Europa: mapa de los países con más muertes que nacimientos
Europa: mapa de los países con más muertes que nacimientos / Actuall

Europa se desangra, o más bien se queda sin sangre que derramar. Y es que cada año son más los países de la Unión que tienen más fallecimientos que nacimientos. Una tendencia hasta ahora paliada gracias a la inmigración pero que en el futuro puede no ser la panacea porque en casi todos los países del mundo la tasa de fecundidad cae estrepitosamente.

Como ejemplo más clarividente tenemos a Arabia Saudí, Irán o Pakistán, países de mayoría musulmana en los que la natalidad se premia con muchas ventajas. Sin embargo, estos tres países han pasado de una tasas de natalidad de 7,22, 6,93 o 6,60 respectivamente en 1960, a los actuales 2,70, 1,92 y 3,26 en 2012.

Pero si nos centramos en Europa los datos son demoledores. Es más, el propio continente europeo tuvo en ya en 2015, en su conjunto, más muertes que nacimientos. Pero la realidad es distinta según el país que se mire.

Según Eurostat, en el año 2016 hasta 15 países tuvieron más muertes que nacimientos. Se trata de: Bulgaria, República Checa, Alemania, Irlanda, Grecia, España, Croacia, Italia, Letonia, Lituania, Hungría, Polonia, Portugal, Rumanía y Serbia.

Por el contrario, los países que más poblacion han ganado sin contar la inmigración, sólo con sus propios nacimientos, son Turquía, Reino Unido y Francia, aquellos con mayores porcentajes de poblacion musulmana. A estos se le une Finlandia, que en 2016 registró un crecimiento vegetativo. 

Balance demográfico de Europa en 2015 Eurostat
Balance demográfico de Europa en 2015 Eurostat

Pero tener más muertes que nacimientos no implica perder poblacion, pues aquí entra en juego el factor movimientos migratorios. Y el ejemplo más destacado es, como no, Alemania. A pesar de que el país sajón tuvo un crecimiento vegetativo de 187.000 personas, el país creció en casi un millón de personas, gracias a los 1.151.000 inmigrantes que llegaron a Alemania e 2015.

Una caída que se acentúa

Balance demográfico de Europa de 2013 a 2015
Balance demográfico de Europa de 2013 a 2015

Cuando se habla de crecimiento vegetativo no se habla de nada nuevo. Si uno se fija en la columna de en medio de el gráfico superior Eurostat marca el crecimiento o decrecimiento natural de los países en Europa desde 2013 a 2015. Y sólo uno de ellos crece con respecto al año pasado, a saber: Letonia. El segundo mejor resultado es de Dinamarca, que se mantiene igual; el resto baja.

En 2013 El País auguraba que España tendría más muertes que nacimientos en 2017… y al final ocurrió en 2015

Llama la atención que la mayoría de los informes sobre crecimiento demográfico hace predicciones de futuro, muchas de las cuales no son nada halagüeñas. Aún así, las estimaciones parecen que son más prudentes de lo esperado, al menos si nos atenemos a esta noticia de El País.

Son predicciones hechas en 2013, y señalan que España tendrá más defunciones que nacimientos en… 2017. Sin embargo la mala noticia llegó solo dos años después, en 2015. Las predicciones pueden errar, para bien o para mal, pero los datos actuales son más reveladores.

Tasa de fertilidad, en caída libre

Tasas de fertilidad en Europa desd 1960 hasta 2014 Eurostat
Tasas de fertilidad en Europa desd 1960 hasta 2014 Eurostat

El mejor dato para entender todo este fenómeno, contrario a las teorías de la superpoblacion mundial, es el de la tasa de fecundidad de las mujeres. En este gráfico de Eurostat, que recoge las cifras desde 1960, se puede apreciar como a mediados del siglo XX tan sólo un país posee un ratio inferior a los dos hijos por mujer. Y lo hace con un tasa de fecundidad de 1,98. Y son cuatro los tienen cifras superiores a 3.

A punto de entrar en el siglo XXI -en 1990-, la realidad es ya muy distinta. Tan sólo 9 países superan los dos hijos por mujer, mientras que países del este como Letonia, Eslovenia, Eslovaquia o Bulgaria se hunde con una tasa de fecundidad de 1,26 o 1,46.

La situación mejoró un poco para 2012, pero en la actualidad no remonta sino que se mantiene. Tan sólo Turquía y Francia superan la cifra del 2 en esta lista, mientras que los mejores índices se quedan por debajo con: Irlanda (1,94); Islandia (1,93); Suecia (1,88) y Reino Unido (1,81).

Un futuro dependiente

El resumen de todas estas estadísticas y datos es que apenas tres países del continente europeo tiene los suficientes nacimientos para poder garantizar el relevo generacional, mientras que la gran mayoría, o se encuentran ya con un crecimiento vegetativo, o podrían entrar en él en los próximos años.

Otra cosa es el crecimiento o recesión total de la poblacion, que depende también de la inmigración, pero estos flujos son imprevisibles –hay que prestar atención a Argelia por este asunto– y se trata de una poblacion que puede asentarse o pueden retornar a sus países de origen.

Y todo esto sin hablar del aborto, que en España se lleva por delante casi 100.000 almas al año

Y cabe destacar que la inmigración no siempre ayuda a incrementar las tasas de fecundidad. Las más eficaz en este aspecto es la inmigración musulmana, como demuestran los casos de Turquía -por poblacion natal-, Francia o Reino Unido.

Los gobiernos parecen que empiezan a tomar medidas para contrarrestar tendencia, pero la velocidad, -y habrá que ver la eficacia- de las mismas auguran una difícil situación para, por ejemplo, pagar las pensiones. Y todo esto sin hablar del aborto, que en España se lleva por delante casi 100.000 almas al año.

También te puede interesar:

Macarrón: “La baja natalidad nos llevará a una España decrépita y empobrecida”

Comentarios

Comentarios

Compartir
Madrileño, de familia numerosa. Comenzó a estudiar Historia aunque pronto se cambió a Periodismo. Se licenció por la Universidad Complutense de Madrid y desde entonces no ha parado. Ha trabajado para las agencias de información Colpisa y Europa Press, para el departamento de comunicación de LaSexta y ha logrado saborear la experiencia de trabajar en papel gracias al periódico La Razón.