El Ayuntamiento de Zaragoza tuvo durante años un crucifijo en su salón de plenos.
El Ayuntamiento de Zaragoza

El pleno municipal del Ayuntamiento de Zaragoza ha rechazado con los votos en contra del PP y Ciudadanos (Cs), la abstención del PSOE y el apoyo de CHA y Zaragoza en Común (ZEC) una moción de los aragonesistas en la que se solicita que la ciudad se adhiera a la red de municipios por un Estado laico.

Esta red, pese a que se tilda de laica, es una iniciativa laicista y pretende expulsar cualquier realidad de corte religioso de la vida pública española, obligando incluso a los concejales a renunciar a su representación en actos como romerías o misas.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

De hecho, la concejal del grupo municipal de la Chunta Aragonesista, Leticia Crespo, ha justificado la presentación de la iniciativa al indicar que “queremos evitar” imágenes como la producida este pasado domingo, día de San Valero, patrón de Zaragoza, en la que ediles del PP y PSOE acudieron a la misa pontifical en la Catedral de la Seo con la banda de concejal.

Se ha mostrado partidaria de “no ir a ningún acto con la banda que no sea civil”. En este sentido ha esgrimido, argumentando un principio de ‘equidad y neutralidad,’ que “hay que distinguir entre el ámbito público y privado y no mostrar ninguna preferencia por confesión religiosa alguna como integrantes de una institución pública”.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve durante un acto / Wikimedia
El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve durante un acto / Wikimedia

Ciudadanos y PSOE, “laicistas” pero no lo votan

La portavoz del grupo municipal de Ciudadanos (Cs), Sara Fernández, ha recordado que la formación naranja defiende el laicismo porque es un “componente esencial de la democracia y cada uno puede ejercer su religión sin vulnerar la ley”.

Sara Fernández ha manifestado que la religión es “un asunto personal” y las instituciones “no deben decir cómo se tiene que pensar” para observar que la red de municipios por un Estado laico “coarta esa libertad individual con prohibiciones”, informa Europa Press.

Al respecto, ha apuntado que si se hiciera caso a lo que propugna la mencionada red se tendría que suprimir la ofrenda de flores a la Virgen del Pilar o eliminar enterramientos de todas las confesiones en el cementerio de Torrero porque es civil. “No se pueden coartar los derechos”, ha enfatizado.

El concejal del grupo municipal del PSOE, Roberto Fernández, ha dicho estar muy conforme con el ideario del Movimiento Hacia un Estado Laico (MHUEL), pero ha explicado que solo se puede abstener porque el Ayuntamiento tiene que regular estos aspectos en el Reglamento de protocolo y ceremonial. “En su día fue imposible ponernos todos de acuerdo”.

Un crucifijo, símbolo de “bajeza democrática”

El portavoz del grupo municipal de Zaragoza en Comun (Podemos), Pablo Muñoz, ha dicho que el Estado “tiene que ser laico y aconfesional”. Ha subrayado lo siguiente: “Lo fundamental es si como concejales entendemos que el Ayuntamiento es algo de todos y no tiene que causar rechazo o repulsión a nadie de los que entren en función de su concepción moral o religiosa”.

Muñoz ha manifestado que “hay cosas que dan caspa o que suponen  bajeza democrática, en alusión a que en la legislatura pasada el salón de plenos lo presidía un crucifijo. El edil ha finalizado diciendo: “Nos toca evolucionar y asumir el debate de la laicidad”.

Una iniciativa cobarde

Por su parte, el concejal del grupo municipal del Partido Popular, Pedro Navarro, ha calificado de “cobarde” la iniciativa de CHA y ha rebatido los argumentos de Leticia Crespo al exponer la foto de un concejal de Chunta en el Ayuntamiento de Cariñena ataviado con la banda dentro de una iglesia, en la festividad de San Valero de este año.

Navarro ha recordado que la red de municipios por un Estado laico defiende la retirada, con carácter retroactivo, de condecoraciones o reconocimientos de carácter religioso, y ha resaltado que en las Fiestas del Pilar de 2015, a propuesta del alcalde, Pedro Santisteve, se le concedió la Medalla de Oro de la ciudad a sor Milagros Hernández.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Castellano de la Mancha, estudió Letras y Ciencias Políticas, pero se gana la vida como periodista, escritor, gastrónomo y espectador del paisaje y del paisanaje. Colaborador de Actuall.