Autores Publicaciones por Alfonso Basallo

Alfonso Basallo

174 MENSAJES 0 Comentarios
Nacido en Zaragoza, lleva más de 30 años dándole a las teclas, y espera seguir así en esta vida y en la otra. Estudió Periodismo en la Universidad de Navarra y se doctoró cum laude por el CEU, ha participado en la fundación de periódicos (como El Mundo) y en la refundación de otros (como La Gaceta), ha dirigido el semanario Época y ha sido contertulio en Intereconomía TV, Telemadrid y 13 TV. Fue fundador y director de Actuall. Es coautor, junto con su mujer Teresa Díez, de los libros Pijama para dos y “Manzana para dos”, best-sellers sobre el matrimonio. Ha publicado libros sobre terrorismo, cine e historia.

‘To vox or not to vox’... mucho votante de derechas de toda la vida debe estar hecho un Hamlet, después del subidón de Vistalegre. La música le suena cien veces mejor que la del PP, pero teme que votar a los ‘abascalitas’ divida a la derecha y sirva para perpetuar al monstruo del Doctor ‘Sanchezstein’.

El lobby abortista se saca de la manga que en la Constitución de EEUU está el derecho a matar bebés. Por eso, es un hito que llegue al Supremo norteamericano -encargado de interpretar la Carta Magna- un juez sin prejuicios ideológicos. Por eso, el lobby ha tratado de evitarlo con una sucia campaña.

Al otro lado de los Pirineos, se está fraguando una nueva revolución francesa en la derecha. Es el think tank de Lyon que ha puesto marcha Maréchal para contrarrestar el dominio cultural de la izquierda. Veremos si lo consigue, pero de entrada, no suena mal.

El asedio contra Budapest es un pulso entre dos concepciones de Europa. El despotismo globalizador contra la identidad nacional; los que tienen déficit democrático frente a los que gobiernan con fuerte respaldo popular. Los que no creen en los valores de la civilización europea y los que sí y además los defienden.

El PSOE mata tres pájaros de un tiro con su nueva ofensiva contra los templos: hacerles pagar el IBI y mitigar así las arcas que ellos mismos han vaciado, hacer guiños al Jurásico podemita, y distraer al público. Pero además hay una razón de fondo.

A la imperiofobia ha sucedido la derechofobia, y ahí nos tienen cogidos por los mismísimos unos listillos, que exigen que les pongamos alfombra roja para entrar en la Moncloa como Pedro por su casa a fin de saquear las arcas -”nuestras” arcas-, y nos restriegan el cadáver del Caudillo por la cara.

Mucho se juega España en el nuevo curso, con el test de las autonómicas y locales a la vuelta de la esquina. Puede pasar de todo, pero Sánchez parece dispuesto a poner el “No pasarán” en la Moncloa y no dudará en buscar el apoyo de Podemos para resucitar el Frente Popular. ¿Qué hacer?

La vida ha ganado una pequeña escaramuza en la Guerra Mundial que libra contra el antinatalismo y esa nueva arma de destrucción masiva que es el aborto. En Argentina ya estaba despenalizado en tres supuestos, pero no era un derecho. Con la ley de plazos pretendían convertirlo en un derecho.

En su obsesión por dividir a los españoles, Sánchez ha conseguido declarar la guerra civil a una parte de la población: los 20 millones de varones, a los que la Ley de Violencia de Género y el último Decreto del Gobierno marca con una nueva estrella amarilla: el cromosoma XY.