Autores Publicaciones por Álex Navajas

Álex Navajas

53 MENSAJES 0 Comentarios
Álex Navajas es periodista. Contertulio habitual de El Gato al Agua, de Intereconomía TV, ha trabajado once años en La Razón y dirige su propio Gabinete de Comunicación. Imparte también cursos y seminarios de formación.

El butifarréndum del 1 de octubre va a fracasar. Sí: saldrán miles de personas a las calles; abrirán numerosos colegios electorales; se producirán altercados entre las fuerzas del orden público y algunos radicales, pero poco más.

El Padre Ángel, como persona, hace mucho bien y como sacerdote, dice muchas tonterías.

Creo que fue San Juan Bosco quien dijo que la mejor arma que empleaba el diablo para alejar a los jóvenes de Dios era el aburrimiento. Así de simple. Uno va a misa, se aburre; le hablan de las cosas de Dios, se sigue aburriendo, y deja de practicar la religión por simple y llano aburrimiento.

Marcos fue feliz cuando se sentía acogido y acompañado. ¿Qué futuro tiene ahora? Dejó los estudios hace un año. A los 18, si nada lo remedia, se someterá a un cambio de sexo. Sus padres habrán perdido la batalla. Él también. Y mientras otros seguirán siendo engañados indicándoles que ése es el camino correcto.

Cada vez que te la encontrabas te contaba la misma historia. Ya podía ser invierno o verano, Navidad o Pascua, que siempre te venía con la misma retahíla: la tía abuela Carmen no cesaba de recordar “las joyas de la abuela.

Empezó con un ardor cada vez que iba a orinar. Después aparecía una secreción de un líquido amarillento y espeso. Se alarmó muchísimo y corrió a buscar respuestas a internet. Tras una rápida búsqueda dio con un artículo que explicaba lo que era la gonorrea. Los síntomas coincidían.

Por una vez, la sociedad española parece haberse puesto de acuerdo. Desde Pablo Iglesias a Mariano Rajoy, todos han alabado al héroe del monopatín; al héroe sin capa; al héroe español de Borough Market.

Monseñor Novell, obispo de la diócesis leridana de Solsona, es un hereje. Así, como lo leen. Acaba de cometer la imperdonable infracción de transgredir uno de los preceptos de la Laica Madre Iglesia de lo Políticamente Correcto y del Pensamiento Único y Uniformado. Y eso, hoy en día, se paga caro.

Me ha conmocionado, como a todos, la muerte del anciano de 81 años a manos de un casi adolescente de 18 que le propinó un puñetazo por increparle que iba conduciendo demasiado rápido.