Autores Publicaciones por Pedro Fernández Barbadillo

Pedro Fernández Barbadillo

164 MENSAJES 0 Comentarios
Cuando me digo por las mañanas que el periodismo es lo más importante, me entra la risa. Trato de tomarme la vida con buen humor y con ironía, porque tengo motivos para estar muy agradecido. Por eso he escrito un par de libros con mucha guasa: Bokabulario para hablar con nazionalistas baskos, que provocó una interpelación en el Congreso por parte del PNV, y Diccionario para entender a Rodríguez el Progre. Mi último libro es 'Eternamente Franco' (Homo Legens).

Las mujeres no mienten, asegura el Poder, pero se ha detenido a otra madre que secuestró a la hija porque era suya y antes había enterrado al padre bajo denuncias falsas. Como el pobre desdichado era periodista, nos hemos enterado de semejante canallada; de lo contrario, su caso quizás ni habría llegado a los medios.

Estados Unidos ha regresado a los años anteriores a la crisis del petróleo. La economía crece, el paro es el más bajo en más de medio siglo, la inflación es mínima, suben los salarios y, sobre todo, hay optimismo. ¿Por qué los europeos no copian las políticas de Donald Trump?

Entre las conclusiones que dejan las elecciones, una de las más curiosa es la resistencia en Andalucía del Gobierno de las ‘tres derechas’. Mostrar la corrupción de la izquierda y despedir enchufados (aunque sean pocos) no perjudica en las elecciones.

Un anciano mata a su mujer y luego se suicida. “Otro asesinato machista”, proclaman las tertulias y las ministras. A no ser que el asesino, en vez de suicidarse, llame a La Sexta para decir que se ha limitado a aplicar la eutanasia a su doliente esposa. Entonces, pasará de ‘feminicida’ a héroe progresista.

Los demócratas andan como locos buscando un candidato para enfrentar a Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2020. Su última carta era el ex vicepresidente de Obama, Joe Biden. Pero éste está a punto de caer por las denuncias de varias mujeres de su propio partido que le acusan de sobón.

A principios de mes, el aparato de propaganda oficial presentaba a España como una nación tan peligrosa para las mujeres como Pakistán, Sudáfrica o la India. Dos semanas después, el Imperio Progre ha descubierto que España es uno de los países más seguros del mundo.

Los progres cada vez disimulan menos, sobre todo cuando se estampan contra la realidad. Pretenden someter a todo el que quiera participar en el debate público a la ‘Prueba de Franco’ y si no la pasa no le dan permiso para hablar de la historia de España.

Los fanáticos se convierten en lo que más odian. Es lo que le está pasando a las izquierdistas maduras, cuya última excusa para mantenerse en el poder es el feminismo. Una de estas señoras se definió a sí misma como “decente”, palabra que no había escuchado ni a mi abuela.

El lavado de cerebro y el borrado de archivos se está acelerando de tal manera que dentro de poco dudaremos hasta de los acontecimientos a los que hemos asistido. Arnaldo Otegui, miembro de ETA, se duele de la ausencia del ex ministro socialista Ernest Lluch, al que otros etarras asesinaron por haber sido “miembro del Gobierno del GAL”.