Inicio Autores Publicaciones por Íñigo Bou-Crespins

Íñigo Bou-Crespins

5 MENSAJES 0 Comentarios
Escritor por vocación y amor a las causas nobles. Mi licenciatura en Derecho no me ha impedido dedicarme profesionalmente al periodismo durante una temporada de mi vida, oficio que desempeñé en Intereconomía, casa en la que blandí la pluma, con más fuerza que la espada, cerca de 4 años. En el presente, no vivo solamente de escribir, sino de otros menesteres, al igual que Cervantes, pero es una afición que sigo cultivando como colaborador en diversos medios de comunicación y a través de mi blog, El Despacho de Don Pepone, el cual goza ya de más de 1 millón de visitas
Logos de Vox y el Partido Popular.

Las matemáticas te imponen votar al PP y la filosofía te aconseja optar por VOX

¿Acaso la historia no ha demostrado, en centenares de episodios, que las cosas cambian más por el tesón de los valientes que por las cavilaciones de los calculadores? ¿Jamás has escuchado aquella frase del Cardenal Newman que reza que “el cálculo nunca hace al héroe”?
Arcadi Espada durante su participación en el programa de Risto Mejide.

Un sacerdote da una fulminante lección moral e intelectual a Arcadi Espada

Aquel ministro de Dios pronunció, en Lourdes y frente a decenas de personas que hacíamos voluntariado, unas palabras que hicieron mella en mi corazón, que dejaron una huella indeleble en mi memoria y que se me quedaron cinceladas en el frontispicio de mi alma.
El historiador José María Zavala

Zavala: «El padre Pío cambió mi vida. Llevaba más de 15 años sin confesarme»

El periodista y escritor José María Zavala ha sido laureado recientemente por ser el artífice de la película El Misterio del Padre Pío. "He sido testigo, sí, de centenares de conversiones; y también de curaciones inexplicables respaldadas por informes médicos", explica el autor.
El presidente de Vox, Santiago Abascal, a caballo junto al torero Morante de la Puebla /Vox

VOX, un genio del marketing político en ocho claves

Vox ha logrado desplegar una estrategia de comunicación que se ha aprovechado del fuego enemigo y ha sorteado el veto del poder politico y mediático. Vox ha aplicado el axioma de Oscar Wilde: “Hay solamente una cosa en el mundo peor a que hablen de ti, y es que no hablen de ti”.
Los candidatos a la presidencia de la Junta de Andalucía en 2018, Susana Díaz (PSOE), Juan Marín (C's) y Francisco Serrano (Vox).

¿Por qué Ciudadanos prefiere pactar con Susana Díaz que con VOX?

Es de una lógica aplastante que un ex peón del PSOE galo suplique a Albert Rivera que abrace antes a Susana Díaz que a la formación “verdigualda” y “voxeadora”. Recordemos que Albert Rivera, cuando fundó la alternativa naranja, se autoproclamó de “centro-izquierda” sin ambages.
Imagen icónica de un proceso inquisitorial.

La “tortura” de la Inquisición española: menos del 2%, sin mutilaciones y ante un médico

María Elvira Roca Barea bucea hasta los inicios o albores de la Inquisición para demostrar que, aparte de ser creada como un instrumento para sofocar a los herejes, “también, nació para evitar linchamientos y atropellos indiscriminados".
Santiago Abascal, presidente de VOX.

VOX, ni moderado, ni extremista: la derecha que España necesita

Santiago Abascal no es un Trump, sino algo más parecido a su segundo de a bordo, Mike Pence; no es un Marine Le Pen, sino su sobrina Marion Maréchal o un Dupont-Aignan; no es la Falange, sino la CEDA; no es Fuerza Nueva, sino Alianza Popular.
Pedro Sánchez, a bordo del avión presidencial español, en una foto distribuida en la cuenta oficial de Twitter del Gobierno.

Cuatro comportamientos de Pedro Sánchez propios de un nuevo rico

Un esnob de la política no es un Pablo Iglesias, un Llamazares o un Julio Anguita, sino figuras más cool como Pedro Sánchez, Albert Rivera, Justin Trudeau, Hillary Clinton, Leo Varadkar y Enmanuel Macron, entre cientos.
El presidente del Gobierno Arias Navarro aprobó los 21 días de vacaciones pagadas.

La II República legalizó 7 días de vacaciones, pero Arias Navarro aprobó 21

En 1976, antes de que Arias Navarro abjurase formalmente de su cargo en julio de ese mismo año, fue aprobada la ley de los 21 días de vacaciones pagadas. Durante la II República se reconocían sólo 7 días, cifra parecida a la de China (5 días) y México (6 jornadas) de asueto retribuido.