Un grupo de católicos celebra misa en Indonesia / AsiaNews

La situación de los cristianos en Indonesia, país con mayor número de musulmanes del mundo, sigue siendo más que complicada sobre todo después de que el pasado mes de agosto un terrorista hiciera estallar un explosivo en plena misa.

En esta ocasión, la comunidad católica ha sido víctima de un nuevo ataque en la región de Java Central, cuando un grupo de islamistas interrumpió la Eucaristía obligando además a huir al sacerdote y a su ayudante para evitar ser linchado.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Más de 200 católicos celebraban un funeral que dada la cantidad de personas que acudieron se celebraba en una instalación pública cuando unos musulmanes que estaban entre la multitud interrumpieron la celebración y empezaron a amenazar a los presentes.

Según informa AsiaNews, tras la lectura de la primera lectura estos islamistas comenzaron a insultar al sacerdote y a los fieles presentes. La Policía actuó rápidamente y consiguió expulsarlos pero poco después un grupo aún mayor volvió a interrumpir la misa aumentando las amenazas.

Una de las católicas allí presentes relata que “justo después de la comunión comenzaron a intimidar a los presentes, incluidos los ninos, exigiendo que se suspendiera la misa y el sacerdote, el Padre Adrianus Sulistiyono se vio obligado a huir junto con su ayudante”.

Comentarios

Comentarios

Compartir