Inicio Autores Publicaciones por Alfonso Basallo

Alfonso Basallo

63 MENSAJES 0 Comentarios
Nacido en Zaragoza, lleva más de 30 años dándole a las teclas, y espera seguir así en esta vida y en la otra. Estudió Periodismo en la Universidad de Navarra y se doctoró cum laude por el CEU, ha participado en la fundación de periódicos (como El Mundo) y en la refundación de otros (como La Gaceta), ha dirigido el semanario Época y ha sido contertulio en Intereconomía TV, Telemadrid y 13 TV. Fue fundador y director de Actuall. Es coautor, junto con su mujer Teresa Díez, de los libros Pijama para dos y “Manzana para dos”, best-sellers sobre el matrimonio. Ha publicado libros sobre terrorismo, cine e historia.

Sánchez y Celaá quieren poner el Telón de Acero de la educación: asedio a la concertada

Es un clásico de la izquierda: imponer la escuela estatal y estrangular a la concertada. Y eso que un alumno de esta le cuesta al contribuyente 3.000 euros por año, en tanto que el alumno de la pública le cuesta el doble (6.000 euros). Pero está en juego el control de las cabecitas de los escolares. Y a por ello van.

Relájense BlackLivesMatter: Los conguitos no son más que cacahuetes rellenos de chocolate

El colmo ha llegado cuando Chocolates Lacasa, en el punto de mira de la histeria #BlackLivesMatter, se ha visto obligada a explicar que los famosos Conguitos solo son cacahuetes, no personas. Pero a los nuevos inquisidores les da igual: el caso es derribar estatuas y modificar la realidad, cambiando el lenguaje y la Historia.

No es un chiste: Woody Allen reflexionó sobre el relativismo del mundo posmoderno

Su autorretrato 'A propósito de nada' ha vuelto a poner en el candelero al cineasta, con sus luces y sombras. Un Molière con gafas, neurótico, atrapado en sus dudas a sus 84 años, pero que ha reflexionado sobre el relativismo y la pérdida del sentido de culpa, dos rasgos de la posmodernidad.

Tres formas para acabar con la pesadilla de Sánchez e Iglesias

La masacre de 43.000 españoles, la destrucción de millones de puestos de trabajo o el negro porvenir que no espera no es fruto de la mala suerte o del virus que vino en avión. Pero hay tres vías posibles para desalojar al tándem que nos desgobierna: la política, la judicial y la de la UE.

Lo que esconde el patético karaoke de Occidente pidiendo perdón por existir

Primero fue la América de Obama retirando “Tintin en el Congo” por colonialista o declarando inapropiada la novela “Matar a un ruiseñor” por racista; luego los estudiantes “ofendiditos” de los campus logrando que expulsen de sus cátedras a profesores por xenófobos y homófobos. Ahora, la procesión de flagelantes que se arrodilla por el delito de ser blancos y civilizados.

Noventa años de Clint, “el Sucio”, el rey de lo políticamente incorrecto

Icono de la masculinidad, republicano, conservador, crítico con Obama y las feminazis, es de los pocos que se atreve a hablar sin miedo a las mordazas. Quizá porque su cine está por encima de las tonterías. Un cine en el que no todo es blanco y negro, y que rebosa sensibilidad artística.

El socialista Pedro Sánchez ama tanto a los pobres que se dedica a fabricarlos

Dos ejemplos de tormenta perfecta. Uno, cuando el virus circulaba por España, va Sánchez y permite/alienta el 8-M. Dos, cuando España se asoma al precipicio de la gran recesión, no se le ocurre otra cosa que anunciar la contrarreforma laboral, lo que significará más paro y un argumento contra la inversión.

Cien años de Juan Pablo II / ¿Qué diría el Papa Wojtyla de la pandemia del coronavirus?

Como pasa con G.K. Chesterton o Blaise Pascal, Juan Pablo II dejó un legado de pensamiento tan rico y variado, que tiene respuestas para todo. Sus reflexiones sobre temas especialmente candentes en estos momentos, como el problema del mal o la enfermedad cobran singular vigencia.

55 días en Madrid: los españoles, “rehenes” de un Gobierno que amenaza la vida y la libertad

En la superproducción de Samuel Bronston, “55 días en Pekín”, eran los boxers los que sitiaban las embajadas europeas en la capital china hacia 1900. Ahora es un Gobierno de incompetentes el que 'asedia' a los españoles, poniendo en peligro su vida. Su destino no debería ser otro que el banquillo de los acusados.