Economía

Economía

La propiedad privada y la economía de mercado dan lugar a un orden social espontáneo que hace posible, como ningún otro, el bienestar del mayor número posible de seres humanos. Por el contrario, la intervención del Estado, la planificación centralizada de la economía, los impuestos injustos y la colectivización de los contratos producen pobreza para la inmensa mayoría y conducen inevitablemente al autoritarismo político a largo plazo. Cubrimos la regulación de las grandes instituciones económicas, como el mercado, el dinero y el crédito, o los impuestos. Nos apoyamos en la tradición liberal clásica y en el punto de vista de los mejores expertos de hoy para vigilar y mantener a raya la tentación siempre latente del Estado de confiscar cada vez más frutos del esfuerzo de la gente.

No hay firma de peso que no parezca aborrecer con todas sus fuerzas a la derecha, posicionándose en los extremos más progresistas de la guerra cultural. Y aquí viene lo extraño de las nuevas prédicas empresariales: ni siquiera pretenden caer bien a sus clientes.

No solo la época medieval fue un tiempo de importantes adelantos, sino que la base del progreso ulterior se asentó en esa despreciada Edad Media católica. La religión brindó a los europeos no solo un contrapoder frente a los gobernantes sino la continuación de una herencia clásica.

Si la Generalitat ve que cada vez que escupir al Estado a la cara tiene premio, no solo seguirá haciéndolo, sino que pronto pasará a las patadas en la espinilla. Todas las otras autonomías, que se quedan, además, con menos, asisten al espectáculo y toman nota.

Las diferencias en el expolio fiscal a los españoles pueden llegar a ser del 24 por ciento, lo cual deja mucho margen para la competencia entre distintas regiones. Scott Hodge, presidente de la Tax Foundation: “Las regiones con mejores sistemas fiscales son más competitivas".

El universalismo de “fronteras abiertas”, sostiene Dandrieu, “no es conforme al verdadero espíritu católico, ni a la naturaleza humana”, pues “las civilizaciones tienen un instinto legítimo de supervivencia”.

Dice el establishment que la bajada de impuestos que propone Vox es una solución simplona a un problema complejo. Eso mismo decían de Trump y gracias a su rebaja fiscal, EEUU roza el pleno empleo. Pero el establishment teme perder los privilegios.

Hay unos 22 millones de inmigrantes ilegales en los Estados Unidos, que van al país epítome del capitalismo porque saben que allí sí pueden ganarse la vida.

Lo malo no es sólo que nos quiten el dinero y encima presuman de Robin Hood, como hace Perdo Sánchez con el hipotecazo, sino que con ese dinero se dediquen a destruir la unidad de España o financiar conferencias de terroristas.

¿Y ahora qué? Los bancos consideran que el fallo daña la seguridad jurídica e interpretan que debe de aplicarse desde este jueves, sin que exista carácter retroactivo. En todo caso, apuntan a que sea Hacienda quien resuelva el entuerto.