Democracia

Democracia

La calidad democrática, la separación real de los poderes, el sistema electoral, la independencia de la Justicia, la financiación de los partidos políticos, el tamaño del Estado, la organización territorial de España, la actualización de los derechos fundamentales en la Constitución, la Monarquía, las grandes políticas como la lucha antiterrorista y la tutela de las víctimas, el papel de España y de la Comunidad Iberoamericana en el mundo,… Seguimos la actualidad política a través del debate sobre las instituciones democráticas, su futuro y su reforma.

Dos políticos y un profesor de filosofia almendrados a la izquierda apuntan hacia el rey desnudo: el ascenso de Bolsonaro es producto, en parte, de los desmanes del PT y sus electores no son facistas sino gente común que quiere un cambio.

Ser un maleducado y conseguir eco mediático por ello puede funcionar la primera vez. Pero cuando en todas sus apariciones suelta un exabrupto o un gesto extravagante, el personaje se ha comido a la persona y la cuenta atrás ha comenzado

Bolosonaro ha recabado el hastío de los brasileños a las formaciones tradicionales que, a izquierda y derecha, se han alternado en el poder en las últimas tres décadas y mantienen al país en una situación de pobreza, corrupción e ineficiencia rampantes.

Si fascista es algo que es el PP y Ciudadanos, achacarle el término a Vox suena blando y, como problema añadido, no hay ninguno más ofensivo en política. Están todos usados. ¿Nazi? Hecho. ¿Ultraderecha? Me abuuuuurro. ¿Extrema derecha? Igual.

‘To vox or not to vox’... mucho votante de derechas de toda la vida debe estar hecho un Hamlet, después del subidón de Vistalegre. La música le suena cien veces mejor que la del PP, pero teme que votar a los ‘abascalitas’ divida a la derecha y sirva para perpetuar al monstruo del Doctor ‘Sanchezstein’.

Es bueno que surja esta nueva opción para los votantes españoles. No estuve en Vistalegre, aunque me alegro de que tuviera tan buena acogida un partido que ha llegado con fuerza y valentía.

Usted mismo, por leer Actuall.com, debe asumir que es un facha. Si estuvo usted en Vistalegre hace unos días, es facha. Si decide visitar el Valle de los Caídos, aunque sea por mero interés turístico, es facha. Si va usted a misa o lleva a sus hijos a un colegio concertado, es facha.

Es triste ver cómo tantos católicos militantes dejan pasar la oportunidad de apoyar a un partido que, por primera vez desde la Transición, está dispuesto a plantear una verdadera alternativa ideológica a la izquierda en todos los terrenos.

Ante la avalancha de insultos hacia nuestra patria y ante el ferviente crecimiento del odio hacia los españoles, iniciativas como la de esta empresa hacen que nos sintamos una vez más, muy orgullosos de nuestro país.