Óscar de Alfonso, gran maestre de la Gran Logia de España, a la izquierda de la imagen / GLE

La propia Masonería española presume entre sus miembros de haber sido invitada formal y públicamente al Senado la pasada semana. Así lo recogen en el boletín que envían semanalmente desde la Gran Logia de España. Los masones españoles destacan que lo vivido en el Cámara Alta supuso una “jornada histórica” para ellos.  El pretexto fue el acto de homenaje por el Día de la Memoria del Holocausto.

Representando a la logia masónica acudieron su Gran Maestro, Óscar de Alfonso, y el director del Gran Consejo Rector, Jesús Gutiérrez.  Ambos aseguraron que fueron invitados por la federación de comunidades judías.

En estos momentos en España hay en torno a 4.000 masones que pueden pertenecer a la masonería regular e irregular. La principal diferencia entre ambas es que en la regular los miembros creen en un ser superior al que llaman Gran Arquitecto del Universo mientras que la irregular da cabida a los ateos. De entre los miles de masones españoles sólo unos pocos, situados en lo más alto del escalafón son “caballeros templarios del Gran Priorato de España”.

Óscar de Alfonso es el masón del mundo más joven en alcanzar ser gran maestro en su logia

Óscar de Alfonso, líder de la masonería española, es uno de estos últimos. Este abogado valenciano de 47 años, gran maestro de la Gran Logia de España desde 2010, convirtiéndose en el masón del mundo más joven en alcanzar ese grado en su logia.

La masonería, muy presente en la política

Pese a vender que era una jornada histórica para la masonería lo cierto es que esta sociedad ha tenido y tiene una gran influencia en la política y en las leyes que se aprueban, sobre todo en las centradas en la ingeniería social.

Según declaró un exmasón francés a Actuall, las logias están muy presentes en las políticas, en los partidos y también en los gobiernos. En Francia su influencia es total y el 20% de los parlamentarios son masones y aunque en España no es algo tan público sí dijo que existe una gran influencia de estos grupos. Influencia que se nota, dijo este exmasón, sobre todo en las leyes contra la familia, que son discutidas y prepradas en las logias antes de ser aprobadas.

El objetivo de la masonería es para Óscar de Alfonso “llegar al perfeccionamiento humano. A ser mejores personas mediante el crecimiento íntimo”. Además, añade que “la extensión de la democracia y el bienestar en la sociedad podrían formar parte  de los objetivos”. A pesar de esta última información sobre la democracia y el bienestar, Óscar de Alfonso niega que intenten influir en política o incluso redactar leyes sociales, tal y como han revelado varios exmasones.

Personalidades y políticos masones

Aún así, el gran maestro reconoce en una entrevista la existencia de masones en puestos de poder. “Recientemente ha habido dos ministros masones. Uno nunca lo escondió aunque no hiciera gala de ello, Jeronimo Saavedra”, asegura, aunque se niega a citar al otro ministro.

Francisco Caamaño, exministro de Justicia (2009-2011), en un acto de la Gran Logia de España
Francisco Caamaño, exministro de Justicia (2009-2011), en un acto de la Gran Logia de España

Vinculado a la masonería, aunque sin haber sido confirmada su pertenencia, estaría también el exministro de Justicia en la era Zapatero, Francisco Caamaño, que aparecía en fotos en un evento de la Gran Logia de España. En la misma situación se situaría el exbanquero Mario Conde, que sigue colaborando en actos de esta organización.

Óscar de Alfonso también cita algunos legendarios masones como Ramón y Cajal, Sorolla, Blasco Ibañez así como “diez presidentes de las Repúblicas –ambas- muchos grandes hombres hasta el primer tercio del siglo XX”, entre los que destacaba Manuel Azaña.

Manuel Azaña, presidente durante la II República y reconocido masón
Manuel Azaña, presidente durante la II República y reconocido masón

Y el gran maestro español también informa de su pertenencia a la masonería de Anders Breivik, el noruego responsable de la matanza del islote de Utoya en 2011 donde mató a 77 personas.

Anders Breivik
Anders Breivik, autor de la matanza de Utoya en Noruega / EFE

Lo que sí comparten las logias es su carácter anticristiano. Otro masón de la Logia de Derecho Humano, cuyo nombre ficticio es Gonzalo Tapia y Mararía, cuenta a eldiario.es que es la Iglesia Católica la mala en esta película.

“En España quien ostenta puestos de poder es la Iglesia Católica. Aquí puedes nombrar a ministros del Opus Dei, alcaldesas y consejeras de comunicación de los Legionarios de Cristo, pero nadie se escandaliza. Tampoco aquí ninguna logia ha recibido 13.000 millones de euros de subvención durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero”, afirmaba.

Sobre el funcionamiento de la masonería y las acusaciones de secta, Óscar de Alfonso insiste en que “la principal diferencia es que tenemos prohibido hacer proselitismo, lo que no nos impide darnos a conocer”. Agrega que “es muy difícil entrar, y en cambio es muy fácil salir”.

Eso sí, quien quiera dejar de ser masón tiene dos obligaciones. Estas serían, según el gran maestro español, “jamás revelar nuestras prácticas y ritos, ni revelar la identidad de alguno de nuestros miembros”. Si lo incumple, agrega, “no se le impondría ningún castigo físico ni de otro tipo. Simplemente, le mostraríamos nuestro repudio como persona e individuo”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nacido en Madrid pero natural de Ocaña se licenció en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Sus primeras incursiones periodísticas las hizo en la prensa local y regional, hasta que llegó a la Agencia EFE. Poco después inició una nueva aventura en Libertad Digital, diario en el que aterrizó en 2008 y del que fue redactor jefe y responsable de la información religiosa. Es articulista habitual de Religión en Libertad y ha colaborado en otros medios escritos como Revista Misión o El Medio y audiovisuales como esRadio e IntereconomíaTV.