Sylvi Listhaug
La ministra de Inmigración noruega, Sylvi Listhaug.

La ministra de Inmigración de Noruega, Sylvi Listhaug, ha sido criticada con dureza por lucir un crucifijo. Le han acusado de xenofobia y de hacerlo para captar votos, lo que ha generado un fuerte debate en el país nórdico.

El primero en atizar a la ministra fue el periodista Sven Egil Omdal del diario noruego Stavanger Aftenblad, que ha asegurado en su página de Facebook que Listhaug ha utilizado “un accesorio político para impresionar a personas que creen que la xenofobia es una virtud cristiana”.

El controvertido columnista está convencido de que la ministra lo hace todo para aparentar, ya que señala que había revisado las fotos de archivo de Listhaug desde 2001 y no había encontrado ninguna en la que llevara el crucifijo antes de ser nombrada ministra de Inmigración en 2015.

Sin embargo, la realidad es muy distinta. La propia Sylvi Listhaug ha mostrado fotos de los años 2006 y 2007, antes de ser nombrada ministra, en las que ya lucía orgullosa el crucifijo.

Momentos de tensión

Listhaug se ha defendido así de las críticas. “Es el ataque más vergonzoso que he visto nunca”, expresó también a través de las redes sociales al tiempo que acusó a este periodista de publicar noticias falsas.

Asimismo, Listhaug señaló que el crucifijo -que pertenecía a su abuela- tiene un gran valor sentimental para ella y le ayuda a sentirse más segura en momentos de tensión como los que conlleva su cargo de ministra. “Está claro que lo he necesitado más durante el último año”, confesó.

“No creo que haya muchos políticos que hayan sido sometidos a tantas críticas y ataques de todas partes como los que yo recibo”, reconoce Sylvi Listhaug

Para la ministra de Inmigración todo se debe a una cacería política y una persecución. “No creo que haya muchos políticos que hayan sido sometidos a tantas críticas y ataques de todas partes como los que yo recibo o que tenga un trabajo tan difícil como el mío, así que utilizo todos los recursos que me dan la fuerza que necesito”.

Sylvi Listhaug pertenece al Partido del Progreso (Fremskrittspartiet), uno de los partidos de la llamada derecha alternativa que han crecido en los últimos años en Europa. Esta fuerza gobierna en coalición con el partido conservador desde 2013.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Licenciado en periodismo por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Tomó la alternativa en Intereconomía -semanario Alba, La Gaceta, Los Últimos de Filipinas, Dando Caña, 12 Hombres sin vergüenza- de la mano de Gonzalo Altozano y Kiko Méndez-Monasterio, de los que aprendió incluso algo de periodismo. Más tarde escribió para los digitales La Información y Periodista Digital. Viajó a Irak antes que a Roma, le apasionan la Historia y la tauromaquia. Nazareno de Sevilla.