Marisol junto a los juguetes que han recogido para la campana de Navidad gracias a la movilización ciudadana
Marisol junto a los juguetes que han recogido para la campana de Navidad gracias a la movilización ciudadana

La alegría de Marisol Valentín no se puede contener en una sola llamada. La movilización ciudadana le ha dejado sin palabras.

Ha pasado de sufrir un ataque de ansiedad cuando supo que habían robado el medio millar de juguetes que su ONG había logrado reunir… a llorar de alegría porque, en menos de 15 días la gente les ha desbordado con muñecas, peluches, soldaditos, construcciones…

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades. Haz un donativo ahora.

Ha pasado de sufrir una de las mayores decepciones de su vida a volver a creer en los Reyes Magos.

Marisol cuenta a Actuall que ha vuelto a tener fe en el ser humano: “Sin duda hay mucha gente buena en el mundo, aunque no lo creamos”. Los ninos de familias sin recursos no se quedarán Reyes, gracias a la generosidad de miles de ciudadanos.

Todo empezó hace año y medio, cuando Marisol propietaria de un kiosko de prensa en el madrileño barrio de Arguelles, puso en marcha, junto con Marisa Rotaeche, la ONG ‘La Solidaridad es la Fuerza’, dedicada a ayudar a familias con ninos sin recursos. 

Esta Navidad la ONG ha sufrido uno de los peores reveses desde que se fundó. En menos de un mes se han enfrentado a la campaña de juguetes de Navidad, un robo, una investigación policial, una crisis de ansiedad y la recuperación del número de juguetes quintuplicados.

El lema de la ONG ‘La Solidaridad es la Fuerza’ es que ningún nino se quede sin Magos.

Y como este año no iba a ser menos, junto a Marisa Rotaeche, la otra fundadora que opera desde Cantabria, Marisol preparó con esmero un total de 500 juguetes entre bicicletas, muñecas, peluches y también ropa.

La ropa iba a ser el colofón. Querían que cada nino recibiera un chándal y unas zapatillas nuevas, para que pudieran estrenarlas al inicio de las clases. Por ello, pidieron a varias familias que apadrinaran a los ninos y les compraran la equipación deportiva.

Varios individuos rompieron una ventana del almacén, entraron y se llevaron todos los juguetes

Marisol, Marisa y varios miembros de la ONG empaquetaron todos los juguetes y lo guardaron en un almacén en Cantabria.

Pero el 22 de diciembre de 2016, mientras todavía resonaban los cánticos de la Lotería de Navidad, varios individuos rompieron una ventana del almacén, entraron, forzaron la puerta de la entrada y se llevaron todos los juguetes. 

Recordar este trágico momento no es fácil, a Marisol se le corta la voz.

Así quedó la nave cuando robaron los juguetes Guardia Civil
Así quedó la nave cuando robaron los juguetes/ Guardia Civil

“No te puedes imaginar lo que sentí… yo estaba en Madrid y Marisa me llamó sobre las nueve de la noche para decirme que se habían llevado todo… no quedaba nada…me desplomé y me tuvieron que atender por un ataque de ansiedad”, relata.

“Sabemos que es alguien que ha estado en el almacén, alguien vio lo que estábamos montando y se lo llevó todo”

Desde ese día, la Guardia Civil están haciendo todo lo posible para detener a los responsables.

“Sabemos que es alguien que ha estado en el almacén, cuando reuníamos todos los juguetes, entraba mucha gente a dejar donativos, a dejar juguetes, alguien vio lo que estábamos montando y se lo llevó todo”, explica Marisol.

Uno de los miembros de la ONG es guardia civil y se está encargando personalmente de esclarecer los hechos del robo.

El robo movilizó a España

Sin embargo, lo que empezó siendo una catástrofe- palabras de Marisol- acabó siendo un milagro.

“Al día siguiente nos empezamos a movilizar, contactamos con medios de comunicación, televisiones, radios, organizaciones y obtuvimos una respuesta muy rápida, todo el mundo se movilizó y se solidarizó con nuestro caso“, explica.

Desde la ONG se concentraron en un nuevo objetivo: recopilar en dos semanas el mayor número de juguetes posibles

Con los ánimos recompuestos, desde la ONG se concentraron en un nuevo objetivo: recopilar en dos semanas el mayor número de juguetes posibles.

Dicho y hecho, con la ayuda ciudadana Marisol y sus compañeros han conseguido ni más ni menos que 5.000 juguetes que repartirán a ninos desfavorecidos de toda España. 

“Se ha volcado todo el mundo, a mi kiosko han venido muchas personas para entregarme cajas de juguetes, incluso vino un nino de cinco años para darme sus juguetes, me dijo que eran sus juguetes favoritos, pero que habría otros ninos que les gustaría jugar con ellos”, cuenta Marisol.

Marisol Valentín posa junto a los juguetes de la campaña navideña
Marisol Valentín posa junto a los juguetes de la campaña navideña

Durante estas semanas el apoyo ha sido incondicional, su caso salió en Televisión Española Internacional y han recibido juguetes desde Suiza.

También han recibido donativos del equipo de fútbol Racing de Santander y del presidente de Cantabria Miguel Ángel Revilla que hizo un gran seguimiento en su cuenta de Twitter.

Además, varias organizaciones sociales les han dejado dos furgonetas a su disposición para trasladar los juguetes de Madrid a Cantabria.

“Llevo llorando 15 días pero ahora lloro de emoción. No me puedo creer que de 500 juguetes que teníamos ahora tengamos 5.000”

“Sin duda hay mucha gente buena en el mundo, aunque no lo creamos, llevo llorando 15 días pero ahora lloro de emoción. No me puedo creer que de 500 juguetes que teníamos ahora tengamos 5.000, sin duda estas Navidades van a ser las más especiales desde hace mucho tiempo”.

Los juguetes se destinarán a todos los rincones de España donde se precise. Además, durante la cabalgata de Reyes, se repartirá un peluche a cada nino que acuda.

Homenaje a Rubén, el hijo de Marisa

El final feliz de esta historia va ligada a la emotiva razón por la que comenzó el proyecto. Años atrás Marisa Rotaeche, la fundadora que opera en Cantabria, perdió a su hijo Rubén cuando él era aún muy joven.

Una devastadora enfermedad se llevó la vida de un chico tremendamente sensible y comprometido con la causa de ayudar a las familias más desfavorecidas.

La solidaridad con su hijo fue la fuerza que necesitaba Marisa para sobreponerse a la pérdida, así que abrió su casa a quien lo necesitara y dedicó su vida a los más pequeños, como un homenaje a su hijo Rubén.

Hace año y medio, Marisol escuchó a Marisa contar su historia en una entrevista de radio. Y juntas comenzaron el proyecto solidario

Marisa pasó a ser una figura respetada en la localidad de Pontejos, y hace año y medio, Marisol Valentín escuchó a Marisa contar su historia en una entrevista de radio, la conexión fue inmediata. Y comenzaron a trabajar juntas.

Las dos mujeres trazaron un camino común, Madrid-Cantabria y empezaron a ayudar a familias más desfavorecidas, cada una desde su ciudad.

“Empezamos llevando comida, visitando a los ninos, pagamos recibos de la luz, de agua y después comenzamos con la campaña de Navidad”, cuenta Marisol.

Ahora tienen a más de 21 familias en su agenda. Y de ellas, 17 ninos aparecen marcados en rojo, son los más desfavorecidos, su máxima prioridad.

Comentarios

Comentarios

Compartir
​Madrileña, ​G​raduada en ​P​eriodismo y ​C​omunicación ​I​ntegral por la ​U​niversidad Francisco de Vitoria. Graduada en ​L​ocución de ​R​adio y ​D​oblaje de ​C​ine. Comenzó en el periódico universitario, ​se ha formado en ​E​uropa ​P​ress​ y colabora como bloguera en The Shed Coworking​. Está ​comprometida con la vida y los valores​ ​poniendo su voz allí donde lo importante este.