La flagelación sigue totalmente vigente en Irán

El mero hecho de ser cristiano en los países musulmanes es ya un hecho heroico pues mantienen su fe en medio de la persecución y los peligros de estados que basan sus leyes en la sharia.

Como ejemplo valido de la situación que se vive no sólo en Siria o Irak está la condena a tres cristianos en Irán. Fueron detenidos el pasado mes de mayo por tomar vino en la comunión durante una misa. Y es que el consumo de alcohol está prohibido en estas república islámica.

Yasser Mossayebzadeh, Saheb Fadaie y Mohammad Reza Omidi comparecerán ante el tribunal esta semana y se enfrentan a una posible pena que va de los diez a los cien latigazos. Los tres fueron detenidos junto al pastor y su esposa aunque estos últimos fueron finalmente puestos en libertad. Los tres conversos han sido acusados de “atentar contra la seguridad nacional”, tal y como informa UK Express.

El ayatolá Jamenei, líder supremo de Irán
El ayatolá Jamenei, líder supremo de Irán

En Irán, el país llamado de los ayatolás, los cristianos apenas representan el 0,5% de la poblacion, siendo protestantes la mayor parte de esta minoría. Se estima que en todo el país apenas hay 20.000 católicos, según indica el informe sobre libertad religiosa publicado por Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Aunque la Constitución de Irán no prohíbe explícitamente la conversión del islam a cualquier otra religión en la práctica se sigue considerando un delito importante debido a la poderosa tradición islámica del país y al poder de los ayatolás. Es por tanto, lo que el gobierno iraní llama “apostasía” el principal problema para las minorías religiosas.

El informe de Naciones Unidas sobre los derechos humanos en Irán define la discriminación contra las minorías religiosas como “sistemática”. Uno de los objetivos para evitar las conversiones e intentar que el cristianismo desaparezca es la ley de 2010 que obliga a cerrar todas aquellas iglesias cristianas que celebren sus servicios religiosos en farsi, el idioma nacional. Y para ello han realizado ya varias operaciones policiales que se han saldado con cientos de detenciones.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nacido en Madrid pero natural de Ocaña se licenció en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Sus primeras incursiones periodísticas las hizo en la prensa local y regional, hasta que llegó a la Agencia EFE. Poco después inició una nueva aventura en Libertad Digital, diario en el que aterrizó en 2008 y del que fue redactor jefe y responsable de la información religiosa. Es articulista habitual de Religión en Libertad y ha colaborado en otros medios escritos como Revista Misión o El Medio y audiovisuales como esRadio e IntereconomíaTV.