Autores Publicaciones por Álex Navajas

Álex Navajas

79 MENSAJES 0 Comentarios
Álex Navajas es periodista. Contertulio habitual de El Gato al Agua, de Intereconomía TV, ha trabajado once años en La Razón y dirige su propio Gabinete de Comunicación. Imparte también cursos y seminarios de formación.

Ahora el PSOE ha descubierto que es más rentable una iglesia confiscada que una iglesia quemada. Ver a la Iglesia católica recogiendo esos euros es un bocado muy apetecible. Y el PSOE, que siempre ha sido ladrón, no quiere dejar pasar la oportunidad de meter mano a la caja.

Tienen sus heridas, sus inseguridades, sus miedos, sus complejos. Y, pese a ellos, o precisamente por ellos, muchos se han convertido en gigantes de la fe y de la humanidad.

Cerca de 300 curas de Pensilvania abusaron de más de 1.000 niños durante décadas. Si estos eran los impíos, ¿cuántos serían los justos en esas diócesis? Pocos, me temo. Y, lo peor, el encubrimiento de numerosos obispos y sacerdotes que callaban y trataban de tapar este mejunje pegajoso y hediondo.

Son pocos los medios de comunicación y pocos los periodistas que escapan a este "Himalaya de falsedades", y los pocos que hay son perseguidos, amedrentados, orillados, amenazados, ridiculizados y puestos aparte.

Ridiculizan a España, evitan incluso pronunciar su nombre y se refieren a ella como “este país”. No se interesan por su historia ni su cultura; no se identifican con su bandera o su himno y sólo se permiten enarbolarlos en los partidos de la selección de fútbol. En ellos parece que hay bula para mostrar las enseñas nacionales.

Es necesario volver la mirada a la historia para aprender de nuestros antepasados y no cometer los mismos errores. Y es necesario también mirar en el interior de uno para descubrir las motivaciones que mueven nuestras acciones. Porque podrán sacar a Franco, pero su rencor permanecerá en ellos. 

Apenas unos días después de llegar a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez ya ha anunciado que quiere 'echar' a Franco del Valle de los Caídos. Primero le quitó la silla a Mariano Rajoy, y ahora quiere quitarle el sitio a Franco. Pero el general no es el problema. El problema es la cruz.

Sánchez ha logrado lo que buscaba, sorprender con nombramientos mediáticos como el de Pedro Duque, Grande Marlaska o Màxim Huerta. Aunque, no deja de ser peculiar la forma en la que últimamente ha llegado al poder, tras el atentado del 11-M y tras una moción de censura.

En España se permiten centenares de cosas con las que no estamos de acuerdo la mayoría, pero que muchos callan por falta de coraje. No necesitamos la estructura funcionarial elefantiásica del Estado de la que viven decenas de miles de paniaguados, pero muchos callan.