Vida

Vida

El primer bien y el primer derecho de todos. El único derecho que no admite límites, porque limitarlo es suprimirlo. Seguimiento de los grandes debates bioéticos de nuestro tiempo: el aborto, la eutanasia, la maternidad subrogada, la selección de embriones, la clonación,... Las leyes del aborto y los valores que las inspiran. La industria abortista mundial y sus prácticas. El punto de vista de expertos, científicos, filósofos. La posición de los partidos y líderes políticos. La iniciativa de los movimientos sociales a favor de la protección de la vida humana.

El movimiento popular provida que ha posibilitado la victoria provida del 9 de agosto pasado en el Senado argentino se ha desbordado y se expande ahora por América Latina.

La vida ha ganado una pequeña escaramuza en la Guerra Mundial que libra contra el antinatalismo y esa nueva arma de destrucción masiva que es el aborto. En Argentina ya estaba despenalizado en tres supuestos, pero no era un derecho. Con la ley de plazos pretendían convertirlo en un derecho.

Los niños tenían 9, 11 y 17 años y padecían distrofia muscular, tumores cerebrales o fibrosis quística, siendo los dos primeros los más jóvenes en recibir eutanasia. Bélgica es el único país del mundo donde no hay una edad mínima para que alguien se someta a una eutanasia.

La causa provida mundial y en Argentina especialmente está de enhorabuena. Con inteligencia, estrategia, preparación y muchas ganas han sido capaces de demostrar que se obtienen buenos frutos y que defender las dos vidas es posible.

Debo confesarles que para mí la señora Montón, acérrima partidaria del aborto y de la educación afectivo-sexual (pagada con sus impuestos y los míos) irresponsable y sin compromiso alguno, no es una desconocida.

Si España hubiera sido Holanda, en temas de eutanasia, ya hace unos años quizás hubieran pensado que mi abuela tampoco era válida. Porque ella, después de muchas carcajadas y superación de problemas junto a mi abuelo (modelo de matrimonio), se quedó sin cabeza y sin movilidad.

A través de numerosas iniciativas, la plataforma internacional CitizenGO no ha cesado en su defensa de la madre y del hijo por nacer. Así este miércoles durante la votación en la Cámara Alta, estuvo presente a la espera de los resultados juntos con miles de asociaciones provida.

Por 38 votos frente a 31, la defensa de la vida ha ganado en la Cámara Alta de Argentina y ha bloqueado la ley del aborto que hubiera permitido esta práctica hasta la semana 14 de gestación.

Es imposible fingir que los defensores de la Cultura de la Vida, los partidarios de la familia natural y otros principios básicos que son los pilares de nuestra civilización, no llevamos ya muchas décadas librando una guerra defensiva.