y los 20 años, el 5,3% de los chicos se declararon víctimas muy frecuentes de violencia física dentro de la pareja, mientras que en el caso de las chicas el porcentaje era del 3,6%. (VV. AA. Las relaciones sentimentales en la adolescencia.

En otra muestra, realizada en 2011, de 174 estudiantes universitarios, entre los 18 y los 21 años, la media del grupo de los varones era superior a la media del grupo de las mujeres, en cuanto a las agresiones físicas sufridas. (Rojas-Solís, Violencia de pareja en universitarios españoles).

La proporción de hombres que se declaran víctimas de agresiones físicas por parte de su pareja (en relaciones de noviazgo) también es mayor que el de mujeres en otra muestra con estudiantes de más edad (entres los 18 y los 36 años). Es lo que refleja otro estudio realizado ese mismo años en la Universidad de Salamanca. (Rojas-Solís y Carpintero, Sexismo y agresiones físicas, sexuales y verbales emocionales en relaciones de noviazgo de estudiantes universitarios).

Víctimas de agresiones graves por sexos
Víctimas de agresiones graves por sexos

Lo mismo ocurre en otro trabajo más reciente (2015). En una muestra de 306 jóvenes, entre 15 y 18 años, con experiencia en relaciones de parejas, el 3’6% de los chicos se declararon víctimas frecuentes de agresiones graves, porcentaje superior al de chicas (1,3%). (VV.AA. Physical Dating Violence in Spain and the United Kingdom and the Importance of Relationship Quality).

Hasta aquí hemos hablado del nivel de victimización, es decir la violencia sufrida, pero veamos ahora el nivel de perpetración, la violencia ejercida sobre el otro sexo.

En algunos trabajos de estos últimos años, la diferencia de sexo resulta poco relevante a estos efectos. En algunos es ligeramente superior el porcentaje de hombres y en otros el de mujeres.

Las mujeres causan más lesiones que los hombres en todos los tramos, desde contusiones leves a lesiones que requieren tratamiento médico

Por ejemplo en una tesis doctoral de Psicología (2009), con una muestra de 5.355 jóvenes, entre los 16 y los 26 años. En cuanto a la violencia física grave, las tasas de perpetración es algo superior en el caso de los varones (1,4%) que en el de las mujeres (1%). Sin embargo, en cuanto a las lesiones causadas, las mujeres causan más lesiones que los hombres en todos los tramos, desde contusiones leves (15,2% mujeres vs. 7,4% hombres) a lesiones que han requerido tratamiento médico (2,1% mujeres vs. 1,7% hombres). González Lozano, M. P., Violencia en las relaciones de noviazgo entre jóvenes y adolescentes de la Comunidad de Madrid.

Lesiones provocadas por el otro sexo
Lesiones provocadas por el otro sexo

Los autores de otro estudio, de 2012, hacen la siguiente observación: “la resolución de conflictos propia de las mujeres es más violenta que la de los hombres, sin embargo en la percepción que tienen sobre la resolución de conflictos de su pareja no se encuentran diferencias significativas”.

Se trata de una muestra de 608 alumnos, de entre los 14 y los 19 años, de 5 institutos de Málaga. El estudio destaca que “en términos generales, las mujeres adolescentes tienden a manifestar un mayor uso de tácticas agresivas psicológicas y físicas leves que los hombres (ej., discutir, amenazar, lanzar algún objeto, empujar, agarrar o abofetear)”. VV.AA. Resolución de conflictos de pareja en adolescentes, sexismo y dependencia emocional

Pero llama la atención que en otros muchos estudios realizados entre adolescentes, es superior la proporción de chicas que ejercen violencia física contra el sexo (perpetración).

Es el caso de un trabajo, de 2010, basado en las declaraciones de 567 alumnos de enseñanza secundaria de 15 a 19 años de edad, de 5 institutos de Salamanca, a los que se preguntó por su experiencia en una relación calificada por ellos como “seria”.

Estadísticas de qué sexo causa más violencia
Estadísticas de qué sexo causa más violencia

Los datos sobre violencia verbal o emocional fueron casi idénticos para ambos sexos. Pero los niveles de violencia física fueron superiores en el caso de las chicas: 30,2% de las chicas se declararon perpetradores de agresiones físicas frente a 16,1% de los chicos. Fernández-Fuertes, A.A. y Fuertes, A. Physical and psychological aggression in dating relationships of Spanish adolescents.

En otro estudio basado en una muestra de 863 alumnos de la ESO de Madrid, entre los 14 y los 17 años, el 42% de las chicas se declararon perpetradoras de agresiones físicas contra sus parejas, y sólo el 32% de ellas se declararon víctimas de violencia física ejercida por sus parejas masculinas. Fernández-González, L., O’Leary, K.D. y Muñoz-Rivas, M.J : We Are Not Joking : Need for Controls in Reports of Dating Violence.

En una muestra de 2.016 alumnos de secundaria, de entre 14 y 20 años, la tasa de agresiones físicas de mujeres fue del 48,4% y la de hombres de 38,5%

 Y en una muestra todavía mayor (de 2.016 alumnos de secundaria, entre los 14 y los 20 años), de un estudio de 2013, las tasas de perpetración de agresiones físicas fueron del 48,4% para las mujeres y de 38,5% para los hombres.

En ese mismo trabajo, más mujeres (20,5%) que hombres (13,7%) se declararon exclusivamente perpetradoras de violencia. Fernández-González, L., O’Leary, K.D. y Muñoz-Rivas, M.J. Age-Related Changes in Dating Aggression in Spanish High School Students.

Como vemos, la literatura científica demuestra que la violencia entre varón-hembra no es unidireccional, como cabría deducir de las estadísticas que da el Ministerio español de Sanidad e Igualdad.

Hemos citado sólo estudios realizados por universidades españolas, pero podríamos decir tres cuartos de lo mismo si nos fijamos en trabajos de universidades extranjeras.

Violencia contra la propia pareja
Violencia contra la propia pareja

Por mencionar sólo un caso, en un informe del Partner Abuse State of Knowledge Project (PASK), el 28,3% de las entrevistadas confesó haber ejercido violencia contra sus parejas, en contraste con el 21,6% de hombres que admitió haberse comportado violentamente.

El informe recopilaba los resultados de 1.700 artículos sobre el tema publicados en 2012-2103.

Además, la mayor parte de la violencia es mutua: el 57% de los incidentes fue calificado como bidireccional y un 42% unidireccional.

Comentarios

Comentarios