Etiquetas Mensajes etiquetados con "violencia doméstica"

violencia doméstica

Los grupos LGTBI pretenden tener su estatus especial incluso a la hora de tratar la violencia entre personas del mismo sexo. Exigen una ley específica equiparable a la que se aplica contra los hombre acusados de ser violentos contra mujeres, sus "medidas y recursos".

Erin Pizzey fue la primera persona en organizar un refugio para mujeres víctimas de violencia en el hogar, pero las feministas la odian. Fruto de su trabajo, pronto empezó a discrepar de la línea oficial contra el "patriarcado" que señala al varón como culpable único e inevitable.

Los detenidos simulaban tener una relación, y a continuación las mujeres denunciaban a sus parejas por violencia doméstica, obteniendo así la regularización e iniciando la tramitación de una subvención de 400 euros.

Las denuncias falsas "también son una forma de violencia, en este caso violencia contra el hombre", algo que sostiene -en opinión políticamente incorrecta- el director del Área de Penal del despacho Patón y Asociados, Víctor Martínez Patón.

La ciudad australiana promueve una campaña para evitar el uso de la pornografía, ya que consideran que es un "cáncer social" que incita a la violencia doméstica (en especial contra las mujeres) y que acaba con el valor de la familia.

Sarah Champion es diputada de la izquierda laborista británica y también la máxima responsable del partido en asuntos de violencia doméstica. Ahora ha saltado el escándalo de la agresión a su marido pero ni ella se plantea dimitir ni el partido destituirla.

El exjuez Francisco Serrano denuncia el silencio que existe por parte de los medios de comunicación y las instituciones respecto a dos tipos de violencia: la de la mujer hacia el hombre y la de los hijos hacia sus progenitores.

Es el maltrato silenciado. Tanto por los poderes públicos como, en muchos casos, por las propias víctimas que han elegido sufrir en silencio. Son los padres maltratados por sus hijos. Un drama cada vez más frecuente en España pero con menor proyección mediática.

Si el hombre es la víctima no es violencia doméstica y sólo tiene relevancia si la víctima es la mujer. El feminismo ha conseguido que los casos de violencia se hayan politizado. El último caso es el ocurrido en Orihuela.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Mail-1

Suscríbete a nuestro Brief

Suscríbete a nuestro Brief para recibir las últimas novedades y noticias de nuestro equipo

Gracias, tu subscripción se ha realizado con éxito.