Autores Publicaciones por Miguel Vidal Santos

Miguel Vidal Santos

17 MENSAJES 0 Comentarios
Jamás pensé que uno pudiera ganarse la vida hablando de la vida de los otros, así que sigo creyendo que no soy un periodista. Dicen que éste, el segundo oficio más viejo del mundo (el que estás pensando es el tercero), se ha profesionalizado. Yo me dedico a intentar disimularlo. Este es mi blog http://mvidalsantos.tumblr.com/

Esta semana se cumple el cuarto aniversario de la ocupación de la llanura de Nínive por la yihad del Estado Islámico. A algunos de los que estuvimos en el Campamento Irak, y escuchamos el testimonio de los cristianos perseguidos por esa secta disfrazada de religión nos cambió la vida.

Sobre el horizonte de mayo de 1968, nada resulta más patético que los andrajosos mentales de Podemos, con su cuarentena a cuestas, haciendo la revolución que debían haber hecho a los 16.

Nunca había existido tanto editorial sin editorial, tanta opinión sin ideas, tanto aspirante a ideólogo sin más criterio que la repetición de la homilía matutina de su cadena de radio preferida. Lo llaman activismo en redes sociales. Youtuber, Influencer. Pero siempre se llamó de otra manera: charlatanes.

Suicidio de un adolescente que se estaba hormonando para cambiar de sexo. Los medios de comunicación de las organizaciones LGTBI hacen responsable de esta muerte a HazteOir.org.

Al jefe de los fugados nunca le agradeceremos lo suficiente la inmensa cantidad de favores que le debemos. Gracias a él 1) ha nacido una nueva autonomía, o 2) hemos empezado a cargárnoslas todas. Moltes mercès Puigde!

Se llama trastorno delirante, esquizofrenia paranoide o simplemente paranoia. Pero además de una enfermedad mental, el nacionalismo es una manifestación de la conducta propia de personas con muy escasas luces.

Comparte la derecha política con la derecha sociológica el terreno donde ambas pastan, páramo de la ignorancia más desoladora; sin referencias más allá de los 140 caracteres; sin predecesores ideológicos de los que heredar fundamentos e ideas.

Broma, ocurrencia, herramienta para combatir el nacionalismo. Medios de comunicación y partidos se equivocan. Han dejado de leer correctamente los mensajes  los ciudadanos.

Estamos ante una de las principales batallas de nuestra historia y si nos ponemos de inmediato todos manos a la obra, podemos ganarla. Todos sentimos estos días la necesidad de hacer y decir algo. ¿Por qué no hacerlo y decirlo ahora?