Vida

Vida

El primer bien y el primer derecho de todos. El único derecho que no admite límites, porque limitarlo es suprimirlo. Seguimiento de los grandes debates bioéticos de nuestro tiempo: el aborto, la eutanasia, la maternidad subrogada, la selección de embriones, la clonación,... Las leyes del aborto y los valores que las inspiran. La industria abortista mundial y sus prácticas. El punto de vista de expertos, científicos, filósofos. La posición de los partidos y líderes políticos. La iniciativa de los movimientos sociales a favor de la protección de la vida humana.

El Fondo de Naciones Unidas para la Población estima que “faltan” 117 millones de mujeres debido a este fenómeno. China es el lugar del mundo en el que estas prácticas están más extendidas y el número de mujeres que son asesinadas antes de nacer o poco después de hacerlo es mayor.

El sistema de financiación de la International Planned Parenthood Federation durante décadas es descrito por Live Action como un "ciclo de financiación corrupta". A través de dos programas, la multinacional abortista busca asegurarse financiación pública y legislación laxa con el aborto.

Casado también ha dicho que la ley de 1985 contaba “con el acuerdo de los dos grandes partidos”. No es verdad. Alianza Popular (antecesora del PP) se opuso a esa ley, que fue aprobada en 1983 con la mayoría absoluta del PSOE.

El PP ha demostrado en infinidad de ocasiones que no sólo no tiene en exclusiva la defensa del derecho a la vida, sino que ésta, fuera del objetivo específico de atraer el voto de quienes defienden determinados valores, le importa entre poco y nada cuando alcanza el poder.

Jennifer Lahl, presidenta de la asociación internacional Stop Surrogacy Now, es una de las mayores expertas mundiales en gestación subrogada y denuncia los daños sociales, emocionales y de salud que causa la industria del vientre de alquiler.

La Federación de Médicos Suizos (FMH) ha rechazado las nuevas directrices para ampliar el suicidio asistido a casos en los que se demostrase simplemente "un sufrimiento intolerable" y que no fuera necesario por enfermedad terminal o mortal a corto plazo. La Academia Suiza de Ciencias Médicas (ASSM) ha sido la encargada de elaborar estos cambios.

Durante una entrevista, el presidente del PP defendió este domingo la derogación de la actual ley del aborto para recuperar la de 1985 porque cree que esta "ley reconoce el aborto como un derecho" y para él prima más "el derecho a la vida".

El proyecto de ley anularía la Ley de Aborto de 1967, que estableció un límite de 24 semanas en el procedimiento en Reino Unido y exige que las mujeres obtengan la aprobación de dos médicos.

Este infanticidio sería moral "en los casos en que nace con una discapacidad que no se conocía previamente o cuando una madre no está dispuesta a cuidar al bebé". Es lo que siempre se ha conocido como infanticidio, la "acción de dar muerte a un niño de corta edad".