Cristina Cifuentes/ Flickr Cristina Cifuentes

La operación de Cristina Cifuentes por regular los vientres en España ha sido derrumbada esta jueves y, con ello, tambalean de nuevo los cimientos del Partido Popular en Madrid.

Con 64 votos en contra, 62 a favor y ninguna abstención, la Asamblea de Madrid ha fulminado la proposición no de ley presentado por Ciudadanos, y apoyada por el Partido Popular, después de que los populares David Pérez y Regina Plañiol se ausentaran de la Cámara y Luis Peral votara en contra.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Todo ello a pesar de que Cristina Cifuentes no diera libertad de voto a sus diputados para lograr que los vientres de alquiler se regulasen, una práctica que en España está prohibida. Además, la dirección del PP, ya había avisado este jueves que les impondría una multa, de hasta 600 euros, si no se votaba a favor de la maternidad subrogada.

Los tres diputados díscolos, Luis Peral, Regina Plañiol y David Pérez, ya habían dado a conocer al portavoz parlamentario, Enrique Ossorio, su malestar ante la posición del partido en cuanto a este tema.

Luis Peral, Regina Plañiol y David Pérez, diputados del PP en Madrid. / Actuall
Luis Peral, Regina Plañiol y David Pérez, diputados del PP en Madrid. / Actuall

Ciudadanos: “la propuesta recoge una necesidad real”

El debate comenzó con la intervención de la diputada de Ciudadanos, Eva Borox, que más tarde dimitió tras estar presuntamente relacionada con la operación de corrupción conocida como ‘Púnica’.

Borox defendió que la proposición no de ley presentada por su partido “recoge una necesidad real” y explicó que luchan para que las mujeres “tengan la libre determinación de ser gestantes y así ayudar a terceros a ser padres”. “

También aseguró que a pesar de que la mayoría de los partidos estaban a favor de la gestación subrogada “solamente ha sido Ciudadanos el que lo ha incorporado en su programa”.

Además, ha denunciado que las “feministas radicales y los católicos ultraconservadores” estén de acuerdo en cuanto a no regular los vientres de alquiler en España.

Por otra parte, el líder de los naranjas, Albert Rivera, denunció en su cuenta personal de Twitter que la proposición no de ley de su partido en Madrid no lograse su objetivo

Podemos: “En la propuesta existen grandes cegueras y olvidos peligrosos”

Tras la intervención de Ciudadanos, fue la diputada de Podemos, Clara Serra Sánchez, quien señaló la negativa de su partido a la propuesta de los naranjas.

Serra denunció que desde Podemos creen “que es un tema muy importante y del que hay que abrir un debate”. Sin embargo, ha apuntó que no comparten “el espíritu” de Ciudadanos pues aeguraron que “en la propuesta existen grandes cegueras y olvidos peligrosos”, ha denunciado.

Por otro lado, la diputada podemita aseveró que  “las mujeres vulnerables están siendo utilizadas para tener hijos bajo pésimas condiciones, y que al menos deberían explicar cómo lo van a hacer, puesto que los derechos de las mujeres son innegociables”.

Para concluir su declaración, defendió que las madres en los vientres de alquiler deberían tener derecho a abortar y a “cambiar de decisión durante el embarazo y en el periodo posterior”.

PSOE: “se vulnera la dignidad de las mujeres”

En el debate ha intervenido por el PSOE Josefa Navarro Lanchas, que explicó que los vientres de alquiler es una práctica prohibida en la mayor parte del mundo y criticó que ” una semana de finalizar la legislatura abren este debate para apuntarse un tanto que se disputan con el Partido Popular”.

Y agregó que: “si este es un tema tan importante para ustedes, ¿por qué no han exigido a su grupo en el Congreso que esta misma semana lo hayan sometido a debate?”.

Además, Navarro criticó el apoyo del Partido Popular a Ciudadanos, del que dijo que “se sube al carro de Ciudadanos dando un giro total a los planteamientos que hace cinco meses defendían sus diputados en el Congreso”. La socialista ha señalado que “la maternidad es algo más que la unión de un óvulo y un espermatozoide”.

También denunció que la mujer gestante “está en desventaja” y que con la gestación subrogada “se vulnera la dignidad de las mujeres”. Ha recordado a “las 30.000 familias españolas en espera para adoptar que quieren ser padres de forma legal” y exigió a Cifuentes que presione “para facilitar los procesos de adopción”.

 PP: son “un paso más en las técnicas de reproducción asistida”

Por parte de los populares, la diputada Elena González-Moñux Vázquez, aseguró que entiende las “críticas que dicen que las mujeres pueden llegar a ser explotadas”, pero, a su juicio, los vientres de alquiler “deben ser regulados en nuestro país porque como este proceso es muy costoso, las parejas se arriesgan a desplazarse a lugares con pocas garantías jurídicas“. Y añadió que: “queremos que puedan realizarlo en España con todas las garantías”.

Para González, los vientres de alquiler constituyen “un paso más en las técnicas de reproducción asistida”. Para defender su teoría, ha recordado que “la fecundación in vitro tuvo detractores y ahora son muchos los ninos concebidos por este método“.

La diputada popular terminó su intervención pidiendo “una regulación que ampare a las familias” y señalando que “lo más honesto es proponer una legislación que ofrezca todas las garantías jurídicas cuyo principal objetivo sea proteger la dignidad de las personas”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Abulense de nacimiento y residente en la ciudad que nunca duerme: Madrid. Periodista por vocación y de corazón. Contadora de historias. Se licenció en la Universidad Francisco de Vitoria. Se crió en el Gabinete de Prensa del Partido Popular de Madrid, Punto Radio, Cope y en HazteOír.org . Creció en Lo Comunicas, Intereconomía y en el Departamento de Comunicación de los Colegio Zola. Y ahora disfruta en Actuall.