Persecución

Persecución

El genocidio cristiano en Oriente Medio y África es una de las formas del horror, a menudo silenciado, en nuestro tiempo. La expansión del terrorismo islamista por Irak, Siria, Libia, Egipto, Túnez o Nigeria está provocando la muerte y el éxodo de decenas de miles de cristianos. La amenaza se extiende a otros países en Asia como Pakistán, Afganistán, China y algunas zonas de la India, donde ser cristiano es asumir un riesgo real de ser asesinado o de perderlo todo. Usamos las mejores fuentes sobre el terreno, en las zonas de mayor peligro, para contar lo que otros medios no están contando sobre la persecución de las comunidades cristianas en las zonas de guerra o de integrismo islamista.

El Sahel se convierte en escenario de una creciente actividad de grupos islamistas, con el doble de ataques y víctimas que en 2017. El grupo somalí Al Shabaab, vinculado a Al Qaeda y que también comete acciones en Kenia, ha sido un año más el más activo, con 1.515 ataques.

Huyó de Siria ante el terror del Estado Islámico y acabó instalándose en Irak acogiendo a 200 refugiados, que como él intentaban escapar de las garras del IS. El testimonio del padre Jens Petzold es sin duda uno de las más impactantes.

La joven cristiana pakistaní, Asia Mushtaq, de 30 años, ha sido “brutalmente atacada y violada por dos musulmanes, mientras su marido, Shakil Khan, se encontraba sirviendo en Peshawar (Pakistán) al Ejército de su país”. Asimismo, los informes recogen que la joven fue atada de pies y manos en la cama para poder ser violada.

Las cifras reveladas por el Anuario Estadístico de la Iglesia Católica (relativas al 2015) indican que 1.300 millones de personas en el mundo son católicas, lo que representa el 17,7% de la población mundial. 

Su nombre es Diana. Tiene 8 años y hace casi dos que tuvo que dejar su casa para huir del Estado Islámico. Ahora vive junto a 60 familias más en un refugio de Solimania en el Kurdistán iraquí. A diferencia de nosotros, que siempre volvemos a casa por Navidad, Diana no podrá volver para celebrar esta...

Durante décadas echaron porquería (y hasta una obra de teatro, El vicario) sobre el Papa Pacelli tildándolo de pro-nazi. Ahora el tinglado se les viene abajo al revelarse que el III Reich intentó secuestrar al pontífice.

El párroco de la catedral de Moscú, Yósif Zanevskiy huyó del comunismo para defender su fe. Su ordenación como sacerdote la marcó un sueño donde su fallecida hermana le dijo que primero tenía que casarse con una amiga y divorciarse para conseguir los papeles polacos.

Por motivos de seguridad, Actuall mantiene oculto el país elegido por la familia de Asia Bibi, donde hay una amplia comunidad de cristianos pakistaníes huidos del islamismo. En Pakistán queda el marido de Asia Bibi, que vive en relativa libertad en un lugar secreto a la espera de que le permitan salir.

El país asiático ocupa el quinto lugar entre los países donde existe una mayor persecución contra los cristianos y es el más brutal. Los cristianos representan el 2% de los 191 millones de la población de Pakistán.