Autores Publicaciones por Pedro Fernández Barbadillo

Pedro Fernández Barbadillo

164 MENSAJES 0 Comentarios
Cuando me digo por las mañanas que el periodismo es lo más importante, me entra la risa. Trato de tomarme la vida con buen humor y con ironía, porque tengo motivos para estar muy agradecido. Por eso he escrito un par de libros con mucha guasa: Bokabulario para hablar con nazionalistas baskos, que provocó una interpelación en el Congreso por parte del PNV, y Diccionario para entender a Rodríguez el Progre. Mi último libro es 'Eternamente Franco' (Homo Legens).

Los modernistas, los ateos y los progresistas nos aseguran que los Evangelios son un fraude y que Jesús no era Dios; a continuación nos animan a celebrar la Navidad porque es una mentira muy bonita. ¡Y yo que pensaba que la mentira era siempre mala… y un pecado!

En España se cometen muy pocos homicidios, menos de uno por día. Los extranjeros, sean inmigrantes africanos o residentes europeos, también delinquen poco, pero lo hacen en una proporción mayor que su porcentaje en la población total. ¿A qué se debe esa diferencia?

Las izquierdas y algunos liberales de apellido ilustre buscan violentos en Vox, mientras ignoran las invocaciones a la guerra civil y la muerte que hace el presidente de la Generalitat desde su cómodo despacho. La pregunta es si habrá catalanes dispuestos a dar su vida por los ladrones del 3%, que al final era el 4%.

España se pone a la altura de la mayoría de los países europeos y dispone de una derecha que no vacila en disputar a la clase moralmente superior sus privilegios. Por primera vez, VOX entra en un Parlamento, y lo hace en Andalucía, la California de España, por haber sido el cortijo de la izquierda.

El Mundo ha encontrado a la terrorista que mató en la cafetería Rolando a 13 personas. ETA y la izquierda que la apoyaba se negaron a reivindicar su autoría. Ha habido atentados en los que han culpado al Estado o a ‘la extrema derecha’. Porque la revolución se hace también con la mentira.

Dos personas conmovieron ayer los pilares del régimen actual. Una de ellas, la actriz Aina Clotet, dejando como mentirosa a una sacerdotisas del feminismo; y la otra, el magistrado Manuel Marchena, renunciando a un enchufe ofrecido por la partitocracia.

La ‘prensa de kalidá’ ya es prensa de partido y como tal olvida o niega la realidad y, si es necesario, la modifica. Ahora parece que nunca ha habido mujeres en el Congreso de Estados Unidos hasta las elecciones del 6 de noviembre pasado.

Las repugnantes acusaciones contra el juez Brett Kavanaugh para impedir o al menos retrasar su ingreso en el Tribunal Supremo de EEUU se están revelando falsas. ¿Qué conduce a unas mujeres a mentir sobre violaciones y abusos?, ¿sectarismo político?, ¿hambre de fama?, ¿odio a los hombres?

Los pobres son pobres cuando votan a la izquierda y blancos incultos y racistas cuando votan a Trump. Y cuando un varón mata a su hijo es un parricida, pero cuando lo hace una mujer se trata de un ‘suicido ampliado’.