Comité de Dirección del Partido Popular
Mariano Rajoy preside una reunión del Comité de Dirección del Partido Popular /Flickr PP

¡Feliz día, actuallers!

Los principios del PP tras el Congreso del pasado fin de semana, y otras historias que te ayudarán a mejorar el mundo este 15 de febrero, día de San Claudio de la Colombiere.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Editado para ti y otras 90.000 personas ocupadas e influyentes, por el equipo de Actuall. 

Reenvíalo a un amigo. Si te lo han reenviado, date de alta aquí para recibirlo directamente en tu buzón.

SELECCIÓN DE SUSCRIPTORES

Algunos observadores empiezan a ver similitudes entre la España actual y la Italia de la postguerra. Al igual que la democracia cristiana dominó la política italiana durante décadas, la hipótesis española –especialmente, tras los congresos celebrados este fin de semana– plantea una larga hegemonía democrática del PP, de aquí en adelante.

La crisis del PSOE –no solo por la fractura interna, sino por la crisis ideológica de la socialdemocracia en Europa– y la radicalización de Podemos estarían dejando al PP como inquilino de referencia en el centro político, el lugar donde se ganan las elecciones, según dicen los que saben.

Si los populares consiguen recuperar a muchos votantes hoy alojados en las filas liberales de Ciudadanos, el PP puede convertirse –según la misma línea de análisis– en lo que la democracia cristiana fue para Italia: una fuerza política hegemónica e ineludible, en los gobiernos formados entre 1945 y 1994.

En este artículo para ActuallFrancisco José Contreras aborda la cuestión de la democracia cristiana desde otro punto de vista, el de los principios. Nuestro autor, catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Sevilla, sostiene que los demócrata cristianos ya no tienen sitio en el PP, tras el congreso del pasado fin de semana, y que su permanencia en el partido solo les hace cómplices del giro ideológico del PP en las batallas culturales como la del aborto, la familia, los vientres de alquiler, la eutanasia o el despliegue de la agenda LGBT. A su juicio, el sitio de los demócrata-cristianos está fuera del PP y, en concreto, en un partido como Vox.

El análisis del profesor Contreras –brillante, provocador y persuasivo, como todos los suyos– quizá omita dos datos significativos.

Uno, ya nadie habla de la democracia cristiana como una corriente ideológica, con una visión propia del mundo y del ser humano. Es dudoso que la democracia cristiana haya sido alguna vez algo distinto de una máquina para la conquista y la preservación del poder. La política es esencialmente eso, y ningún partido o corriente ideológica escapa al designio de la lucha zoológica por el poder.

Mario Vargas Llosa cita a Max Weber en el frontispicio de El pez en el agua, las memorias de su fallida carrera a la Presidencia del Perú: “Quien crea que, en política, el bien produce el bien, y el mal conduce al mal, es un nino, políticamente hablando”.

Desde luego, en la Italia de la postguerra, la democracia cristiana fue exactamente una industria del poder, con toda la carga de violencia que ello implica, por mucho que figuras como De Gasperi hicieran una contribución muy notable a la fundación de la Unión Europea. Solo por comparación con la Unión de hoy, burocrática y laicista, el club del carbón y del acero fundado por Schuman, De Gasperi y Adenauer parece un momento culminante del humanismo cristiano, pero conviene no olvidar que fue solo eso, un club para comerciar en paz y libertad.

Que la democracia cristiana no es una garantía de fidelidad a los principios lo demuestra la corrupción de la política italiana bajo la larga hegemonía de este partido.

Dos, si hay demócrata-cristianos en el PP, en el sentido en el que los define el profesor Contreras –fieles al humanismo cristiano, indiferentes al poder, coherentes con una moral cristiana–, quizá Vox no sea la tierra prometida para la huida de Egipto. Un lector lo resume así en la conversación que ha generado el artículo del señor Contreras en Actuall: “Realmente, veo difícil que los democristianos del PP pasen a Vox, si este sigue adoptando como referentes políticos al Frente Nacional y a Donald Trump”.

En este otro artículo titulado “El drama del PP: ni charrán, ni gaviota… sino otra cosa”, Alfonso Bastallo, director de Actuall, distingue entre estrategia y principios, al analizar el congreso del PP.

Concluye que el congreso del PP ha afianzado el poder de Mariano Rajoy, hasta el punto de que “podríamos tener Mariano para una década”.

Desde el punto de vista de los principios –dice el mismo autor– la enseñanza es que al PP, ya no le quedan.

Una estrategia política sin principios es un mal negocio para el país –comenta el director de Actuall. Si es exitosa –como parece el caso, al menos, de aquí a medio plazo–, sirve para afianzar a un partido en el poder, pero, al precio de “hipotecar el futuro de España”.

El PP cree estar haciendo lo necesario para preservar el poder durante el mayor tiempo posible, como haría cualquier partido, incluido el demócrata-cristiano.

El PP cree, además, que dejarle el poder a otros –una coalición de las izquierdas y los independentistas, por ejemplo– sería malo para España. Por si fuera poco, piensa que si se distancia de algunas causas, como la del derecho a la vida, será percibido como un partido más centrado y progresista, y lo tendrá más fácil, desde ahí, para mantenerse en el poder.

Todo esto es estrategia, pero también son principios. En política, los principios y los fines siempre van de la mano.

SELECCIÓN DE ACTUALL

Beyoncé ridiculiza al cristianismo en los Grammy, por Ana Fuentes. La actuación de la cantante estuvo cargada de símbolos paganos y cristianos. El laicismo se disfraza de espectáculo.

Así es el presidente del Parlamento Balear: “¿Y si Jesús hubiera muerto empalado?”, por Javier Torres. Todo cuanto escribe o expresa Balti Picornell, el nuevo presidente del Parlamento de la Comunidad Balear, “no es más que rechazo a la unidad de España, la monarquía o la Iglesia, y la defensa de tiranos como Fidel Castro”, observa Javier Torres en este retrato del joven político de Podemos.

La directora de un instituto desmiente las denuncias de ‘machismo’ contra policías, por Nicolás de Cárdenas. La máxima responsable de un instituto de Alcalá de Henares ha desmentido a las alumnas que acusaron a la Policía de impartir charlas con contenido machista, sexista y misógino.

La penúltima batalla progresista: muerte a San Valentín y al amor romántico, por Javier Torres. “Si eres mujer y recibes un ramo de flores” –apunta Javier en esta reflexión– “estás siendo víctima de una agresión machista”.

Perdió Podemos, ganamos todos los demás, por Candela Sande. La autora escribe: “Podemos trata de recuperar la calle y reavivar la llama del 15-M, pero llega tarde. A la revolución morada se le ha pasado el arroz.”

Así es como visitaron Irán cuatro ministras del ‘primer gobierno feminista del mundo’, por Elentir. Escribe el autor sobre “la indumentaria usada por cuatro ministras del gobierno de Suecia en su visita a Irán el pasado fin de semana, acompañando al primer ministro sueco, Stefan Löfven.”

Estar embarazada en esta aldea de Marruecos puede ser mortal, pero las ecografías salvan vidas, por Beatriz de la Rosa. Con la tecnología adecuada –señala Beatriz en este artículo– “la única herramienta necesaria para cambiar las cosas son las personas”.

CORRESPONDENCIA

El obispo de Alcalá de Henares, Madrid, Juan Antonio Reig Plá, visitó hace unos días San Fernando de Henares, con motivo de los festejos de la Virgen de las Candelas.

Sonsoles Martínez observa la incongruencia de que se les uniera la alcaldesa de Podemos, que ha declarado persona “no grata” al obispo.

Hola,

Te envio noticias de San Fernando de Henares. 

Ha estado nuestro obispo [monseñor Juan Antonio Reig Pla] en la parroquia de la Purificacion celebrando su fiesta de la Virgen de Las Candelas. 

Asistió la alcaldesa de Podemos [Catalina Rodríguez Morcillo], y luego ha declarado persona ‘no grata’ a nuestro obispo. 

Te envío el comunicado que ha emitido la parroquia y la Hermandad de Las Candelas.

Por cierto, la alcaldesa ya tiene dos imputaciones.

Quiero manifestar mi apoyo a mi obispo. De los políticos de Podemos, prefiero no hablar

Un saludo,

Sonsoles Martínez

San Fernando de Henares

Soy políticamente incorrecto

Capitalismo y populismo salvajes han metido en el saco salvaje los valores, la moral y la ética. Como consecuencia, la pobreza también es de dimensiones salvajes.

El salvajismo del que hablamos es el total relativismo de la vida, la libertad, la religión, la nación, la historia, la familia y sus valores.

Está bien o mal todo, y solo lo que yo digo que está bien o que está mal. 

Exploto al hombre si yo quiero que eso esté bien. Lo que yo pienso es lo único, lo que piensen otros no cuenta. Y quienes se han puesto de acuerdo imponen el pensamiento único. 

La sociedad es lo que ellos quieren, y como ellos quieren. Con mucho dinero y con nuestro dinero imponen a todos su pensamiento como único. 

Esto es Occidente, esto es Europa, esto es España. Sin esencia, solo querencia de poder que es el dinero para comprar lacayos que siguen  consignas: producir/consumir y asentir como borregos. 

Ellos tienen prensa, canales de televisión, todos los medios importantes de masas subyugados, presos de lo políticamente correcto. 

Dicho de otro modo: ni libres, ni democráticos, ni informadores; pero sí manipulados, sometidos, aherrojados y tendenciosos, por decirlo suavecito. 

Solo se informa lo políticamente correcto; o sea, lo mandado, lo impuesto, lo dictado, lo subvencionado. Les dictan y les “untan”.

Queda así establecida la forma única de informar (de esto se informa y así, de esto otro no se informa, ni así ni asao). O sea, la total desinformación, la completa manipulación con la que se construye la ingeniería social más subyugada que se conoce desde las cavernas.

Para muestra, algunos botones recientes, calentitos:

Se difunde a toda plana y multiplana, a toda TV y con reiteración la marcha de las ultra-feministas contra Trump. No falta nadie de los lacayos, allí y aquí.

Pero, la marcha por la vida en Washington, que congregó mucha más gente (700.000 personas, ni mención; solo algunos  le dedican un invisible rinconcito.

La prohibición temporal de que entren en los Estados Unidos gentes de siete países muy seleccionados, se pancartea por todo el mundo occidental y se ilustra a bombo y platillo como el hecho del siglo, a hora y a deshora se pregona por el mundo mundial. Ha sido un aciago hecho para toda la tierra, sin duda.

Pero, llevamos cuatro años de la más violenta persecución, asesinatos, decapitaciones, violaciones y acoso a los cristianos en los mismos países, y con un extremismo sin medida. Solamente se ve  o se lee en medios (no sometidos en España y similares). Hay que taparlo, que no exista; es políticamente incorrecto. Al fin y al cabo son cristianos […]

Lincoln tenía razón:“Se puede engañar a todos algún tiempo y se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar siempre a todos”. 

Esto, ni siquiera es políticamente correcto. Yo tampoco.

Isidro García Getino

Envíanos tus comentarios, pistas de noticias y críticas. Tendrán preferencia los que estén firmados.

Únete a nuestra conversación en Twitter y Facebook.

Que tengas un día productivo y de servicio a los demás.

¡Hasta mañana!

La Redacción de Actuall.

Comentarios

Comentarios