Autores Publicaciones por Candela Sande

Candela Sande

254 MENSAJES 0 Comentarios
Traductora, inconformista, muy suya, amante del periodismo con y sin papel, y sobre todo lectora: ésa es su verdadera vocación. Y por ese orden: primero leer y luego escribir.

Ya sé, ya sé: no todos los musulmanes son terroristas. Solo faltaba: son mil millones. Pero es sospechoso que se intente hurtar de modo tan torpe lo que todos acabamos sabiendo y viendo: que si no todos los musulmanes son terroristas, lo inverso se acerca bastante más a la verdad.

Me parte el corazón tener que decir esto, pero la prensa se ha convertido en el enemigo. Sí, por supuesto, mis colegas son solo peones, profesionales que tienen familias que alimentar y la mala costumbre de comer a diario.

Ya sabrán que hubo el otro día en Charlottesville, Virginia, una marcha con antorchas de los de la derecha alternativa, trufadita de trumpistas, y que acabó como el rosario de la aurora.

En cosa de una semana, Donald Trump ha amenazado a Pyongyang con "fuego y furia", y ha dejado claro que, en la crisis venezolana, la intervención militar no está ni mucho menos descartada.

No recuerdo exactamente el mensaje grabado en la camiseta, pero venía a decir, rodeado de signos de exclamación, que hay tantos 'géneros' como uno desee.

No es que esta contradicción flagrante preocupe mucho ni poco a los grandes medios, que están a otro rollo, concretamente a la labor de quitarse de encima a Donald Trump como sea.

Me van a perdonar si, en lugar de citar a algún diario o entrada del BOE para anunciar el cierre de Garoña, recurro a las palabras de Pablo Iglesias en Twitter. Al final, en todo lo que no es meramente económico, el Gobierno del Partido Popular tiende a seguir al líder populista.

El gran valor de la campaña de Hazte Oír ni siquiera es oponerse a una mera ley totalitaria, injusta y suicida, sino, sobre todo, servir de contraste para testificar cuánto se han apartado nuestras élites políticas, sociales y culturales de la realidad más básica; hasta qué punto las ideas más extremistas pueden convertirse en el centro.

La guerra de la izquierda radical contra el turismo tiene tres contradicciones. Una de ellas es el contraste entre el 'Welcome Refugees' y la 'turismofobia', que significa que los de fuera son estupendos cuando vienen para quedarse, y terribles cuando llegan a pasar unos días y gastarse el dinero.