Economía

Economía

La propiedad privada y la economía de mercado dan lugar a un orden social espontáneo que hace posible, como ningún otro, el bienestar del mayor número posible de seres humanos. Por el contrario, la intervención del Estado, la planificación centralizada de la economía, los impuestos injustos y la colectivización de los contratos producen pobreza para la inmensa mayoría y conducen inevitablemente al autoritarismo político a largo plazo. Cubrimos la regulación de las grandes instituciones económicas, como el mercado, el dinero y el crédito, o los impuestos. Nos apoyamos en la tradición liberal clásica y en el punto de vista de los mejores expertos de hoy para vigilar y mantener a raya la tentación siempre latente del Estado de confiscar cada vez más frutos del esfuerzo de la gente.

Cuando yo era un chaval, en las capitales de provincia como Burgos o Logroño había unos enormes carteles en forma de hucha panzuda que se iluminaban por la noche; y los más ingeniosos mostraban una moneda entrando por la ranura. Representaban las cajas de ahorros locales, algunas con nombres tan curiosos como la Caja de Pensiones o el Monte de Piedad.

A la hora de escribir esto, parece inevitable que se vaya a producir una huelga de estibadores en los puertos españoles. No voy a entrar en el particular, porque quiero hablarles de algo más general: el mecanismo que implacablemente se pone en marcha cuando ciertos grupos de trabajadores, los “privilegiados” anuncian conflictividad laboral.

Propongo que el Estado ponga casillas en el IRPF para que asignemos dinero a las asociaciones que a cada uno le interesen, incluso los masones, y así desaparezcan las subvenciones concedidas a dedo.

Los defensores de la moderna economía de mercado siempre han presumido de poderse desmarcar de tal esquema, y una de dos, o están equivocados o mienten. La doctrina liberal, la presunta sociedad abierta y el capitalismo han desembocado en otro fraude, uno más.

El turismo familiar sigue en auge. Es uno de los principales segmentos de mercado de la economía nacional y genera a España unos ingresos superiores a los 15.000 millones de euros. Por otro lado, el turismo del colectivo LGTBI aporta menos de la mitad que el tradicional.

El Foro Español de la Famlia considera que la solución es difícil y que no pueden alcanzarla solo los políticos y que hará falta "mucho dinero". La Fundacion Renacimiento Demográfico pide un "cambio cultural y de valores" así como potenciar la "estabilidad familiar".

Otra vez, nunca falla: los que atacan a la Iglesia son los mismos que atacan el ahorro y reescriben la historia, corrigen las fábulas, y socavan los derechos individuales.

Miton Friedman es sin duda uno de los defensores de la libertad económica más efectivos que ha habido desde la II Guerra Mundial, y no le pudo sacar a su alumno Sowell de su acendrado marxismo. Pero tres meses en la Administración sí le hicieron abandonarlo, y para siempre.

A pesar de sus 89 años, Juan Velarde, economista, presidente de la Real Academia de Ciencias y Morales Políticas y premio Príncipe de Asturias, conserva una cabeza excepcional.