Autores Publicaciones por Nicolás Jouve

Nicolás Jouve

39 MENSAJES 0 Comentarios
Doctor en Biología, Catedrático Emérito de Genética, Presidente de CiViCa, Ciencia, Vida y Cultura. Consultor del Pontificio Consejo de la Familia. Pertenece a diversos comités de Bioética. Autor de varios libros de divulgacón científica y de bioética. Participa en másteres, cursos, conferencias, publicaciones y medios de comunicación.

La utilización de la tecnología CRISPR-Cas9 para la terapia génica es muy prometedora si se canaliza en tejidos somáticos adultos. En embriones es otra cosa. ¿Quién detendrá a quienes no pretendan corregir una patología o curar una enfermedad, sino cambiar algún rasgo físico o de otra naturaleza?

El mes pasado vivimos una avalancha de propaganda a favor de la eutanasia tras la divulgación interesada del caso de suicidio asistido de María José Carrasco. En el artículo que dediqué al tema, decía que, a pesar del consentimiento mutuo del matrimonio y de todos los elementos emotivos del caso, no...

El grado de cinismo alcanza cotas insuperables al llamar a la eutanasia o al suicidio asistido “muerte digna”. Si una persona está sufriendo, física y/o emocionalmente, lo que habrá que hacer es paliar esos sufrimientos, en lugar de despacharla con un brebaje mortífero.

Por supuesto que hay vida humana antes del alumbramiento. ¿Qué es si no lo que ocurre durante los nueve meses anteriores? Solo por ignorancia o mala fe, o por ambas cosas a la vez, se puede negar esta realidad incuestionable.

Hay leyes que, aun obedeciendo a circunstancias sociales y tratando de resolver los conflictos de momentos históricos puntuales, son injustas. Solo cabe apelar a la cordura y esperar que la barbarie del aborto termine como en el pasado lo hicieron las injustas leyes sobre la esclavitud y el racismo.

El volumen de los datos clínicos, no solo de secuencias de ADN de los genes, sino de toda índole, está aumentando rápidamente. ¿Cómo se controla el uso de los datos clínicos de una persona? 

Tras más de 50 años de estudios no se ha logrado demostrar que los factores biológicos, genes u hormonas, influyan de manera determinante en el desarrollo de la orientación sexual. Los seres humanos nacen con un sexo cromosómico, genético y gonadal normalmente concordantes.

Los embriones obtenidos fuera del seno materno están expuestos a toda una serie de condiciones artificiales, lo que es una fuente potencial de modificaciones epigenéticas. Se aprecia un aumento de casos de neonatos con bajo peso y un aumento de tres a seis veces de los síndromes de Beckwith-Wiedemann, Angelman, retinoblastoma...

En algunos países de latinoamérica se está debatiendo en estos momentos la despenalización del aborto. Es por ello, que conviene desmontar los argumentos a favor y poner el acento en la realidad empírica, ya que el concepto de “vida humana” no tiene nada que ver con convenciones sociales.