Noruega ha dado un paso más que Suecia en su decisión de retirar los símbolos cristianos para así no ofender a los refugiados musulmanes que su país debe acoger por cuota.  La diferencia estriba en que las autoridades noruegas obligan a quitar las cruces mientras que en Suecia estas directrices no aparecen escritas aunque en algunas instituciones han tomado esta decisión.

Entre los centros afectados se encuentra el centro Tommenesets, gestionado por la Sociedad Misionera de Noruega. Esta organización iba a acoger en este lugar a 45 refugiados pero la UDI (Servicio de Inmigración) ha paralizado esta acogida hasta que se quiten las cruces y las imágenes de Jesús.

Según informa la prensa noruega y recoge el Observatorio sobre Intolerancia y Discriminación contra los cristianos en Europa, el director general de la UDI, Frode Forfang, ordenó que todos los centros de acogida deben ser “políticamente y religiosamente neutrales”.

En su opinión, los que alojen a los refugiados pueden tener una identidad política o religiosa concreta y citó al Ejército de Salvación o la Misión de la Iglesia. Eso sí, en dichos centros no podrá haber elementos cristianos.

Finalmente, estas organizaciones aunque han criticado esta decisión han decidido retirar las cruces para mostrar “su compasión cristiana” hacia los necesitados a pesar de que haya que renunciar a los símbolos.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nacido en Madrid pero natural de Ocaña se licenció en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Sus primeras incursiones periodísticas las hizo en la prensa local y regional, hasta que llegó a la Agencia EFE. Poco después inició una nueva aventura en Libertad Digital, diario en el que aterrizó en 2008 y del que fue redactor jefe y responsable de la información religiosa. Es articulista habitual de Religión en Libertad y ha colaborado en otros medios escritos como Revista Misión o El Medio y audiovisuales como esRadio e IntereconomíaTV.