Autores Publicaciones por Luis Losada

Luis Losada

130 MENSAJES 0 Comentarios
Soy economista de profesión y periodista de vocación. Como decía José Ignacio Rivero, director del Diario de la Marina, decano de la prensa de Cuba (otros tiempos), "el periodismo es en lo externo una profesión y en lo interno un sacerdocio". Colaboro en diversos medios y soy editor de campañas de CitizenGO.

El ABC -y Ciudadanos- lanzan un órdago y Pedro Sánchez lo ve. El PP de Casado se pondrá de perfil rezando a la Virgen de Lourdes que pase pronto la polémica. La clave está en Ciudadanos. El tema es perfecto como botón de muestra de los males del bipartidismo. Albert mordió en chicha.

Pedro Sánchez preside un gobierno débil apoyado por minoría parlamentaria. PActa con Iglesias y Torra. Iglesias quiere cogobernar desde el Parlamento. Torra sigue el camino de la secesión.

La inconsistencia del gobierno trata de taparse con confrontaciones gratuítas a base de decretos, insinuaciones escandalosas, pedagogías ineficaces y fuegos de artificio.

Podemos y ERC han anunciado que se abstendrán en el Congreso, así que el proyecto ni siquiera pasará al Senado. ¿Podemos renunciando a 6.000 millones de gasto extra “para recuperar las políticas sociales”? Voilá.

Casado escenifica el apoyo de 8 ex ministros de Rajoy, los ‘antisorayos’, con un almuerzo, a lo que Soraya ha respondido con una foto con sus apoyos. Los del PP están nerviosos porque estrenan primarias y ya se sabe que las carga el diablo. De unas salió Zapatero.

Nada de lo que ha ‘vendido’ Sánchez lo puede hacer. ¿Por qué esta orgía de anuncios? No hay otra explicación: está en campaña. En política es más importante anunciar que hacer.

Joserra aboga por la limitación de mandatos y lucha contra lo autonómicamente correcto. Su objetivo es que el centro-derecha español tenga un partido votable con opción de gobierno. Para eso hay que “renovar”, como él dice, no basta con seguir haciendo lo mismo.

Está en juego la respetabilidad de la Justicia, a la manada feminista le ha irritado encontrarse con jueces apegados a las pruebas, a las garantías judiciales y al derecho. La manada feminista se ha soltado la melena del desprestigio poniendo en cuestión la autoridad judicial y el prestigio de la judicatura.

A pesar de las presiones políticas a las que se ven sometidos los jueces, seguimos teniendo una Justicia básicamente independiente. Por supuesto, no es perfecta. La juez de los EREs, Mercedes Alaya, denunció recientemente injerencias de la Junta de Andalucía y del mismo PP.