Vida

Vida

El primer bien y el primer derecho de todos. El único derecho que no admite límites, porque limitarlo es suprimirlo. Seguimiento de los grandes debates bioéticos de nuestro tiempo: el aborto, la eutanasia, la maternidad subrogada, la selección de embriones, la clonación,... Las leyes del aborto y los valores que las inspiran. La industria abortista mundial y sus prácticas. El punto de vista de expertos, científicos, filósofos. La posición de los partidos y líderes políticos. La iniciativa de los movimientos sociales a favor de la protección de la vida humana.

El sacerdote y los voluntarios entraron de forma pacífica en un negocio abortista a entregar rosas rojas a las mujeres que esperaban a abortar. No es la primera vez que algunos de estos voluntarios dan con sus huesos en la cárcel por ofrecer ayuda a las mujeres en riesgo de aborto.

Leandro Rodríguez y Yamila Custillo tomaron la decisión médica de salvar la vida de una madre y su hijo al negarse a practicar un aborto. El caso ha tomado especial relevancia al producirse en paralelo a las discusiones legales para aprobar el aborto libre en Argentina, finalmente infructuosas.

La actriz Emma Watson presiona para que el aborto sea legal en Irlanda del Norte, después de que se abriera la posibilidad en Irlanda tras el referendum del 25 de mayo. Emma Watson se apoya con falsedad en un caso desgraciado de muerte que han relacionado con el aborto legal.

Las asociaciones médicas de Canadá y Holanda pretenden imponer la "neutralidad ética" sobre la eutanasia para expandir esta práctica. La Asociación Médica Mundial celebra a partir de este miércoles su asamblea anual, donde deberá tomar una postura al respecto.

El aborto es el sacramento mayor de la cultura de la muerte, la colina en la que están dispuestos a luchar hasta el fin sus adeptos. Si cae el aborto, muchas otras piezas del dominó progre pueden caer detrás. Y eso no lo van a consentir mientras puedan.

"Si los hombres también quedaran embarazados y, en consecuencia, experimentaran las limitaciones correspondientes, los defensores igualitaristas del aborto seguirían respaldando el 'derecho' al aborto".

El Gobierno de los EE. UU. "no estaba suficientemente seguro de que el contrato incluyera las protecciones apropiadas aplicables a la investigación con tejido fetal". Las quimeras humano-animales se vana convertir en uno de los debates ético-científicos más importantes este siglo.

El ministro de Interior del Reino Unido, Sajid Javid, ha desestimado la posibilidad de crear 'zonas de exclusión' a las puertas de los abortorios. Un juzgado de Londres estableció un perímetro alrededor de un negocio abortista que no podría ser traspasado por los voluntarios provida.

Parece ser que ninguno de los brillantes miembros de los Gobiernos de España, ni sus igual de brillantes asesores quieren ponerse manos a la obra para que el desastre demográfico en el que estamos inmersos sea revertido.