Autores Publicaciones por Rafael Ruiz Morales

Rafael Ruiz Morales

32 MENSAJES 0 Comentarios
"Cordobés afincado en Sevilla. Licenciado en Bellas Artes y Derecho; Máster en Periodismo y Educación. Abogado de profesión, pintor por afición, comunicador por devoción. Siente España con acento del sur. Cautivado por el Bien, buscador de la Verdad, apasionado por la Belleza. Caminando."

La semana de la Pasión en Cataluña parece que ha pretendido revestirse de literalidad, y superar sus propias fronteras para alcanzar la Pascua.

Todos se han sumado a esta carrera en la que el varón –y con éste, la familia- es icono de todo aquello que debe desaparecer, con la inestimable colaboración del Partido Popular de Mariano Rajoy.

El circo de mañana, pues, no sólo no reúne ni uno sólo de los requisitos requeridos para convocar una huelga, sino que además es ilegal. Además ni es huelga, ni es feminista. Y no lo es, porque no hay ni una reivindicación a favor de la mujer en su manifiesto.

No hace dos semanas desde que saltaba la noticia. En una localidad de la sierra de Cazorla (Jaén), cuatro niños de entre 12 y 14 años violaban –presuntamente- a otro menos de 9. Los hechos están siendo investigados por la Fiscalía de Menores, y los cuatro agresores han sido expulsados de su centro educativo como medida cautelar.

Si hubiese que titular la última semana informativa, quizás la rotularía como aquella del “descoque de la idiocia”, que por ser tal, siempre es osada y atrevida. Osada idiocia, además, que no entiende de edades, profesiones ni responsabilidades, porque es en sí misma universal y transfronteriza.

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) presentaban la pasada semana una campaña –que también hemos pagado los hombres- para combatir lo que consideran acoso sexual callejero.

Recién iniciaban los Reyes Magos su camino de vuelta a Oriente, cuando el Partido Popular fue a abrir el regalo que, en forma de encuesta, le habían dejado Sus Majestades en la sede de El Español, el periódico digital de Pedro J. Ramírez.

Las elecciones catalanas nos han desviado la atención de otras declaraciones de los políticos, como las de Albert Rivera. Sin ningún tipo de rubor ha clamado por un estado laico, con la patria como Dios, y sus símbolos como liturgia.

La politología contemporánea acuñó en los años sesenta, y de manos del jurista alemán Kirchheimer, el término catch-all o atrapatodo, para definir aquellas formaciones políticas que buscaban mayorías sociales lo suficientemente amplias.